Friday, June 01, 2007

La renuncia de Solana

Como ya lo habíamos dicho aquí hace un par de días, el ex-canciller Fernando Solana renunció oficialmente al Consejo Universitario de la UDLA. He aquí la versión empequeñecida, en muchos sentidos, del Consejo Universitario. Al parecer no será el último en salir.

5 comments:

Estudiantes Preocupados said...

Sabemos que estará restringida la entrada a la UDLA durante la graduación, tanto para prensa como para los estudiantes que no nos graduamos. Para los estudiantes que estamos en desacuerdo con las acciones de la actual administraciñon, tenemos las siguientes propuestas:

Primera Propuesta

¡Hagamos ruido por la UDLA!

Convocatoria a la comunidad UDLA:

Hora: 8:00a.m. a 10:00a.m.
Propuesta: Hacer mucho ruido utilizando el claxon durante la ceremonia de graduación y llevar pancartas en los coches.
Circuito: Puente de la UDLA, final de la recta, retorno del McDonalds y regreso a la UDLA.

Segunda Propuesta
a)
Lugar: Entrada del Gaos.
Hora: 8:00a.m.
Propuesta: Congregarse en la entrada del Gaos intentando entrar a la ceremonia de graduación. Exaudlas llevan pancartas.

b)
Lugar: Estacionamiento de Plaza Rubí (Donde estaba la bodega de comercial mexicana).
Hora: 8:00a.m.
Propuesta: Caminar con pancartas hacia la entrada principal de la UDLA

Si tienen otras sugerencias, o si piensan que estas opciones son viables, escriban a este blog lo antes posible.

Anonymous said...

Un nuevo despido, al paso que vamos se van a quedar Palou y sus achichincles solamente
http://www.milenio.com/puebla/milenio/nota.asp?id=226020

Anonymous said...

esta es una idea que lei en otro blog acerca de la manifestacion y me parecio buena: estudiantes preocupados echenle ojo!

La forma de manifestarse el dia de la graduacion deberia ser respetuosa de nuestros companieros que se graduan. Armemos una cadena humana a los costados de la universidad. Por una parte en el Camino Real y por otra en los costados de la Recta hacia la entrada de la Uni. La idea es que todos los que salgan y entren tengan que ver a los estudiantes manifestandose. Incluso podriamos llevar todos globos con alguna frase como "Esta no es la UDLA que quiero", "Respeto a la libertad de expresion" "Respeto al derecho a disentir" "No estoy de acuerdo con Palou", etc.
y regalarselos a los que vayan entrando a la UDLA en sus coches o a pie (graduados y sus familias). O sea a los unicos que van a dejar entrar.
Vayamos todos vestidos de naranja y verde (colores de la UDLA) .
Unamonos y de una forma pacifica, elegante y alegre MANIFESTEMOS NUESTRO DESACUERDO con la irresponsabilidad del rector y su administracion. Manifestemonos por recuperar los valores de la UDLA que el rector y su administracion han pisoteado.

Comentario: puesto que no dejaran entrar a la prensa, la atencion la van a tener los estudiantes que esten afuera haciendo estas acciones!!

Luis Felipe said...

El senior Lozoya, siempre actuando como "rasputin del poder", siempre cerca del poder para beneficio propio (como lo hacia, por ejemplo, con Rosario Green), anda en esta campania de "convencer" en nombre de Palou a otros con su version del complot. Ahora les dice a todos, imaginense nada mas, que Palou fue "amenazado de muerte" y que "secuetrarian a sus hijos". Ahora resulta que el pobrecito Palou se esta jugando la vida por "salvar a la UDLA". Por favor! que patetico! seguramente Gonzalo Castanieda, Isidro Morales y cia. son un peligro para la integridad fisica del rector. Seguramente por eso mando a la policia a sacarlos de sus oficinas. Es absurdo y patetico.

Anonymous said...

Es triste la "fragmentación" del Consejo Universitario, pero también es necesario exponer una realidad: en los últimos años (y hablo desde tiempos de Enrique Cárdenas, pasando por Nora y llegando a Pedro), el Consejo Universitario ha tenido un mínimo involucramiento con la vida universitaria.
Aproximadamente entre un 25-30% de los miembros asisten, uno de ellos incluso llega en silla de ruedas por su avanzada edad. Los que asisten se limitan a seguir el orden del día, a hacer observaciones sobre algún punto u otro, y luego abandonan la institución sin más.
Hubo una época en donde el Consejo estaba formado por empresarios con un verdadero compromiso (en tiempos aun de Cárdenas), que asistían en su mayoría a las sesiones del Consejo, y tomaban parte en las decisiones (proyectos, aprobación de presupuestos, DONATIVOS!).
En una reunión reciente pasada del Consejo, Luis Foncerrada (entonces aun vicerrector) les expuso la situación financiera de la UDLA (Verano 2006, no había dinero ni para pagar la nómina de Junio y Julio) y les pidió su apoyo. NINGUNO dió ni un peso. Ese era el "Consejo Universitario" y su real apoyo a la Universidad.
Lo que queda del actual Consejo (con renuncias y sin renuncias), es un pequeño remanente de un órgano creado en 1985 por el Patronato (Don Manuel Espinosa) y la administración de Cárdenas, formada en especial por industriales amigos de Espinosa Yglesias. Muchos de ellos hicieron su fortuna gracias a los contactos y negocios con Manuel Espinosa (sin juzgar de ninguna forma ésto, aclaro), y por eso tenían aprecio y lealtad a Don Manuel.
Lo que estamos viendo, es el desmoronamiento de lo que algún día fue un Consejo y que al paso del tiempo, solo se convirtió en un "nombramiento en papel", porque muchos consejeros en realidad no tienen vínculos, ni acciones, ni apoyos para con la universidad.
Creo que es tiempo de un nuevo Consejo Universtario, con representación de estudiantes (de licenciatura y posgrado), académicos e investigadores (de la UDLA y externos), empresarios (poblanos, nacionales e internacionales) e intelectuales.