Tuesday, April 08, 2008

¡La Izquierda Vencida, Jamás Será Unida!


Los recientes procesos para elegir a los Presidentes de dos partidos de izquierda en México, el PRD y el Partido Alternativa Socialdemócrata (PAS), han afectado seriamente la imagen pública de la izquierda en el país (en el caso del PAS, creo que los hechos recientes podrían incluso conducir, una vez más, a la extinción de esta alternativa). En esta ocasión escribiré algunos comentarios sobre el proceso electoral del PRD y, en los próximos días, haré lo propio sobre el caso del PAS.
  1. El mecanismo elegido por el PRD para renovar su dirigencia era "La Crónica de un Desastre Anunciado." Si bien la elección directa puede ser considerada como la opción más democrática, es claro (y para el PRD lo debía de ser aún más después de sus experiencias previas) que ir a una elección de este tipo sin un padrón bien construido y sin reglas claras y definidas de antemano, era el camino más directo a una catástrofe. Así fue y así les fue. De esta forma, algo que debería haber sido una virtud de ese partido, es decir, la capacidad de elegir a sus dirigentes por la vía democrática, se ha convertido en un acto por demás vergonzoso.

  2. El proceso electoral del PRD mostró, con toda crudeza, el comportamiento antidemocrático de algunos miembros de este partido. Las evidencias televisivas que mostrara Denise Maerker en su programa ahí estuvieron para quién haya querido verlas (no están en Internet, desafortunadamente). Sin embargo, también hay que señalar algo que suele olvidarse en esta situación: tan antidemocráticas fueron esas actitudes en el proceso del PRD como las que ocurrieron en la pasada designación de Presidente del PRI (cuando fue electo Madrazo), como la de nombrar a un Presidente de partido mediante una designación presidencial (como ocurrió en el caso del PAN), como la de que el Papá decidiera nombrar a su hijo como Presidente del partido (como en el caso del PVEM), como la reelección de Begné en el PAS, como la designación de Elba de su hijastro Kahwagi como Presidente del PANAL, etc. Es decir, este proceso no hace sino confirmar algo que ya otros han dicho: que quizá el costo más grande de los 70 años de gobiernos priístas haya sido el haber dejado una tradición antidemocrática en una muy buena parte de los mexicanos. En este sentido, se equivoca rotundamente Luis González de Alba cuando acusa que fueron los priístas los que llevaron las prácticas corruptas y sucias al PRD. Ni Encinas, ni Ortega, ni sus cuadros más cercanos provienen del PRI, pero muchos de sus seguidores son tan o más antidemocráticos que los priístas. Así pues, es un tema de la cultura política de los mexicanos y no sólo de un grupo, facción o partido, por lo que cabe preguntarse: ¿Quién va a lanzar la primera piedra?

  3. El problema para el PRD, sin embargo, es múltiple. No sólo se involucró en un proceso que, a la luz del público, se ve mucho más desaseado que el de otros partidos, sino que, además: a) Le ha restado autoridad moral a su discurso de la elección del 2006, b) Le quitó los reflectores al caso Mouriño, c) Le ha dado un gran arsenal a los medios que antipatizan con este partido (es decir, casi todos) para que lo ataquen con una cierta justificación (por si no la vieron, de eso se trató la mitad de la entrevista de Loret de Mola a AMLO hace unos días cuando se suponía que iban a hablar sobre el Petróleo y la Reforma Energética).

  4. El proceso del PRD ha sido criticado en exceso sin realmente explicar cuál es el problema de fondo. No se trata de si hubo fraude o no. Tampoco se trata de si saben contar o no los votos. No. Suena absurdo, pero el problema fundamental es un problema de procedimiento. Así es. El tema crucial aquí es que no hay reglas definidas para tratar las casillas en litigio: Alejandro Encinas quiere que se proceda como en la elección federal, las casillas con inconsistencias no se cuentan, se reservan. Se realiza un cómputo preliminar sin ellas y luego se van depurando esas casillas. Jesús Ortega, por su parte, quiere que se cuenten esas casillas y que, en caso de haber inconsistencias, se impugnen y se resuelvan posteriormente. ¿De qué inconsistencias estamos hablando? De casillas no instaladas que reportan resultados, de casillas con más de 1,000 votos, de casillas zapato o quasi-zapato, etc. El problema es que la elección está tan cerrada que elegir uno u otro procedimiento seguramente cambiará el resultado preliminar. Ahora bien, como ya mencioné, el problema es de procedimiento y que estos escenarios negativos no se discutieron de antemano y no está estipulado en el reglamento que debe hacerse en estos casos. Ya lo ha dicho muy bien José Antonio Crespo: la elección del PRD fue una elección llanera (en alusión a los partidos de futbol de este tipo) y, como todo partido llanero que se respete, así está acabando: en un desgarriate fenomenal.

  5. ¿Qué se debería hacer? Entiendo que hay mucho en juego y que los Chuchos no quieren volver a perder (sería su cuarta derrota consecutiva: ya perdieron frente a Amalia García, Rosario Robles y Leonel Cota). También entiendo que Encinas no quiere perder una posición que los conteos rápidos, para bien o para mal, ya le habían dado. En mi opinión, sin embargo, la posición de Alejandro Encinas es la más defendible de las dos: es decir, ¿para qué contar votos que ya se sabe que no existieron y que, en una revisión básica, no podrán ser acreditados? Entiendo la posición legalista que ha asumido Jesús Ortega, sin embargo, creo que su posición no tiene justificación desde el punto de vista ético. ¿Para qué querer contar votos que se sabe serán impugnados y, seguramente, eliminados? ¿Sólo para crear una falsa y temporal imagen de ganador? ¿Con qué objeto? Si ganó bien, ganará sin esos votos. Si no fue así, ¿entonces porqué no aceptar excluir esos votos fraudulentos de entrada? Hay que recordar algo que también ya parece haber quedado en el olvido: no sería esta la primera elección para Presidente del PRD en la que participa Jesús Ortega y que se caracteriza por las actitudes antidemocráticas. Así fue el proceso de 1999 y las elecciones tuvieron que ser anuladas. En la segunda vuelta, como casi siempre le ha pasado a Jesús, volvió a perder.

  6. Ya lo he dicho en otra parte, pero lo vuelvo a repetir: no soy miembro del PRD. No milito ni nunca he militado en ese u otro partido. Dicho lo anterior, reconozco abiertamente que me hubiera gustado que ganara Alejandro Encinas y que, en caso de haber participado en ese proceso, yo habría votado por él. Debo decir que nunca me han simpatizado mucho las corrientes del PRD que fueron cercanas a Rafael Aguilar Talamantes del PST, entre las cuáles se encuentran algunos miembros importantes de Los Chuchos, incluyendo a Jesús Ortega. No sólo no me parecen muy brillantes, sino que creo que han terminado, quizá sin querer y sin siquiera darse cuenta, haciéndole el juego al gobierno (quizá sea el espíritu del inefable RAT el que se ha apoderado de los Chuchos) al contraponerse a AMLO sin realmente tener una alternativa que ofrecer. Su única oferta hasta el momento parece ser el "nosotros si estamos dispuestos a reconocerlos". Ok. Eso está muy bien, pero, ¿cuál es su agenda? ¿Cuáles son sus temas? ¿Cuál es su posición frente a los temas relevantes? No lo sé y no se si ellos mismos lo sepan.

  7. Sobre el tema de la intervención de AMLO y su similitud con el caso Fox, me parece que se están comparando peras con manzanas (!dejen esa visión para alguien como Loret de Mola!). Nadie le reclamaba a Fox sus simpatías con Felipe Calderón, sino el que usara recursos públicos para su promoción (miles de millones de pesos de spots para promover las obras de su gobierno y para promover a su candidato). AMLO no usó recursos públicos ni intentó desaforar a Jesús Ortega. Concedo que AMLO se equivocó al mandar una carta manifestando su apoyo a Encinas e instando a la gente a votar por él, pero de eso a compararlo con lo que hizo Fox me parece un total y completo disparate.

  8. Por último, creo que lo mejor para el PRD en este momento será anular la elección, nombrar a un Presidente Interino (¿Monreal?), revisar el procedimiento de elección, repetir el proceso y elegir a un nuevo Presidente antes de las elecciones del 2009. Noten que, si bien esta recomendación es similar a la que hiciera Cuauhtémoc Cárdenas hace unos días, el razonamiento es diferente. Según CC, la elección debería ser anulada debido a las irregularidades, según yo, las irregularidades demostradas hasta ahora no conducirían al anulamiento de la elección. Sin embargo, el estancamiento y la cerrazón de las dos corrientes que se están disputando la dirigencia del partido, han llevado la situación a una parálisis y a un descrédito tal, que la situación no parece poder resolverse por otra vía distinta a la anulación. En cualquier caso, el costo para el PRD y para la izquierda, son ya irreversibles, al menos en el corto plazo.

14 comments:

Anonymous said...

El problema de la izquierda es que sus dirigentes oscilan entre mesianicos y oportunistas.

Encinas fue miembro del PCM y Jesus Ortega del PST, pero ¿eso importa algo en este momento?.
Cuauhtémoc y AMLO fueron priistas, al igual que Monreal... que por cierto era uno de los golpeadores del PRD en la cámara en la época de Salinas. Ya se olvidaron los 400 muertos que contabilizó el PRD en la epoca de Salinas. ¿fue justificable el silencio patriótico de Ebrard o Manuel Camacho cuando fueron miembros del PRI en esa época?. ¿No fue AMLO quien dio entrada a los priistas al PRD?

NO se pide que los del PRD sean santos, sino unicamente congruentes. Que hablen cuando lo politicamente correcto sea callar, que se opogan cuando su interés personal les indique que se deben alinear. La unica aportación que puede hacer la izquierda a la sociedad es su conducta moral.

Los vicios de los panistas no justifican los vicios de los miembros del PRD. Cada grupo del PRD cree tener la verdad o bien cada grupo se siente con un derecho adquirido.Hay que recordar que el derecho ganado por estar formado es una práctica del PRI. En ese caso Ortega ya estuvo formado cuatro veces. ¿será por eso que Ortega piensa que no hay quinto malo?.

Por otro lado, ¿Encinas cree que junto con AMLO son los únicos que podrán salvar a país?. Si tan solo AMLO hibiera sido capaz de aceptar que otros tienen derecho a pensar diferente, tal vez AMLO ganaría un apoyo incondicional para sus ideas. Si tan solo Encinas hubiera dado una instrucción de ganar la dirección del PRD pero no a toda costa, en estos momentos estaría en mejor posición moral para construir un movimiento político.

NO existen los "hubieras" en términos políticos. Parece que estamos condenados a esperar a una nueva camada de dirigentes políticos de izquierda. En tanto hay que aguantar los golpes del PAN, del PRI, de los empresarios, de los intelectuales como Reyes Heroles o Camin, de los comentaristas estilo Loret de Mola, Sarmiento, Lopez Doriga... en fin...

ray said...

GE,
Saludos. Solo una pequenia correccion creo yo. Segun recuerdo, las casillas con inconsistencias del IFE si eran contadas y eran publicas. Lo que sucedia es que no se sumaban al total, pero estaban ahi. El PRD no esta haciendo publicas estas inconsistencias.

Mencionas la falta de vision o proyecto politico de Los Chuchos. Sin embargo, como lo veo yo, existe una falta de vision en todos los partidos. O acaso sabemos a ciencia cierta la vision de pais del PRI/PAN/PRD? No tenemos ni siquiera un consenso basico sobre la direccion que el pais debe moverse. Lejos estamos de estar de acuerdo en algo comun que nos una y diferir en los detalles.

Saludos
Ray
P.D. Donde esta C.? Estos son sus temas.

Anonymous said...

Mencionas en tu post que "El tema crucial aquí es que no hay reglas definidas para tratar las casillas en litigio." y que por tanto, en tu opinion "la posición de Alejandro Encinas es la más defendible de las dos."

Aqui te equivocas, las reglas del conteo establecen que el conteo de votos debe de ser total, sin calificarlos a priori, para que posteriormente el organo jurisdiccional competente del partido haga la calificacion definitiva de la eleccion, eliminando votoy y/o casillas inconsistentes.

Por tanto, es precisamente Alejandro Encinas quien se quiere adelantar en el procedimiento y darle atribuciones de eliminar o calificar la naturaleza de los votos a otro organo del partido quien no tiene.

En conclusion, nos pueden gustar o no pero SI existen reglas definidas para tratar casillas en litigio y, por tanto, la posicion de Encinas, que para ti es la mas defendible, es una posicion radical que consiste en desconocer ex post las reglas del juego que conocia perfectamente cuando acepto jugar con ellas....

Por ultimo, entre los cercanos a Encinas y por tanto a AMLO, se encuentran connotados ex salinistas de pura cepa...

Anonymous said...

!Que grosero Loret de Mola! Debió preguntar solo de petroleo en su entrevista como se le habia indicado.

Obviamente no habia paralelismo entre el fraude del PRD y el de 2006, come peras y manzanas como dice GE. Estos periodistas bocones.

Ademas la corriente de Amlo es la menos pior. GE ha dicho.

Amen!

Anonymous said...

El que se equivoca rotundamente es Gerardo Esquivel, quien ademas de escribir muy mal (me refiero a la redaccion)ha demostrado muchas veces ser un pesimo politologo. Como economista no hablo, pero como analista politico deberia ser mas serio. O no escribir como si fuera uno, con todo lo que eso implicaria. La argumentacion de Gonzalez de Alba es correcta (no habia leido su texto, es muy bueno, se enoje quien se enoje), sigue siendo correcta con la objecion de GE: si es un asunto de cultura politica priista, el PRI si fue quien llevo las practicas sucias y corruptas al PRD. Es decir, por gracia del PRI existe en el PRD una cultura que lleva a elecciones como esta que se comenta. Ahora bien, esta fue aun peor, la peor que ha habido en el partido, porque no solo la cultura priista estuvo ahi sino que los maximos exponentes de las artes electorales que dicha cultura hizo perfeccionar a favor del PRI en su ultima etapa como partido en el poder actuaron directamente. El PRD esta peor porque no combate la cultura priista, pretende instrumentalizarla directamente cachando a sus hijos politicos y defensores/practicantes descarados.
GE le da la vuelta al asunto. Escribe como si Camacho, Munoz Ledo, Monreal, Diaz Palacios, Nunez y Arreola no estuvieran cerca de AMLO y, por tanto de Encinas. Como si no hubieran trabajo en la eleccion. Estoy de acuerdo en lo que dice de los Chuchos, pero no en que no sea parejo. Si se va a criticar, que se critique todo lo malo en ambas partes. Eso es lo que GE no hace y busca una forma de que no sea evidente o se le disculpe.

Anonymous said...

El que se equivoca rotundamente es Gerardo Esquivel, quien ademas de escribir muy mal (me refiero a la redaccion)ha demostrado muchas veces ser un pesimo politologo. Como economista no hablo, pero como analista politico deberia ser mas serio. O no escribir como si fuera uno, con todo lo que eso implicaria. La argumentacion de Gonzalez de Alba es correcta (no habia leido su texto, es muy bueno, se enoje quien se enoje), sigue siendo correcta con la objecion de GE: si es un asunto de cultura politica priista, el PRI si fue quien llevo las practicas sucias y corruptas al PRD. Es decir, por gracia del PRI existe en el PRD una cultura que lleva a elecciones como esta que se comenta. Ahora bien, esta fue aun peor, la peor que ha habido en el partido, porque no solo la cultura priista estuvo ahi sino que los maximos exponentes de las artes electorales que dicha cultura hizo perfeccionar a favor del PRI en su ultima etapa como partido en el poder actuaron directamente. El PRD esta peor porque no combate la cultura priista, pretende instrumentalizarla directamente cachando a sus hijos politicos y defensores/practicantes descarados.
GE le da la vuelta al asunto. Escribe como si Camacho, Munoz Ledo, Monreal, Diaz Palacios, Nunez y Arreola no estuvieran cerca de AMLO y, por tanto de Encinas. Como si no hubieran trabajo en la eleccion. Estoy de acuerdo en lo que dice de los Chuchos, pero no en que no sea parejo. Si se va a criticar, que se critique todo lo malo en ambas partes. Eso es lo que GE no hace y busca una forma de que no sea evidente o se le disculpe.

Anonymous said...

Entiendalo, Gerardo trabajo con el peje y no puede aceptar los puntos malos porque se ve mal (el). Aunque podria verlo del otro lado. Deberia deslindarse de esos puntos malos, no esconderlos o justificarlos (eso de que asi es la cultura que nos heredo el PRI), para no verse realmente mal. Que el no es como el peje o que el peje por el que trabajo no era exactamente igual. Algo asi debiera manejar.
Saludos.

PP.

Anonymous said...

Al interior de la izquierda mexicana comúnmente utilizan los argumentos de lo ético y lo moral para ubicarse por encima de lo establecido en leyes o normas. Nuevamente se ocupan estos argumentos para descalificar la posición de una de las partes en conflicto. El blog se llama "El placer de disentir" pero en los temas relacionados con la "izquierda" y lo políticamente correcto no se disiente, más bien lo que se lee son los argumentos utilizados por la corriente aun dominante en el PRD (=AMLO).

Anonymous said...

Todo el circulo cercano al peje es priista salinista. No manches Gerardo. Asi que tienen razon los posts de arriba. En el PRD esta la cultura priista pero tambien los priistas. Algunos son de los que llevan esa cultura antidemocratica a su maxima expresion, como Guadarrama y Arreola.

C. said...

Quisiera tener mas tiempo para comentar con algo de detalle tu post. Lamentablemente, no lo tengo. Con todo, vistos los acontecimientos que describes y lo que esta ocurriendo en este mismo momento en el Congreso, una cosa queda clara: al PRD le vale madre la democracia.

De que otra manera puede interpretarse su negativa a darse procedimientos de eleccion aceptables, de dialogar ya no digamos con los otros partidos sino entre si mismos, su "clausura" del Congreso?

Aunque tampoco habria que preocuparse demasiado. Solitos, ellos solitos, estan cavando el abismo al que los electores los van a mandar en 2009. Finalmente, no es mas que el mismo abismo al que ellos mandaron la democracia.

Al tiempo.

C.

Anonymous said...

Esta bien Gerardo, dices que no eres del PRD y yo te creo. Insistes mucho en eso. Pero la pregunta que debieras contestar para acabar con especulaciones y confusiones es otra, eres lopezobradorista o no? Estas con el peje o no? Si si, por? Si no, por?
Saludos.

Marco Sosa.

P.D. Te hago estas preguntas con la mejor intencion. Te tengo en buen concepto. No me lo tomes a mal.

Anonymous said...

Jaja, el "cerco informativo"... tuvo que aceptar el Mr. Lopez que el "cerco" era auto-impuesto y parte de su estrategia.

No queda sino reirse ante la tragicomedia que es la politica mexicana.

Yo en lo personal detesto la ideologia panista (no por pro-mercado, sino por mochos y conservadores en lo social), y nunca he votado por el PAN. Pero equiparar la vida interna del PAN y del PRD como igualmente anti-democratica es francamente absurdo. Parte de la democracia es sujetarse a reglas, gane o pierda uno. Y eso, con lo mal que me caen los PANistas, debe reconocerseles.

Anonymous said...

Lo del comentario de arriba es cierto. En el PAN no hay elecciones internas como las del PRD. Mas seriedad Gerardo.

Un no panista.

Gabriel said...

Es casi como propaganda equiparar las elecciones de dirigente en el PAN con las del PRD.Más evidente cuando en vez de acreditarlo lo atribuyes a las "actitudes antidemocráticas".
Eres gente seria, ten respeto por quien te lee. Para analizar hace falta matizar para comprender, no generalizar para dogmatizar.

Decir que el problema de fondo no es si hubo fraude sino la metodología. Es la versión electoral de "lo malo no es robar, sino que te cachen".

Pareciera pretendes hacer ver que únicamente el grupo de los chuchos llevó a cabo acciones fraudulentas, cuando en el mismo reportaje de Maerker -que comentas- se documentaban casos de los dos bandos. Además, tanto Encinas como Ortega se lanzaron acusaciones que muchas de ellas el contrincante no se atrevió a negar.

Si en la agenda de los chuchos etá reconocer que el gobierno es el gobierno, que el sol sale todos los días y que los legisladores cobran su cheque mensual emitido por ese gobierno, así como que dicho sol los calienta por la mañana. Cuando menos tal agenda tendrá un vínculo con la realidad más que con los delirios de poder de un megalómano.

Con tal certeza hablas del origen de los recursos que uso AMLO en la campaña que supongo podrás decirnos de dónde provinieron los tales para financiar las cartas que mandó.

Y más sobre los recuros. No serán directamente del erario,pero qué hay de las cuotas de los Panchos Villas, los taxis -Pantera- piratas,y demás grupos corporativos.


Por último si tanto placer te da el disentir ¿en qué lo haces con AMLO?

Saludos

Atte

Gabriel Glz