Thursday, February 07, 2008

Fondo Nacional de Infraestructura


El día de ayer, con un fondo de road movie chafa, el Presidente Felipe Calderón y el Secretario de Hacienda Agustín Carstens anunciaron la creación de un Fondo Nacional de Infraestructura que, según la información proporcionada, iniciará operaciones este año con recursos por más de 40 mil millones de pesos. Según el Secretario Carstens estos recursos permitirán enfrentar de mejor manera la recesión norteamericana (pero, ¿porqué hay qué preocuparnos por ella? ¿qué acaso no nos habíamos desligado ya de la economía norteamericana? mmmjmm...).

Al respecto, mi comentario se puede sintetizar de la siguiente manera (siguiendo el ya clásico formato de las 4 palabras popularizado hace años por Don Fernando Marcos): Too little, Too late.

Es too late porque como ya lo mencioné en un post anterior, la recesión ya nos ha empezado a pegar en México.

Es too little porque aun cuando 40 mil millones de pesos parece ser mucho dinero, esto es apenas 1.6% de todo el gasto del gobierno y es alrededor de 0.3% del PIB. Más aún, ni siquiera se trata de recursos nuevos o adicionales. Como bien lo explicó el propio Secretario de Hacienda:
"Los recursos del Fondo provendrán de las disponibilidades actuales de FARAC y FINFRA, del re-concesionamiento de algunas carreteras del FARAC y de la bursatilización de las cuotas de otras carreteras."
Es decir, se trata de recursos que parcialmente ya estaban en algunos otros fondos o que provendrán de otorgar algunas concesiones adicionales (esperemos que esta vez no fracasen, recuérdese que el FARAC son las iniciales del Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas). En ese sentido, sólo será una sustitución de un gasto por otro y no habrá necesariamente ningún impulso adicional a la demanda agregada. Si puede ser, sin embargo, la sustitución de un gasto por otro de mayor impacto productivo y multiplicador. En fin, en cualquier caso es preferible saber que alguien en el gobierno federal está preocupado por estos temas y que, aunque tarde, alguien empiece a preocuparse por las perspectivas económicas de corto y, sobre todo, de mediano y largo plazo.

2 comments:

Erick said...

Excelente comentario Gerardo. Que importancia tiene la acertada y oportuna asesoría económica para un gobernante...Indudablemente venías anticipando con datos duros, de percepción y análisis acerca de la recesión en Estados Unidos y que inevitablemente pegaría a México. Ya has mostrado en posts recientes que sectores se están contrayendo al momento (como la manufactura).

Por lo que respecta a la reasignación de recursos públicos provenientes de fondos especiales, sabemos que el gasto público tiene que ser "deficitario" para realmente incidir positivamente en la demanda agregada. ¡Que lástima que no sea así!

Y me uno a tu apreciación ambigua de que el cambio en el destino del gasto pueda tener un mayor efecto positivo y multiplicador. Creo que todos quisiéramos que "así sea".AMEN


Saludos


Erick RS

Cristhian said...

Lo salvo el fin de su comentario, por que aunque se que los economístas son pesimístas por naturaleza no se puede negar que pues algo, es algo...

Saludos ;)