Thursday, February 14, 2008

Respuestas a la Adivinanza

Hace varios días les planteé una adivinanza que, como bien dijo alguien, llevaba jiribilla.

La respuesta correcta no es ni Calderón, ni Carstens, ni Ebrard, ni Roosevelt, ni Salinas ni Fox. Tampoco creo que lo hubiera dicho cualquier político en campaña o que sea pura demagogia, como algunos sugirieron. Creo que representa una posición muy particular que no cualquier político estaría dispuesto a avalar, sobre todo por una razón: la frase no sólo dice que hay que invertir más en infraestructura y/o vivienda (lo cual si puede ser un lugar común entre los políticos), sino que la frase citada resalta el papel especial de la intervención del Estado y se refiere en particular a la búsqueda de la coparticipación de los sectores público, privado y social en los ámbitos mencionados.

Las frases citadas, como bien lo señalaron algunos, son de AMLO y fueron publicadas en el libro "Un Proyecto Alternativo de Nación". Los párrafos citados provienen de las páginas 47 y 51 del mismo. De las 4 personas que respondieron acertadamente los únicos que se "identificaron" fueron JC y El Nahual.

Además, la frase efectivamente tiene que ver con las recientes declaraciones del Presidente Calderón sobre cuáles son los motores de la economía que nos permitirían enfrentar mejor la desaceleración de la economía de Estados Unidos: a saber, la infraestructura y la vivienda.

Creo que una de dos: o Felipe Calderón se está convirtiendo en un peligro para México o el proyecto económico de AMLO era mejor de lo que muchos creían. ;^)

5 comments:

C. said...

No es una de dos. Hay una tercera posibilidad: que la diferencia entre AMLO y Calderón no sea tanta como suponen sus respectivos simpatizantes...

C.

C. said...

Pensándolo bien, también hay una cuarta: que los asesores económicos de uno y otro sean, básicamente, intercambiables...

Gerardo Esquivel said...

Mi estimado C.:

Esta última opción es, básicamente, un despropósito.

La tercera opción podría ser, sin embargo, hay una diferencia importante: mientras que AMLO lo propuso como una política fundamental de su Proyecto Alternativo hace ya bastantes meses, Felipe Calderón nos lo presenta como una solución de emergencia, de último minuto y, por lo mismo, tardía e insuficiente.

Una ligera diferencia, no crees?

C. said...

Estimado Gerardo:

Jejeje, ¿un "despropósito"? ¿A poco de veras son TAAAAAAAAAN diferentes? ¿A poco la economía mexicana da tanto margen pa' donde hacerse? Igual y sí, pero por el momento yo tendría algunas dudas. En mi experiencia, las diferencias actualmente entre los economistas, de todos colores y sabores, son apenas de algunos matices, nada verdaderamente sustativo o fundamental. La ortodoxia, con esta o aquella variante, gobierna indisputada en el gremio. ¿O no?

Con respecto a lo que dices, bueno, AMLO tiene la ventaja de que lo juzgamos en el "hubiera" (o sea, por lo que dijo) que siempre es más generoso que en el "hay" (o sea, por lo que hace) que juzgamos a Calderón, ¿no?

Con todo respeto, creo que ya es hora de guardar en el librero el "proyecto alterntivo de nación". La elección fue hace dos años, Gerardo. Como que ya va siendo tiempo de pasar la página, ¿no?

Igual y AMLO hubiera sido mejor presidente. Igual y no. Francamente, creo que no hay manera de saberlo. A estas alturas, seguir elucubrando al respecto me parece un poco ejercicio ocioso o nostálgico... que para el caso, es lo mismo.

Saludos,

C.

Gerardo Esquivel said...

Mi estimado C.:

Pues sí, a diferencia de lo que tú crees, yo sí creo que hay diferencias muy importantes entre los economistas. Dani Rodrik lo ha sintetizado de la siguiente forma: "One Economics, Many Recipes". Si bien es cierto que hay consenso con respecto a temas como la estabilidad macroeconómica, también lo es que en muchas otros temas existen amplias discrepancias que tienen que ver con estrategias, prioridades y efectos de política. Por ejemplo, cuál debe ser el papel del Banco Central, cómo deben ser las Políticas Sociales (universales o focalizadas), cómo financiar el gasto, hacia qué aspectos debe dirigirse el gasto público, regular o desregular la economía, etc.

Creo que en todos estos temas hay divergencias importantes entre los economistas y eso es lo que a final de cuentas da lugar a proyectos económicos muy diferentes. Olvidarse de eso, o pretender que no hay diferencias sustantivas, es equivocado y es equivalente a pretender limpiar el debate echando las diferencias debajo de la alfombra.

Con respecto a lo otro, creo que estás luchando contra un straw-man. Yo no dije en ninguno de los dos posts anteriores que AMLO hubiera sido mejor Presidente que Calderón (lo creo, pero ese no era el punto). Yo lo que traté de señalar fue cómo Felipe Calderón, quizá sin darse cuenta, está reconociendo implícitamente las bondades de algunas de las posiciones de política pública de AMLO. Eso no me parece para nada trivial u ocioso (mucho menos a la luz de tu anterior comentario) ya que señalar este punto puede servir para esclarecer las diferencias en dos posiciones que originalmente se planteaban como antagónicas y en las que, eventualmente, una de ellas ha convergido a la posición de su contraparte. Creo que esto es muy importante para entender porque se deben discutir las políticas públicas por sí mismas (es decir, por su solidez técnica y por la validez de sus premisas) y no por quién las propone.

Lo mismo aplica para otros temas como, por ejemplo, la política energética. Ya veremos que sale de este debate.

Saludos!