Saturday, June 23, 2007

UDLA-P: Nota del 23 de Junio

Breve mención en la sección Angelopolitanas del Milenio de Puebla en donde se menciona que "el temor y la tensión aún rondan los pasillos de la universidad cholulteca, donde se prevén más despidos; trascendió que después de la graduación, 52 empleados estaban en la mira, es decir que cerca de 40 más podrían salir pronto."

7 comments:

Anonymous said...

Efectivamente, pronto vendrán más despidos aunque de momento, tal vez, se calme un poco todo. Los despidos le salen caros a la UDLA por lo que van a esperar a recuperarse un poco.

Anonymous said...

De ultima hora se rumorea de un despido mas: se trata del investigador del SNI nivel II, Gerardo Esquivel, del COLMEX.

Gerardo Esquivel said...

Ja, ja! Very funny!

Supongo que hay varios que eso quisieran. Afortunadamente, tengo definitividad en El Colegio y, por otro lado, el Colmex está en proceso de reglamentar una figura interesante que debería existir en todas las instituciones académicas: la de Defensor de los Derechos de los miembros del personal académico.

Saludos!

$100 said...

Saludos Gerardo
No he parado de reir desde que el pseudoperiodista Arturo Rueda ya ligó todo este desmadre con tu trabajo con AMLO y ahora dicen que ustedes dos tratan de apoderarse de la UDLA. Ya no veo caricaturas desde que descubrí a Arturo Rueda y sus afines!
Suerte, futuro rector, ja ja ja ja ja.

$100 said...

Por cierto, desde hace más de un año Palou presume su proyecto de crear un Ombudsman universitario, como lo que se pretende en Colmex. Repitió la promesa del Ombudsman hasta el hartazgo. Claro, primero necesita pisotear mucha gente antes de crear la figura.

Anonymous said...

Son 53 lo que salen

el 53 es Pedro Ángel Palou

lo malo es que Palou ya no regra
y los 52 igual y si....

Anonymous said...

La figura de defensor de los derechos del personal académico (y también de los estudiants) no es nueva. Existe en la UNAM, en la BUAP y en otras instituciones públicas (en donde si es necesario, porque se cometen tantas injusticias que no salen a la luz pública, porque ahí si, el que habla, lo corren o en algunas partes, como en Hidalgo, hasta los mataban). Yo recuerdo algunos casos de hace como 15 años, tanto en Hidalgo como en Puebla, en los tiempos mas radicales.