Sunday, August 17, 2014

Sobre los salarios mínimos en México

Mi artículo de esta semana en El Universal: "Salarios mínimos: debate mezquino".

Muchos de los argumentos de mi artículo anticiparon elementos planteados este domingo por Luis Rubio en su columna del diario Reforma: "El salario de Ambrosio".

Wednesday, August 06, 2014

Sobre la Reforma Energética

Mi entrevista de hoy con Carmen Aristegui sobre la Reforma Energética:

Friday, August 01, 2014

Pemex, la renta y el funeral

Mi columna de esta semana es sobre los pasivos laborales de Pemex y la renta petrolera: "Pemex, la renta y el funeral". 

Como lo digo en el artículo, esta discusión ha estado impregnada de mucho ruido, de muchos prejuicios contra los trabajadores y de mucho uso político de ambos lados. Por lo general, el nivel de la discusión ha sido lamentable.


Saturday, July 26, 2014

Sobre la jornada laboral de Slim

Mi comentario en CNN-Dinero sobre la propuesta-ocurrencia de Carlos Slim de reducir la jornada laboral a 3 días de 11 horas y de alargar el tiempo de jubilación más allá de los 70 años.

Saturday, July 19, 2014

Sobre el caso de Mamá Rosa y el Bienestar Infantil

Mi artículo de esta semana en El Universal: "Bienestar infantil: ¿y el Estado?" sobre el tema de Mamá Rosa y la (ir)responsabilidad del Estado.

Sunday, July 06, 2014

La obra de Piketty en español




A fin de este año aparecerá la versión en español de la ya famosa obra de Thomas Piketty: "El capital en el siglo XXI", la cual será publicada por el Fondo de Cultura Económica (FCE). Como adelanto de este acontecimiento, hoy se publicó la Gaceta del Fondo de Cultura Económica correspondiente al mes de julio, en la cual se incluye un anticipo de la introducción a la obra, las reseñas de Krugman, Solow y Rodrik, así como un artículo de este su bloguero servidor sobre el posible impacto del libro en el debate público en México. 





Sunday, June 22, 2014

Reformas: Por eso no funcionan

 Mi artículo de esta semana en El Universal: "Reformas: por eso no funcionan" sobre el desaseado proceso legislativo para aprobar las leyes secundarias de la reforma energética y de sus posibles implicaciones en la efectividad de la reforma.

Friday, June 06, 2014

El mito del Fondo Petrolero

Mi artículo de esta semana en El Universal:

 

El mito del Fondo Petrolero

Como parte de las leyes secundarias de la Reforma Energética se discutirá el llamado Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo. Este Fondo es un fideicomiso cuyo fin es recibir los recursos y pagar las obligaciones que se generen como resultado de las asignaciones y contratos de explotación de petróleo y gas que se celebren entre el Estado y las empresas participantes (incluyendo a Pemex). El Fondo también se encargará de administrar los recursos excedentes a través de una Reserva especial. Los recursos acumulados podrán utilizarse según ciertos criterios cuando excedan del 3% y del 10% del PIB.

De acuerdo a la iniciativa, este Fondo se inspira en experiencias internacionales exitosas por lo que, “siguiendo el ejemplo de dichos países”, el Fondo “privilegiará el ahorro”. En la iniciativa el Fondo se plantea como medio para alcanzar una serie de objetivos grandilocuentes. Por ejemplo, de acuerdo a ésta el Fondo es “una poderosa herramienta (…) con la que se podrá tener un manejo más transparente, responsable y objetivo de los ingresos petroleros que recibe el Estado, con una visión de largo plazo”, también se dice que coadyuvará a “la maximización del valor económico de los hidrocarburos en beneficio de las generaciones presentes y futuras de mexicanos” o que su visión convertirá a los ingresos petroleros en “una palanca fundamental para el desarrollo de los mexicanos de hoy y, también para los mexicanos de las generaciones futuras.” Se trata, al menos en teoría, de una propuesta visionaria, pensada para el largo plazo, para beneficio no sólo de esta generación sino de las venideras. ¿Es eso cierto? Lamentablemente, no. Es un engaño disfrazado de buenas intenciones. 

La razón por la que no se cumplirá con esas expectativas es porque en el diseño mismo del Fondo lo que se privilegia es que los derechos petroleros sigan siendo una de las principales fuentes de financiamiento del presupuesto público (para ser precisos, la segunda, por debajo del ISR, pero por encima del IVA). En efecto, el Art. 16-II-g de la iniciativa establece que el Fondo deberá transferir “los recursos necesarios para que los ingresos petroleros del Gobierno Federal que se destinan a cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación se mantengan en el 4.7% del PIB.” Este piso de financiamiento se determinó a partir de los ingresos recibidos en 2013, aunque también es el promedio de los últimos 7 años.

¿Por qué es relevante este dato? Porque la única forma de que haya excedentes para acumular en la reserva es que se generen recursos por encima de este piso. Considerando que la producción no va a aumentar de manera significativa en el corto plazo (de hecho, lo más probable es que disminuya, como ya ocurre en 2014); y que los precios de la mezcla mexicana en años recientes fueron excepcionalmente buenos, pero que su expectativa no es tan favorable por la caída en la demanda norteamericana, lo que obligará a buscar nuevos, lejanos y más competitivos mercados (en Asia, probablemente), y que podría traducirse en menores precios; entonces las posibilidades de que en el corto, o incluso en el mediano plazo, haya recursos excedentes es muy pequeña. La única posibilidad real es que la nueva producción aumente de manera significativa y que compense la caída de los otros campos y un eventual ajuste en los precios. Esto, sin embargo, podría tardar no menos de diez años en materializarse e inclusive podría no ocurrir. Más aún, en la iniciativa también se plantea la posibilidad de que ante circunstancias extraordinarias se pueda disponer de los recursos del fondo, por lo que la probabilidad de acumular recursos significativos es prácticamente nula. Por ello, la idea de que el Fondo Petrolero es un instrumento que “privilegiará el ahorro” es no sólo un mito sino que podría terminar siendo también un timo.

Wednesday, June 04, 2014

Friday, May 09, 2014

Recesión, Salario Mínimo y Rosario Robles

Mis opiniones sobre estos tres temas en diversos medios:

1) Sobre la recesión: en CNN-Expansión y El País.

2) Sobre los salarios mínimos en Excelsior

3) Sobre Rosario Robles y la política social en mi artículo quincenal de El Universal: "¿Quién conduce la política social?"

Friday, April 25, 2014

No hay dos Méxicos


Mi artículo de esta semana en El Universal sobre el trabajo (y las opiniones que ha generado) del McKinsey Global Institute "A tale of two Mexicos: Growth and prosperity in a two-speed economy"

Fe de erratas: en el artículo hablo del comportamiento de la productividad a partir de 1994, aunque en realidad el estudio únicamente documenta el comportamiento de la misma para el periodo que va de 1999 a 2009.

Friday, April 11, 2014

Censo Educativo: entre el caos y el abandono

Mi artículo de hoy en El Universal:



Hace unos días se dieron a conocer los resultados del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial que la SEP le encargó al Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Las cifras del censo revelan dos resultados básicos: primero, el tremendo caos administrativo que impera en todo el sistema de educación pública y que permite que casi 300 mil personas no estén en el centro educativo en el que supuestamente laboran (de éstas, 113 mil trabajan en un centro distinto al que están asignados, 30 mil gozan de una licencia o comisión sindical, 115 mil ya renunciaron, fallecieron o se jubilaron y 39 mil más cuyo paradero es desconocido); segundo, el vergonzoso y lamentable estado físico y material de las escuelas públicas, en el que el 48% de ellas carecen de acceso a drenaje, 31% carecen de acceso a agua potable, 12.8% no cuenta con baños o sanitarios, 11.2% carecen de acceso a energía eléctrica, en 61.2% los alumnos no cuentan con acceso a un equipo de cómputo que sirva y en 80% los estudiantes no cuentan con acceso a internet. 

Sobre estos resultados cabe hacer algunas consideraciones: 

a) El caos administrativo es responsabilidad fundamentalmente de autoridades estatales y federales que son, en principio, las encargadas de mantener el orden y el registro de altas, bajas, asignaciones, licencias, comisiones, pago de nómina, etc. Por supuesto, la gran cantidad de comisionados sindicales así como la gran cantidad de personal cuyo paradero es desconocido no podrían explicarse sin el contubernio o complicidad entre autoridades y liderazgos sindicales.

b) En el caso de las licencias y comisiones sindicales los estados que son claramente atípicos son los de Yucatán y Campeche, donde el 5.3% y el 4.6% de todo el personal, respectivamente, goza de una prebenda de este tipo. Este resultado contrasta notablemente con el promedio nacional (1.4%) y con lo observado en estados con fuerte presencia de la oposición sindical como Oaxaca (0.7%), Michoacán (0.8%), Guerrero (1%) y Chiapas (1.5%).

c) El lamentable estado físico y material de las escuelas públicas refleja el abandono por parte del Estado de una de sus obligaciones más elementales consagradas en el artículo 3º de la Constitución: la de proveer y garantizar las condiciones materiales mínimas para que los niños mexicanos puedan maximizar su logro de aprendizaje. De hecho, los resultados habrían sido peores de no ser porque el censo no pudo ser levantado (debido a la negativa de maestros y autoridades) en 41% de los centros de trabajo de Chiapas y en 27% de los de Oaxaca y Michoacán, tres entidades con rezagos materiales superiores a la media nacional.

En resumen, los resultados del censo educativo revelan un panorama bastante desolador del sistema de educación pública del país. Entre el caos administrativo y el vergonzoso estado de la infraestructura educativa es evidente que muy poco se puede esperar de este sistema. El hecho de que la gran mayoría de los estudiantes de las escuelas públicas no cuenten con acceso a internet o a computadoras los pone, de entrada, en situación de desventaja frente a la mayoría de los estudiantes de escuelas privadas. Si a eso le agregamos que en algunas zonas del país las escuelas públicas ni  siquiera cuentan con acceso a servicios básicos como electricidad, agua potable, baños o drenaje, o a infraestructura tan elemental como sillas, escritorios o pizarrones, es evidente que los estudiantes de estas escuelas están partiendo de una situación claramente desventajosa. En esos estados y regiones la infraestructura educativa pública no parece estar contribuyendo a reducir las disparidades iniciales sino que, por el contrario, parece contribuir a ampliarlas o perpetuarlas.
Esta situación nos revela también, finalmente, cuán fuera de foco está una reforma educativa que se concentra en los aspectos laborales sin considerar, ya no digamos atender, las pésimas condiciones físicas y materiales en las que un número muy significativo de maestros y educandos mexicanos realizan sus actividades cotidianas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Monday, April 07, 2014

Growth, the Rich, and the really Rich


Un reportaje (en inglés) de Jobs Knowledge Platform sobre un trabajo que escribí junto con Raymundo Campos y Emmanuel Chávez titulado "Growth is (really) good for the (really) rich".

El reportaje está dividido en 2 partes y cada parte tiene 3 videos muy cortos:

La primera parte está aquí.

La segunda parte la pueden ver por acá.

Wednesday, March 19, 2014

Sobre Pension Universal y Seguro de Desempleo

Una entrevista que tuve hoy con Javier Solórzano en Canal 11 sobre las reformas a la Pensión Universal y el Seguro de Desempleo:



Saturday, March 15, 2014

¿Cómo va la economía mexicana?

En los siguientes enlaces se pueden ver los 3 segmentos de un programa especial de "Es la Hora de Opinar", en la que participé junto con los economistas Andrés Antonius y Raúl Feliz

1er. segmento

2o. segmento

3er. segmento

Friday, March 14, 2014

La simulación del seguro de desempleo

Este es mi artículo publicado el viernes 14 de marzo en el periódico El Universal:

Ayer se publicó en la Gaceta Parlamentaria el dictamen de las Comisiones Unidas de Seguridad Social y de Hacienda y Crédito Público en el cual se aprueba un proyecto de decreto que incluye, entre otras cosas, los mecanismos de funcionamiento del llamado Seguro de Desempleo. En el mencionado dictamen se concluye que, a diferencia de lo que se había planteado en la iniciativa originalmente presentada, “no es dable la creación de una Ley de Seguro de Desempleo” sino que todas las disposiciones correspondientes pueden ser “incluidas en las reformas propuestas a la Ley del Seguro Social.”

Esta primera decisión de las Comisiones Unidas es muy reveladora del carácter que tiene el llamado Seguro de Desempleo que se está proponiendo: no es algo que amerite una ley en sí mismo, en parte porque no es en realidad un auténtico seguro de desempleo. Lo que en realidad aprobaron las Comisiones, y que en cualquier momento podría aprobar el pleno de la Cámara de Diputados, está muy lejos de ser un auténtico mecanismo de seguridad social que garantice un decoroso flujo de ingresos a los trabajadores en el caso de que estos llegaran a perder su empleo por razones ajenas a su voluntad.

Así, en lugar de constituir un auténtico fondo solidario con impuestos generales o una nueva subcuenta individual con aportaciones adicionales (ya sea del empleador, de los trabajadores o del gobierno) que permitieran proteger a los trabajadores frente a una eventual pérdida de su trabajo, lo que se aprobó es fundamentalmente un mecanismo que le permite a un trabajador acceder (con una serie de restricciones) a sus propios recursos que, en principio, deberían estar destinados a la eventual adquisición de una vivienda propia. Esto es así porque lo que se aprobó fue financiar al llamado seguro de desempleo mediante una parte de los recursos que hasta ahora aportan los patrones a la subcuenta de vivienda de los trabajadores. Estas aportaciones patronales, que hasta hoy son del 5% del salario y que una vez realizadas pasan a formar parte del patrimonio de los trabajadores, se propone que sean divididas de tal manera que 2% del salario siga fluyendo a la subcuenta de vivienda mientras que el restante 3% iría a una subcuenta mixta destinada a financiar el seguro de desempleo. Así, en los hechos lo que se estaría aprobando es un mecanismo que, aunque aparentemente otorga un nuevo derecho a los trabajadores, en realidad lo hace a costa de reducir la capacidad de ejercer otro: el de tener derecho a una vivienda digna. Es decir, se trata de un seguro de desempleo financiado fundamentalmente con los recursos de los propios trabajadores. Es, por lo tanto, una verdadera simulación.

Más allá de simular otorgarle a los trabajadores un nuevo derecho (algo que quizá ni siquiera les importe a los legisladores), también debe considerarse que una decisión de esta naturaleza puede tener otro tipo de implicaciones económicas para el país. Por ejemplo, es evidente que la disminución en los recursos destinados a la subcuenta de vivienda tendrá eventualmente un impacto negativo en la demanda de vivienda de los trabajadores y, por lo tanto, en el desarrollo y recuperación de este sector.

Finalmente, cabe cuestionar el destino de los recursos adicionales que obtuvo el gobierno federal como resultado de la Reforma Hacendaria. Según esto, dicha reforma tenía un carácter social precisamente porque permitiría financiar proyectos como el seguro de desempleo. Ahora sabemos que esto no es así, ya que la contribución del gobierno a este programa será mínima (0.5% de los salarios de los trabajadores para un fondo solidario). Considerando que el presupuesto del gobierno para 2014 aumentó en más de 9% en términos reales, cabe preguntarse lo siguiente: si estos recursos adicionales no serán utilizados para financiar este tipo de programas, ¿cuál fue el verdadero objetivo de la Reforma Hacendaria?

Wednesday, March 05, 2014

Sobre el Acuerdo de Certidumbre Tributaria

Escribí un post en mi blog El Vaso Medio Vacío de AnimalPolítico.com sobre el llamado "Acuerdo de Certidumbre Tributaria".

"Comprometerse a que no haya más modificaciones al marco tributario de aquí al 2018 es un error porque equivale a un intento de invasión de funciones de parte del Poder Ejecutivo que le corresponden al Congreso, conduce a congelar un statu quo que sabemos que está mal y renuncia a la creación del prometido sistema de seguridad social universal."

Para leer el post completo haga clic aquí.