Tuesday, May 01, 2007

Carstens vs. Banxico

Apenas el Lunes por la mañana Agustin Carstens criticó a Banco de México por el aumento en las tasas de interés y, de inmediato, algunos analistas tomaron nota de lo poco común que representa que un Ministro de Finanzas critique la conducción monetaria del Banco Central. Por ejemplo, Felix Salmon, de Market Movers, señaló lo siguiente esa misma tarde:

"Carstens has come out and said that Banxico's rate hike last week was premature – something which might well be true, but which is hardly going to reassure foreign investors that Mexico's fiscal-policy authorities are working hand-in-glove with its monetary-policy authorities.

Carstens is a very good economist, and a very powerful man, but he ... might benefit from some (public relations) coaching. Bob Rubin never criticized Alan Greenspan, and Hank Paulson would never criticize Ben Bernanke – not in public. This is exactly the same."

En realidad, la crítica de Carstens es aun más sorprendente (además de errónea) considerando que el fue uno de los artífices de la independencia del Banco de México y que recientemente ha escrito un artículo sobre la importancia de la independencia de los bancos centrales.

16 comments:

Anthony said...

So? What does this mean?

Rubén Martínez Cárdenas said...

Fuera de la imagen negativa que puede generar que autoridades monetarias y fiscales estén en desacuerdo o critiquen mutuamente sus políticas ¿Existe algún beneficio en este tipo de declaraciones? Salomón menciona Bob Rubin y Alan Greenspan, y Hank Paulson y Ben Bernanke pero ese es el caso de EU, mucho de relaciones públicas ¿al servicio o a favor de qué o de quién? ¿De ellos mismos? En un post anterior lanzas la pregunta “¿cuándo dejarán de ser impunes los economistas, analistas y funcionarios públicos que tratan de engañar deliberadamente a la población?” Si el secretario de hacienda esta en desacuerdo con el gobernador del banco central ¿no debería saberlo la opinión pública? ¿O mejor nos ahorramos los chismes y peleas de lavadero de los servidores públicos? ¿Quién sabe realmente si las decisiones que se toman tanto en el banco central como en hacienda son decisiones buenas o malas? Una declaración así definitivamente esta fuera de contexto bajo un enfoque de relaciones públicas y también, quizá, si lo vemos como una mala señal lanzada al mercado, pero también es cierto que si la ciudadanía (o una parte de esta) recibe estas señales, aprende a interpretarlas y a reaccionar apropiadamente ¿no sería esto bueno para el país?

Gerardo Esquivel said...

RMC: En parte tienes razón. Es decir, yo también creo que si hay un desacuerdo de opiniones, en la mayoría de los casos es mejor plantearlo directamente. No se si fue la mejor manera de hacerlo, pero creo que está bien que se sepa que existe ese diferendo de opiniones.

Lo que yo trataba de señalar con el post es que también debe haber un mínimo de congruencia en nuestros funcionarios públicos: no se puede exigir la independencia del Banco Central cuando estás ahi, y luego salir a criticarlos y tratar de influir en sus decisiones cuando ya estás del otro lado.

Tampoco creo que se valga que defiendan a capa y espada la independencia del Banco Central cuando alguien más los critica y, a las primeras de cambio, criticarlos cuando hacen algo que a uno no le parece. Creo que se aplican dos raseros diferentes en estos casos.

C. said...

Yo, más bien, creo que la cosa es política. Desafortunadamente, la prensa en México es bastante malita, y en lugar de reportar cosas que realmente sean noticia, se dedican a reproducir las declaraciones de los funcionarios (sean o no relevantes). Los funcionarios, a sabiendas de eso, se dedican a hacer política con los medios. Y los medios les siguen todo el juego. Por ejemplo, en lugar de estar discutiendo las razones por las cuales se están haciendo esos ajustes a la baja, las razones por las que se mal estimaron las proyecciones en principio (eso es lo verdaderamente importante), estamos discutiendo que si el gordito y la perica se caen mal...
Saludos,
C.

Gerardo Esquivel said...

Mi estimado C:

Creo que estas errando la crìtica. No fue la prensa mexicana la que retomó esas declaraciones: en todo caso, fue la prensa norteamericana (Bloomberg, específicamente, como se puede ver en el link del blog de Market Movers) y, por otro lado, no tiene nada que ver con si se caen mal el Secretario de Hacienda y el Gobernador del Banco de Mèxico (creo que, en ese sentido, ejem, estás trivializando la discusión).

Para aclarar un poco la relevancia de este asunto voy a hablar brevemente de los que, a mi juicio, son los tres temas relevantes en esta discusión:

1) La diferencia de opinión sobre la conducción de la política monetaria en Mèxico. Es decir, ¿debía o no haber aumentado la tasa de interés el Banco de México el pasado viernes? El Banco cree que era lo correcto para poder cumplir con su meta de inflación y asi lo hizo. Agustín cree que es un mal momento para hacerlo porque las cifras de crecimiento no son buenas y el sabe que el aumento en las tasas de interès va a reforzar las tendencias negativas en la producciòn y el empleo. Ahi hay lugar para un discusiòn interesante y espero retomar este tema muy pronto, aunque de alguna manera ya he anticipado que no estoy de acuerdo con la critica de AC.

2) Un segundo tema es el siguiente: ¿Es realmente independiente el Banco Central? Si es así, ¿debe el Secretario de Hacienda emitir su opinión cuando no estè de acuerdo con Banxico o eso serà interpretado como una intervención del Gobierno Federal en la conducción de la política monetaria? Yo creo que la idea fomentada por Carstens y compañìa siempre fue la de dejar en absoluta libertad al Banco de Mëxico para que cumpliera su función objetivo más importante: el control de la inflación. Lo interesante de este punto es que, ahora, Agustín Carstens cree que al tomar el Banco de Mexico una medida que los puede ayudar a cumplir con su objetivo, va a afectar las metas de crecimiento (cuando siempre han dicho que la mejor forma de influir positivamente en el crecimiento es manteniendo la estabilidad de precios). A eso me refiero cuando dije que AC esta actuando con un doble rasero para con el Banco de Mexico: lo veìa de una forma mientras estaba ahi y lo ve de otra forma ahora que está del otro lado de la mesa.

3) ¿Por qué se estàn haciendo estos ajustes a la baja en las expectativas de crecimiento? Por una simple y sencilla razón: por que la gente de Hacienda y del Banco de México tiene la tendencia y los incentivos para ver siempre el lado amable de las cosas, a pensar que los choques negativos son transitorios y que los choques positivos son permanentes, a negarse a analizar la informaciòn objetivamente y con calidad y claridad técnica y, finalmente, porque es en su interès pensar y tratar de convencer a los demàs que las cosas van bien. Finalmente, las expctativas económicas son muy importantes y la gente toma decisiones con base en ellas. Hay inversionistas y analistas, pero sobre todo gente que no tiene la formación técnica apropiada, que puede creer en los escenarios optimistas que reportan las autoridades gubernamentales y tomar decisiones en consecuencia. Tambièn por eso los funcionarios pùblicos se esperan hasta el último momento, hasta que toda la información está contundentemente en su contra, para corregir sus expectativas (y aun eso lo hacen en forma moderada y es por eso que las volveràn a a ajustar en un par de meses). Todo eso, sin embargo, no me sorprende. Esos son sus incentivos y a ellos reaccionan. Ademàs, nadie en Mèxico va a pedir nunca sus cabezas o que renuncien por un error de cálculo (en última instancia no es problema de ellos, sino de la economía norteamericana que no reacciona). No serían los primeros técnicos en equivocarse y no van a ser los último (de hecho son los mismos, los que siempre se equivocan). Por eso lo pueden hacer sin ningún problema. Lo que es verdaderamente sorprendente no es eso, sino que los analistas del sector privado actuèn en coincidencia con ellos, que les sigan el juego, que no hagan un anàlisis tècnico y objetivo de las circunstancias. Eso es lo verdaderamente sorprendente. Por que lo hacen? Pues porque en Mèxico el economista de un gran banco puede anunciar un dìa un aumento en sus expectativas de crecimiento y dos meses despuès reducir su pronóstico en más de medio punto porcentual y nadie se sorprende. En casi cualquier otra parte del mundo ya lo hubieran corrido o al menos su reputación y calidad técnica hubieran quedado en entredicho. Por que no es así en México? No lo sé y no tengo una respuesta convincente que ofrecer. Tengo hipótesis, sin embargo, pero creo que mientras no haya alguna evidencia al respecto, es mejor dejarlo ahi.

Eugenio said...

Hola Gerardo.

Creo que el hecho de que Carstens critique una decisión de Banxico no afecta su autonomía ni implica que el secretario crea que el banco central ya no deba ser autónomo. No es lo mismo que crea que hubo una mala decisión a que considere que la decisión la debió de haber tomado él.

Me parece que la decisión de Banco de México fue tomada a destiempo. A juzgar por su comunicado se decidió con base en información que ya se conocía desde el año pasado. Considerando los rezagos en la política monetaria se debió cambiar la postura del banco central hace varios meses y no en un momento en el que se sorprende a los mercados imponiendo costos innecesarios.

También creo que deberías dar un pronóstico puntual de crecimiento para 2007.

Saludos,

Eugenio.

C. said...

Gracias por la corrección del gazapo (ni hablar, esta vez derrape gacho) y por la explicación tan puntual. Me quedo con las ganas de saber más sobre tus hipótesis...
Saludos,
C.

Anonymous said...

¿Demasiado optimismo?

Gerardo,

Que opinión te merece la declaración del titular de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública que acaba de publicar El Universal en su página electrónica.

¿Es creíble su pronostico?

Me parece que les falta revisar sus escenarios. En particular por que se espera que Bernanke ajuste las tasa de interés debido, en parte, a los problemas inflacionarios por los que esta pasando Mervyn King, gobernador del Banco Central de Inglaterra.

Saludos,
PJ

Anonymous said...

Aqui va el link en El Universal
http://www.eluniversal.com.mx/notas/422514.html

PJ

Gerardo Esquivel said...

PJ:

Pues creo que mi muy querido amigo MM está pecando de optimista, sobre todo en lo que se refiere a la posibilidad de que la economía se recuperará en la segunda mitad del año. Yo más bien creo que ocurrirá todo lo contrario. A pesar de ello, sin embargo, es cierto que habrà un aumento en el número de empleos formales en el presente año. aunque las cifras estarán muy lejos de las que ha anunciado la SHCP.

Eugenio:

Creo que si yo opino acerca de lo que hace o deja de hacer el Banco de Mexico, no estoy influyendo para nada en su independencia. Otra cosa muy diferente es si el que hace la crítica es el Secretario de Hacienda. Ceo que con eso demuestra, primero, poca comprensión respecto al objetivo del Banco Central (¿por qué debería tomar decisiones el Banco Central tomando en consideración los objetivos del resto del gobierno? ¿No se ha dicho hasta la saciedad que el crecimiento y el empleo no deben ser una prioridad o un objetivo de Banxico? De hecho, a los que se han atrevido a insinuar esto aunque sea de una manera muy sutil, se les sataniza como emisarios del pasado, populistas, demagogos, etc).

Por otro lado, creo que la impresión que deja AC es la de un intento de influir de alguna manera en la conducciòn de la política monetaria. Creo que eso vulnera no sólo la independencia del Banco Central, sino que se le terminará revirtiendo en la disputa que hay por el nombramiento del nuevo miembro de la Junta de Gobierno de Banxico.

Con respecto a mi pronóstico de crecimiento para el 2007 lo publicaré en estos días. Por lo pronto, voy a consultar la bola de cristal, al oráculo, la ouija y hasta a mi almohada, para obtener un consensus forecast.

Eugenio said...

Jajaja, el consenso de la bola de cristal, la ouija y la almohada.

Me parece un poco extraña tu posición con respecto al banco central, ¿de verdad crees que deba olvidarse por completo del crecimiento? Me parece una actitud demasiado de "halcón" para un economista de izquierda.

C. said...

Mi estimado Gerardo:

Entiendo tu argumento sobre lo poco afortunado de las declaraciones de AC y el doble estándar de su posición con respecto a la autonomía del BM. Sin embargo, me da la impresión de estás exagerando: no fue más que una declaración. Si tuvieramos información de que AC trato de intervenir o influir directamente en la toma de decisiones del BM, pues ahí sí la cosa sería mucho más grave. Pero esto no pasa de ser una declaración, quizás al calor de una molestia o un desacuerdo o una falta de cortesía de Ortiz de no llamarle a Carstens para que lo supiera directamente de él y no por los medios. No sé, pero decir que se trata de un "intento de influir de alguna manera en la conducciòn de la política monetaria" me parece un poco excesivo. AC no es ningún pendejo en política: si quisiera influir en serio, lo haría desde las sombras, no a plena vista en los medios, ¿no crees?

Saludos,

C.

Anonymous said...

Por temas que has tratado con anterioridad, valdría la pena que hicieras un link al siguiente artículo:
http://www.jornada.unam.mx/2007/05/03/index.php?section=opinion&article=020a1pol

Anonymous said...

C.

Partiendo del punto que mencionas "AC no es ningún pendejo en política".

No te parece raro que inmediatamente despúes del ajuste del viernes pasado en la TRM por parte de BANXICO, AC no perdió la oportunidad para críticar esta política. Por que anunciar una desaceleración económica justamente despúes de este cambio?

Basándome en que AC es un viejo lobo de mar en cuestiones políticas, te cambio el argumento. No estará AC curandose en salud, y aprovechando el momento del ajuste para despúes justificarse en la opinión pública por la falla de los pronósticos (deliberada o no) de su equipo. Piensalo, no parece tan descabellado y esto no tiene nada que ver con que se entrometa o no en las decisiones de política monetaria. Es más creo que aprovechó la coyuntura de este cambio y la independencia de la institución para justificar sus fallas.

Al final de cuentas, él podría justificar a fines de año que dada la independencia de BANXICO y lo inesperado del cambio en la política, sus estimaciones se tuvieron que ajustar a la baja. Sacrificar a Guillermo Ortiz y echarle la culpa a una institucion tan "pura" e "idenpendiente" no tiene chiste, es más creo que estuvieron totalmente coordinados. Al final de cuentas, Ortiz tiene más candados para ser criticado que AC, o no?

Aunque no dudo del efecto negativo del aumento en la TRM sobre el crecimiento económico, no creo posible que un aumento de 25 puntos base pueda disminuir tanto un pronóstico de crecimiento. Más bien creo que aunado a este efecto adverso existen algunas otras cifras alegres en los fundamentales que se han venido cayendo con el paso del tiempo.

En este contexto, creo que la lectura de las declaraciones de AC tienen una importancia fundamental, y en cierta manera nos pueden indicar el grado de seriedad y oportunismo que existe en algunas áreas de la administración pública de nuestro país.

A pesar de utilizar una frase tan trillada, creo que la forma es fondo, y el que es más vivo aprovecha mejor las pocas oportunidades que se le puedan presentar.

Saludos!
EM

C. said...

EM,

Me parece muy plausible tu interpretación. Es más: es, por mucho, la más sensata que he escuchado. Abonas a mi crítica de la lectura de Gerardo: "esto no tiene nada que ver con que se entrometa o no en las decisiones de política monetaria. Es más creo que aprovechó la coyuntura de este cambio y la independencia de la institución para justificar sus fallas". Efectivamente, yo también creo que las declaraciones responden a otra lógica (la que tú señalas de "querer curarse en salud", por ejemplo) que la de poner en entredicho la autonomía de Banxico. A ver que tiene que decir el Profesor Esquivel al respecto...

Saludos,

C.

Gerardo Esquivel said...

Eugenio,

No, yo no creo que el Banco de M�xico no deba preocuparse por el crecimiento. De hecho, yo soy de los que he sido satanizado por simplemente sugerir un "flexible inflation targeting regime" que siga una especie de Regla de Taylor. Eso implicar�a reconocer que el Banco de M�xico tambi�n deber�a preocuparse por los efectos de la pol�tica monetaria en el empleo y el producto y, por lo tanto, deber�an modificarse sus objetivos as� sea ligeramente y en forma supeditada a su objetivo principal que ser�a el de mantener la estabilidad de precios. Sin embargo, los fundamentalistas de la lucha antiinflacionaria siempre salen con la cantaleta de que es muy peligroso, que el Banxico aun no establece una suficiente credibilidad, que eso ya lo vivimos Echeverr�a y L�pez Portillo, etc. etc.

C y EM: No creo que sean incompatibles ambas hip�tesis. Sin embargo, no hay que perder de vista que lo que ya est� en disputa es la sucesi�n en el Banco de M�xico para 2009 y es por eso que no veo con muy buenos ojos la intervenci�n del Secretario de Hacienda en la conducci�n de la pol�tica monetaria.