Monday, February 18, 2008

AMLO escribe sobre el Sector Energético

Supuse que a algunos lectores de este blog les interesaría conocer (y sobre todo comentar) el artículo que publicó hoy AMLO en el diario Reforma y en otros medios de comunicación titulado ¿País o Colonia? La versión es de libre acceso.

Quisiera conocer algunas reacciones de los lectores antes de darles mi opinión sobre el mismo.

22 comments:

El Nahual said...

El proyecto que plante AMLO no me parece malo: que nosotros hagamos todo por nosotros mismos y nos apretemos el cinturón para lograr ciertos objetivos. No obstante, me parece que no tenemos tiempo para ello. Si las cifras que da Macario Schettino son correctas (el día de hoy en El Universal), en 2011 dejaríamos de exportar crudo y dudo que en tan sólo 3 años podamos nosotros desarrollar la tecnología requerida para extraer el petróleo de las zonas profundas del Golfo de México. Asociarnos con empresas extranjeras no me parece malo, pero nunca debemos de depender de ellos. Me parece que paralelamente se debe de desarrollar tecnología propia para un día ya no depender de esas asociaciones. Asimismo, se debe de invertir en PEMEX, refinerías, etcétera, sin duda.

Por cierto, no estoy a favor de la privatización de PEMEX, si es que una propuesta tan polémica se pusiera en la mesa.

Por otra parte, lo de reducir privilegios en la alta burocracia me parece absolutamente adecuado, pero ¿estarían dispuestos a reducir sus privilegios ellos mismos?

Anonymous said...

Dos primeras reacciones,

Uno. Es sorprendente el complot que formaron los gobiernos desde 1983 para arruinar la industria energética y convertirla en un negocio privado.

Dos. Aún más sorprendente que, según el antepenúltimo párrafo, todo el excedente petrolero se fue en corrupción y gasto corriente.

Entre tanta línea maniqueísta entiendo que la estrategia es ahorrar en gasto corriente para gastar en infraestructura. Sabia receta pero de lo que no estoy segura es que sea cierto el supuesto de que el excedente pretrolero en su totalidad vaya a parar en los sueldos de la alta burocracia.

El combate a la corrupción y los privilegios no creo sean la panacéa para resolver el problema energético, hay que sumarle a eso reformas fiscales y laborales.

Desafortunadamente, no hay tiempo ni voluntad para hacer soberanos cambios así que con este realismo galopante, creo que el debate debe centrarse en pensar sobre la mejor forma de insertar capital privado en Pemex.

P

Anonymous said...

(No hay acentos)

1. No me opongo a ninguna medida que le de al pais mayores margenes de maniobra sobre el uso de sus recursos naturales. Que nos explique, eso si, como lograr hacer eso sin cartitas a Santa Clos.

2. Ya que estamos en eso, que nos explique como hacerle para ahorrar los 200 mil millones de pesos y que todavia haya gobierno. Cualquiera que conozca el presupuesto sabe que eso es imposible.

3. Habria que recordarle a AMLO que buena parte de los excedentes petroleros se reparten a los estados por decision del Congreso.

4. Le podriamos recordar tambien que cualquier reforma pasa tambien por ahi y que si quiere hacer cambios a la forma en que se administran las rentas petroleras deberia de empezar por trabajar con su partido una iniciativa de ley al respecto.

4. Hay que levantar la voz cuando los terminos del debate se fijan de esa manera. "Si no piensas como yo eres un traidor a la patria". "La discusion no sirve de nada, no hay medias tintas, la unica solucion llegara cuando el pais sea purgado de dichos traidores", no importa que sean varios millones.

JI

C. said...

A reserva de que personas más informadas comenten los detalles y los aspectos técnico-financieros del tema, a mi me parece que la posición de López Obrador es la de una cómoda oposición que no tiene que pagar los costos de decisiones difíciles: una oposición que critica de manera superficial el estado de cosas porque no tiene que habérselas con los poderes realmente existentes (gobernar es afectar intereses); que sataniza a sus adversarios porque no necesita negociar con ellos (no tiene responsabilidad de gobierno); y que para mitigar sus vacíos de información o su falta de comprensión del problema, recurre a salidas fáciles como "se fue por el caño de la corrupción" (¿cómo puede saber eso?).

En fin, me parece interesante que AMLO trate de entrarle al tema sin arengar plazas ni agitar matracas. Se ve que no es su fuerte, pero el esfuerzo, con todo, se agradece. Lo malo es que no pueda dejar ese estribillo idiota de que la "derecha" (o sea, todos aquellos que no están de acuerdo con él) es, básicamente, la fuente de todo el mal habido y por haber en el mundo. No es propio de un demócrata partir de la descalificación de quien es y será, por la soberana voluntad de la ciudadanía, su inevitable interlocutor.

Saludos,

C.

Anonymous said...

Me parece que el cambio de estrategia de AMLO respecto a su relacion con los medios de comunicacion anuncia que su resistencia a la reforma energetica del gobierno federal va a ser formidable.

La decision de publicar el articulo en el Reforma es una muestra de su habilidad para colocar exitosamente su discurso en la opinion publica.

Esperemos a ver cual es la estrategia que va a seguir el gobierno federal, pero este debate parece que dara lugar al regreso de AMLO al primer plano con un discurso que creo cuenta con respaldo amplio en la poblacion.

Luis Segundo

Anonymous said...

La propuesta de Amlo me parece "más de lo mismo". No contiene alternativas reales, sino condiciones deseables, por ejemplo, acabar con la corrupción. ¿Alguien tiene la varita mágica para acabarla?, ¿se le olvida que su operador político fue grabado recibiendo un portafolio lleno de dólares y que su secretario de Finanzas está en la cárcel? Él mismo no pudo acabar con la corrupción en el gobierno del DF.
México es el único país del planeta que no permite inversión privada en exploración y producción. Eso prueba, bajo la lógica de Amlo, que todo el planeta está equivocado, excepto México. Sólo hay que voltear al ejemplo de Petrobras que se encontraba en condiciones similares a las de Pemex en 1997 y que bajo un esquema mixto, propiedad gubernamental con inversión privada, hoy día es de las petroleras más exitosas a nivel mundial y que posee la tecnología para explotar las aguas profundas, tecnología que México, muy soberano, no tiene. Por cierto, Amlo ha dicho que sólo es cuestión de comprar esa tecnología. Mentira, esa tecnología no se vende, por obvias razones. Hay que ser muy inocente o muy tonto para pensar que las compañías petroleras van a vender esa tecnología.
Cantarell nos permitió producir 2 millones de barriles diarios desde 1976 hasta hace dos años y con sólo 200 pozos (10 mil barriles por pozo). Hoy día produce 1.2 millones de barriles. La tasa de declinación es alarmante. Cada pozo tuvo un costo aproximado de 25 millones de dólares, muy baratos, gracias a que Cantarell tiene un tirante de agua sólo de entre 50 y 90 metros de profundidad.
Pero el petróleo "fácil" se acabó, los nuevos yacimientos de donde Pemex tendrá que sacar el crudo si no quiere ser país importador en poco tiempo, tienen 3 mil metros de profundidad o más, y cada uno tiene un costo aprox. de 150 millones de dólares. Pero, los pozos en aguas profundas que ya operan del lado americano del Golfo sólo tienen una productividad de 1,000 barriles diarios, en el mejor de los casos,10% la productividad de los pozos en Cantarell. Lo que significa que para tener la producción que tuvimos de 2 millones de barriles diarios habrá que tener 2,000 pozos nuevos, cada uno con un costo de perforación de 150 millones de dólares. Pero además la tasa de éxito no es del 100% obviamente. Por cada 3 o 4 pozos (la tasa de éxito es muy variable dependiendo de la zona) sólo 1 tiene petróleo. Hagan cuentas señores, esto es cuestión de pura aritmética. El resto es pura demagogia. ¿No se quiere participación privada porque eso nos convierte en una colonia, como seguramente ya los es Brasil o Cuba?, es muy fácil, que nos digan de dónde carambas sacamos ese dinero y esa tecnología y que se dejen de rollos.
By the way, yo trabajo en Pemex.
PLC

Anonymous said...

Excelentes los números que aporta PLC para la discusión. Si los datos son correctos, me da la impresión de que la discusión sobre el origen público/privado de la inversión sería bizantina y más bien tendríamos que empezar a olvidarnos del petróleo como fuente de recursos.

Si PLC está en lo correcto, una vez que se haya agotado Cantarell se necesitarían trescientos mil millones de dólares para construir los pozos que permitirían producir 2 millones de barriles diarios. Y eso sin contar lo que se necesitaría invertir para desarrollar la tecnología necesaria.

AMLO propone ahorrar 20,000 millones y supone que de excedentes tendremos otros 20,000. No nos alcanza ni para el arranque.

Pero teniendo en cuenta el costo por pozo y su productividad, tampoco me queda claro que con inversión privada solucionaríamos el problema: tomaría cinco años amortizar el costo del pozo suponiendo que los únicos costos son los de construcción y que el precio del petróleo se mantiene en sus niveles actuales. No quiero con esto decir que no sería rentable, por algo las compañías americanas están extrayendo petróleo en el golfo a pesar del alto costo y la baja productividad. Pero creo que no es difícil ver que, dados los costos y el hecho de que los beneficios se repartirían 50/50 entre gobierno e IP, lo que le quedaría a PEMEX por barril vendido (y por tanto al gobierno) sería proporcionalmente muy poco en comparación con lo que ahora recibe. De modo que, aunque alcanzáramos la misma producción, los recursos que el país podría obtener de ella serían relativamente pocos.

De nuevo, si los datos son correctos, mejor olvidémonos del petróleo.

JI

K said...

El título del artículo bastó para imaginarme el contenido del mismo, pero decidí darle una oportunidad. Craso error.

Nunca he estado completamente seguro si en realidad López es tan ignorante como para creerse sus palabras, o si es un astuto político que sabe, o cree saber, qué comentarios y palabras despiertan el interés del “México profundo”, i. e. del segmento más atrasado e ignorante de nuestra población. Me parece increíble que, en pleno siglo XXI, una persona que desea gobernar una nación crea (y, lo que es peor, haga público su pensamiento) que permitir la participación de inversores privados nacionales y extranjeros en la industria petrolera nos convierte en una colonia. Probablemente López utilizó esa exagerada palabra a propósito para darle cierto tono dramático a su artículo, pero no me cabe la menor duda que, hasta cierto punto, sí cree que permitir la inversión extranjera, al menos en el sector energético, significa “vender a la patria”. Su artículo refleja, una vez más, las limitaciones de una persona que no entiende el mundo que nos rodea ni conceptos básicos de economía.

Dejando de lado los lugares comunes, de los cuales estoy seguro ya estamos todos hartos, el artículo contiene una serie de datos y “análisis” los cuales están presentados en tal manera que, otra vez, me quedo pensando si es plan con maña (y por lo tanto deliberadamente intenta engañar al que se deje), o si en realidad este hombre no tiene idea de cómo usar los números ni de negocios. No tengo a la mano datos de la industria petrolera, ni tiempo para buscarlos o analizarlos, así que solamente quiero comentar un par de argumentos de AMLO que son ejemplo de lo que arriba menciono (aunque, como ya mencioné antes, el sólo exponer que permitir inversión extranjera significa vender a la patria, debería ser más que suficiente para descartar el artículo).

Vamos por partes. Para empezar, pretendiendo demostrar que los “gobiernos neoliberales” deliberadamente han optado por arruinar la industria petrolera (y el sector energético en general), López menciona, entre otras cosas, que “La inversión pública directa de Pemex se redujo al mínimo; pasó del 2.9% del PIB en 1982, al 0.57 en el 2007. También en electricidad disminuyó del 1.2% del PIB en 1982 al 0.31% en el 2007. Es decir, en ese periodo la totalidad de la inversión pública en el sector energético cayó del 4.12 al 0.88% del PIB.”

El error es tan obvio que es risible. Los datos presentados en ninguna manera necesariamente implican que el monto real invertido en PEMEX o en electricidad ha disminuido en los últimos 25 años. López confunde algo tan elemental como la disminución en la participación porcentual de la inversión pública con la disminución del monto absoluto. No me he puesto a revisar las cifras, pero puesto que en los últimos años la economía se ha diversificado mucho y la participación del gasto gubernamental en el PIB se ha reducido, no sería de extrañar encontrar que en realidad el monto real invertido en el sector energético ha aumentado, aún y cuando como porcentaje del PIB ha disminuido. Los datos aportados por López simplemente no permiten concluir que se ha dejado a la industria en el abandono, aún si fuera cierto.

Segundo, según AMLO, hace 25 años los “tecnócratas” (probablemente conjuntamente con los ricos magnates petroleros) orquestaron un maquiavélico plan para en algún momento “entregar” los recursos energéticos y la industria petrolera mexicana al extranjero. De acuerdo con López, el brillante plan básicamente consiste en estrangular lentamente a la más importante fuente de ingresos del gobierno federal, permitiendo que su tecnología se haga obsoleta en el proceso, pues ¿qué empresa extranjera se resistiría a comprar una empresa quebrada, con tecnología de hace 30 años, en un país donde las reservas probadas alcanzan para un par de años? Me cuesta trabajo ver tan claramente como AMLO los grandes beneficios para ambas partes (vende patrias y colonialistas). No me cabe duda que probablemente sería muy rentable para algún inversor (nacional o extranjero) entrar en el sector energético mexicano, pero para empezar en ningún momento se ha planteado la venta incondicional de PEMEX o de los hidrocarburos. A lo más se ha expuesto la necesidad de permitir la participación de otras entidades en la industria, pero para AMLO, quien al parecer se quedó estancado en la época del “desarrollo estabilizador”, el gobierno es el único que puede hacerla de petrolero y, ya en ésas, de electricista, banquero, etc. López, aunque en ocasiones lo niega, considera a los empresarios y a la iniciativa privada en general malos en sí mismos, conspirando permanentemente contra los intereses de la mayoría de la población.

Podríamos continuar desmenuzando el artículo, analizando cada argumento contradictorio e infantil uno por uno (me encanta que se queja de los altos precios de la electricidad, el gas y la gasolina, para luego citar a Estados Unidos y otros países donde se permite la inversión privada en el sector energético, nacional y extranjera, como regiones donde dichos insumos son más baratos que aquí… también es muy interesante cómo ignora completamente el tema del Sindicato petrolero o el electricista), pero es un ejercicio ocioso. López obtuvo lo que quería: llamar la atención para no ser olvidado.

Saludos,
K.

Anonymous said...

Hoy con López Dóriga, AMLO dijo que con los excedentes petroleros se podrían construir 3 refinerías para importar menos gasolina. Más allá del contenido ideológico que podrían tener sus mensajes, valdría la pena ANALIZAR A PROFUNDIDAD lo rescatable de la propuesta de AMLO, antes de pregonar que su discurso está vacío de contenido, sin conocerlo siquiera.
OPL

C. said...

A pesar de que me parecen sensatos algunos de los argumentos que presenta K., hay algo que dijo que no puedo pasar por alto:

Más increíble que lo que dice o hace AMLO es que haya alguien supuestamente ilustrado que todavía crea que hay tal cosa como un “México profundo”, que se exprese con tanta arrogancia y desprecio de conciudadanos que no coinciden con su forma de pensar como el "segmento más atrasado e ignorante de nuestra población".

Con esos demócratas...

C.

Anonymous said...

Uno de los absurdos mas notables y vergonzosos de la administracion publica mexicana es que se vende barato el petroleo crudo (recurso cuantioso en el pais) a economias industrializadas (EUA principalmente), para posteriormente importar los productos refinados (gasolina por ejemplo) pagando un markup muy alto. Este simple hecho basta para no olvidar nuestra condicion de nacion subdesarrollada

Una solucion podria ser permitir la inversion privada de nacionales y extranjeros en la industria petrolera que promueva el desarrollo tecnologico propio y la construccion de las refinerias necesarias.

Sin embargo creo que una privatizacion de PEMEX, aunque se maneje como solo permitir la participacion de otras entidades en la industria petrolera, genera muchas dudas debido a las experiencias negativas en cuanto a las privatizaciones en el pasado reciente (rescate carretero, FOBAPROA, etc). Me parece que el gobierno federal tiene una tarea dificil para lograr el consenso entre los partidos politicos y la opinion publica, que necesita para llevar a cabo su reforma energetica.

Si tan solo por un momento partimos de la base que no es posible lograr tal consenso y, por lo tanto, no es posible la inversion privada en PEMEX, entonces es necesario pensar en como le puede hacer el gobierno para destinar recursos a la ampliacion de la infraestructura en la industria petroquimica.

En ese sentido creo que el dato que AMLO proporciona sobre el monto al que asciende la importacion de gasolina, asi como el cuantioso superavit de operacion de PEMEX, sugieren que una mejor administracion de los ingresos petroleros pueden permitir que el gobierno sin el concurso de la IP lleve a cabo la modernizacion de la industria.

Una pregunta crucial seria: si resulta mas complicado alcanzar las reformas necesarias para permitir la inversion en PEMEX o avanzar hacia una administracion mas eficientemente y sensata del superavit de operacion de la empresa?

Luis Segundo

Anonymous said...

Menciona AMLO en su articulo que es una desgracia que los 10 mil millones de dolares de excedentes petroleros por año, en el trienio 2004 al 2006, se derrocharon en beneficio de la alta burocracia o en el caño de la corrupcion.

Al respecto, vale la pena precisar que parte significativa de estos excendentes, se destinaron a las Entidades Federativas para proyectos de inversion en infraestructura.

Es decir, el Distirto Federal durante la administracion de AMLO fue beneficiario de estos excedentes y de manera muy importante.

En razon de lo anterior, me parece que su analisis sobre el uso de los excedentes petroleros o bien muestra un desconocimiento o bien mal informa a los lectores.

Anonymous said...

Menciona AMLO en su articulo que es una desgracia que los 10 mil millones de dolares de excedentes petroleros por año, en el trienio 2004 al 2006, se derrocharon en beneficio de la alta burocracia o en el caño de la corrupcion.

Al respecto, vale la pena precisar que parte significativa de estos excendentes, se destinaron a las Entidades Federativas para proyectos de inversion en infraestructura.

Es decir, el Distirto Federal durante la administracion de AMLO fue beneficiario de estos excedentes y de manera muy importante.

En razon de lo anterior, me parece que su analisis sobre el uso de los excedentes petroleros o bien muestra un desconocimiento o bien mal informa a los lectores.

Anonymous said...

Para OPL;
1. La decisión de cómo usar los excedentes petroleros fue una decisión del Congreso y el PRD votó en favor de repartirlos a los Estados.
2. Con el actual contrato colectivo de trabajo que se tiene con el sindicato de Pemex, construir una refinería en suelo Mexicano es una pésima decisión de inversión. El costo de construcción y operación facilmente se duplica, respecto a construirla en otro país, fuera de las garras del sindicato.
3. Es muy sospechoso que AMLO no haga ninguna referencia al sindicato de Pemex, un lastre impresionante para la modernización de la industria. ¿Será que el sindicato es parte del pueblo bueno?
En conclusión, AMLO maneja verdades a medias (tortura las cifras y te revelarán lo que quieras) y sus propuestas no son técnicamente viables.
Esa es nuestra realidad en nuestro querido México.
PLC.

Emilio said...

Habría que revisar las cifras y cosas así, pero la idea de una política nacionalista hacia el petróleo me parece buena.
Dicho eso, lo que AMLO escribe me recuerda las burlas que Josep Pla dirigía a los genio del Ateneo de Madrid (Azaña y cía., en los tiempos de la Segunda República); "en sus mentes todo está resuelto ya, sólo falta hacerlo."
Saludos

K. said...

Estimado C.

Usé la expresión "México profundo" porque así es como AMLO se refiere a la fracción más humilde de nuestra población (por eso la puse entre comillas), buena parte de la cual es su seguidora. Y sí, ese sector es atrasado e ignorante en el sentido que sus niveles de educación son en general bajos y (sin implicar causalidad, aunque lo más probable es que la haya) su capacidad de sintetizar y analizar información y su comprensión del entorno son muy limitadas.

No confundamos democracia con ser políticamente correctos. Ser tolerante con quienes no coinciden con mi forma de pensar no significa que no puedo externar mi sentir que, en buena medida, la forma de pensar de los menos favorecidos está ligada al atraso y la ignorancia (y estoy seguro que tú piensas igual que yo sobre esto último). Dicho de otra manera, tu comentario implica que yo pienso que quien no está de acuerdo conmigo es atrasado e ignorante, lo cual está muy alejado de la verdad. Sí pienso, sin embargo, que en general las bases de AMLO son poco educadas y, precisamente por su ignorancia, apoyan propuestas de López que no tienen ningún sentido económico, pues carecen de las herramientas para analizarlas (¿o estás en desacuerdo?). Dudo mucho que la gran mayoría sepa analizar los datos y propuestas (y la viabilidad de éstas) presentados por AMLO (para eso están los economistas).

Tu comentario suena como si la gente poco educada ya realizó un análisis costo-beneficio de la propuesta de AMLO y concluyeron que es lo mejor que se puede hacer y, como no coinciden conmigo, yo pienso que son atrasados e ignorantes. Sabes bien que esto es falso, que la gran mayoría de las personas a las que iba dirigido el artículo no pueden realizar un análisis económico (según la OCDE los mexicanos ni siquiera sabemos analizar lecturas) y que AMLO lo sabe perfectamente (o, mi hipótesis alternativa, él tampoco tiene idea). Considero que son atrasados e ignorantes porque están poco educados (lo cual los hace relativamente manipulables), no porque no coincidan conmigo (ni porque no puedan realizar análisis económicos serios... ¡no tienen por qué!).

Ciertamente pude haber utilizado otras expresiones, como "la fracción más humilde de la población", "los menos favorecidos" o "gente con bajos niveles educativos", pero serían eufemismos. No tomes las palabras "atrasado" e "ignorante" como malas per se, simplemente revisa su definición.

Saludos,
K.

Anonymous said...

Que barbaro(a) K.!

Creo que tienes un grave problema para expresar tus ideas. Probablemente estabas enojado(a), pero te pareces a la chimoltrufia: asi como dices una cosa dices otra.

Evidentemente, se nota que eres economista (igual que yo), pero lo mas grave del asunto (para ti) es que con la logica de tus argumentos tu solito(a) demostraste que las variables de "ignorancia" y "atraso" no estan inversamente relacionadas con el "nivel de educacion". Ni hablar. Asi como "dices" una cosa "haces" otra.

Wii

C. said...

K.:

No, no pienso igual que tú. No pienso que la gente pobre o con bajos niveles de escolaridad sea ni atrasada ni ignorante. Creo que son ciudadanos en situación de adversidad o desventaja, pero CIUDADANOS al fin y al cabo (con tanto derecho a tener una opinión propia y participar políticamente como tú o como cualquiera). Tu crees que tienes unas “herramientas para analizar” el mundo que te hacen superior a la gente que no las tiene. Es el típico argumento de economista tecnócrata: yo tengo el conocimiento, yo sí sé cómo son las cosas, yo conozco la realidad y sé (no como el resto de los mortales, que sólo “creen” o son "manipulados") qué se debe hacer. Es evidente que supones que tus opiniones son superiores a las del resto. En tu argumento hay un galopante desprecio por las mayorías, una típica tentación de déspota ilustrado: que discutan y decidan los que “saben”, los demás a callar y a obedecer. No me extrañaría que fueras de ese sector de la clase media-alta mexicana que cree que habría que limitar el sufragio en función de la escolaridad o conforme a algún otro criterio de exclusión de quienes no son “gente como uno”. Y mira que, como le consta a la gente que frecuenta este blog y a son parte de la conversación del mismo, estoy lejísimos de ser adepto de AMLO. Con todo, tengo la impresión de que el verdadero “peligro para México” no es ni AMLO ni sus seguidores, sino la gente como tú: que quisieran deshacerse de ese inconveniente “estorbo” que son las mayorías. Malas noticias: ya somos una democracia. Esas mayorías que desprecias están aquí para quedarse. O, para decirlo para que me entiendas, eso somos: con esos bueyes hay que arar.

En todo caso, en democracia el que quiere reformar tiene la chamba de argumentar a favor del cambio, de debatir con quienes piensan distinto, de tratar de convencer a los escépticos, de hacer labor en la opinión pública. No hay de otra. El camino democrático es el de la discusión, no el de la exclusión.

Saludos,

C.

Anonymous said...

AMLO dice:
"Ahora bien, por qué se ha desaprovechado este gran potencial económico y no se ha usado el petróleo para fomentar la industrialización, generar empleos y convertir a México en una potencia energética.

La respuesta, aunque parezca increíble, tiene que ver con la idea que ha prevalecido, en los últimos 25 años, de privatizar la industria eléctrica y el petróleo.

Y desde luego, detrás de esta concepción está el interés de quienes ambicionan apropiarse de recursos que son propiedad de la Nación y del pueblo de México.

Sólo así se explica que desde 1983, en vez de modernizar la industria petrolera y convertirla en palanca del desarrollo nacional, todos los gobiernos neoliberales han optado, deliberadamente, por arruinarla y tener el pretexto para venderla y convertirla en un negocio privado."

Si eso no es demagogia y una bola de sofismazos, yo ya no entiendo nada.

Si, los malevolos tecnocratas deliberadamente maltratan a PEMEX por decadas para asi finalmente poder venderla.

"Lo único que les ha importado es vender petróleo crudo al extranjero haciendo a un lado la exploración de nuevos yacimientos y, sobre todo, dejando en el abandono la refinación y la industria petroquímica."

?Y el sindicato? (El elefante de toneladas que esta en el cuarto pero del que nadie habla... o al menos AMLO, tan platicador en otros rubros, no dice ni pio) ?No sera que es por el regimen regulatorio actual que es imposible tener los recursos tecnicos/financieros necesarios para explorar nuevos yacimientos a profundidad etc? Pero no, todo tiene que ver con esos malevolos tecnocratas verdad.

"Celebremos el 70 aniversario de la expropiación petrolera evitando que la derecha y sus aliados del PRI nos regresen al porfiriato y nos conviertan en colonia."

Sopas, permitir la inversion extranjera en la industria energetica nos convierte en colonia?!?! Solo la inversion extranjera en el petroleo? En electricidad? En otros rubros? Que es tan especial de la industria energetica que nos vuelve colonia?

En fin. Si esta nota estuviera firmada por LEA o JLP, yo no chistaria en dudar sobre la identidad del firmante.

Triste en verdad. Y digo esto como alguien que no es precisamente un Reaganite o Thatcherite. Lamentablemente la izquierda en Mexico tiene mucho de trasnochada y muy poco de izquierda.

Anonymous said...

C.
No desvirtues el post de K. Centrate en los argumentos que el señala, muchos de los cuales a todas luces son válidos, y deja de "desgarrarte las vestiduras" en una actitud verdaderamente cómica.

Anonymous said...

¿Desde cuando son válidos argumentos que parten de una premisa falsa?

K. said...

Mis muy estimados,

Wii:

Mi comentario fue : "ese sector es atrasado e ignorante en el sentido que sus niveles de educación son en general bajos y (sin implicar causalidad, aunque lo más probable es que la haya) su capacidad de sintetizar y analizar información y su comprensión del entorno son muy limitadas".

No veo entonces la contradicción, pues en ningún momento la palabra "causalidad" liga a "bajos niveles de educación" con "atraso" e "ignorancia". Lo que estoy diciendo es que pienso que el sector es atrasado e ignorante porque: a) sus niveles de educación son en general bajos y b) su capacidad de sintetizar y analizar información y su comprensión del entorno son limitadas.

Cuando dije "(sin implicar causalidad, aunque lo más probable es que la haya)" me refería a causalidad de "bajo nivel de educación" a "falta de capacidad de sintetizar y analizar información", aunque admito que esta parte está escrita en forma confusa. Y definitivamente no quiero asegurar que haya tal causalidad porque no conozco ningún estudio que haya analizado la relación entre las variables mencionadas. Estoy casi seguro que hay dicha causalidad, pero no puedo afirmar que esté estadísticamente probada.

C:

Como bien dice el anónimo de las 8:52, no exageres. Lo único que estoy diciendo es que : a) por supuesto que todos los ciudadanos tienen el derecho a participar, pero ojalá estuvieran lo mejor informados posible al hacerlo y b) así como cualquiera tiene el derecho de participar, yo tengo el derecho de pensar y decir, después de haberlos escuchado, si sus argumentos me parecen válidos o no y mis razones. ¿Qué no es eso precisamente de lo que se trata una discusión?

Sigo pensando que lo que te molestó fue mi elección de palabras. Quizás si hubiese escrito que AMLO en general trata de dirijirse a los "ciudadanos en adversidad o desventaja", te habrías centrado en analizar el artículo en lugar de criticar dos renglones de mi comentario (que estoy seguro tiene muchas otras cosas criticables).

Finalmente, dices que "El camino democrático es el de la discusión, no el de la exclusión", pero tú inmediatamente ignoraste mi comentario original porque un par de palabras te parecieron arrogantes y, después de una serie de elucubraciones, ya hasta "peligro para México" resulté ser. No sé tú pero a mí esto no me parece muy incluyente ni tolerante.

Anónimo de las 10:34:

¿Qué tienen que ver mis dos comentarios sobre el artículo de AMLO con la expresión arrogante que utilicé? ¿por qué la segunda invalida los primeros? ¿no se puede separar el análisis? Una cosa es lo que pienso del sector de la población que apoya a AMLO y otra muy distinta lo que comento sobre la propuesta energética de este último.



-----

No quiero sonar grosero, ni arrogante, pero teniendo tantas cosas que aprender de Economía, el beneficio de estar discutiendo mi elección de palabras definitivamente no justifica el tiempo invertido, así que cambio y fuera.

Saludos,
K.