Wednesday, May 28, 2008

Neopopulismo

Un estupendo artículo de Rogelio Ramírez de la O sobre los subsidios y el neopopulismo.

8 comments:

Anonymous said...

Muy correcto el artículo de Rogelio Ramírez, sólo que sí da miedo (jeje!) Ya nomás estoy esperando el día en que caiga el precio del petróleo y esto se vuelva un caos.

Y como siempre, los excedentes petroleros se están gastando en todo menos en la inversión, pero en fin...

Anonymous said...

Si, que miedo.

Anonymous said...

No hay que ser miedosos; hay que mostrar valor.

C. said...

Este artículo ejemplifica muy bien una característica que comparten muchos de los que en su momento fueron simpatizantes de AMLO. Hacen diagnósticos certeros sobre problemas críticos que enfrenta la presente administración. Sin embargo, suele suceder que les falta dar el último paso en el análisis: dadas las gigantescas restricciones que limitan el margen de acción de los tomadores de decisiones (siendo una de las más importantes, hay que decirlo, que AMLO y su movimiento están en constante acecho) qué tipo de cambio o corrección sería realista esperar.

En el caso concreto de lo que dice Ramírez de la O, por ejemplo, es imposible no coincidir con su diagnóstico y no asustarse ante la gravedad del escenario que plantea. Sin embargo, a pesar de lo endeble económicamente es resulta la situación que describe, pareciera que ésta tiene una lógica política muy clara: evitar el costo de tomar decisiones difíciles, electoralmente contraproducentes, impopulares o, en todo caso, susceptibles de ser aprovechadas por AMLO y sus seguidores para aprovechar el descontento, mantenerse movilizados y seguir debilitando al Presidente.

La presente administración tiene muy poco "capital político", entre otras razones, por la situación de debilidad con la que Calderón accedió al poder. Partiendo de esa realidad, ¿qué significaría "reordenar la estrategia económica para crear empleo"? ¿Cómo sería ese "programa articulado de crecimiento económico"? ¿Cómo gestionar los costos políticos que tendrían los cambios que sugiere Ramírez de la O sin debilitarse aún más?

O, por ejemplo, sobre algo que escribió Gerardo hace algunos días, ¿cómo hacer frente al problema que esta generando el subsidio a las gasolinas? La solución que parecía sugerir el propio Esquivel era quitar o al menos reducir significativamente ese subsidio. Eso tiene una racionalidad económica (aligerar la carga sobre las finanzas públicas) pero políticamente sería dificilísimo (entre otras razones, porque AMLO y su gente aprovecharían el descontento que naturalmente produciría la medida para seguir fustigando a FeCal).

Muchos simptizantes de AMLO coinciden en criticar al gobierno por lo que hace y por lo que deja de hacer, y sus críticas suelen tener muy buenos fundamentos. No obstante, una de las principales razones por las que FeCal hace lo que hace y deja de hacer lo que deja de hacer es, precisamente, el acecho permanente al que lo ha tenido, y tiene, sometido AMLO.

Pienso que esa es una "variable" que deberían incorporar dentro de su análisis. De lo contrario, la verdad, a veces parece que pecan, en el mejor de los casos, de "wishful thinking" o, en el peor, de perversidad.

Saludos,

C.

Anonymous said...

C.,

Tienes razon en decir que frecuentemente los "seguidores" de AMLO critican de manera acertada, pero no estoy de acuerdo en lo que dices acerca de que tienen "un cierto sabor a revancha."

Pienso que esto no debe de ser una condicion para menospreciar o pedirles que tambien resuelvan el problema. Al final de cuentas no son gobierno (los seguidores, eh!)y eso le toca a los funcionarios publicos (de todos los partidos). Calificarias de igual manera una critica que venga de una persona apolitica, priista e incluso panista? Es decir, si un "no-amlista" describe un problema pensarias inmediatamente que este individuo esta tratando de sacar "raja" politica. Lo dudo, solo lo piensas con los que identificas con AMLO, los demas son ciudadanos con buenas intenciones. Me parece que ahi hay una falla en tu argumento.

La democracia, y la libre expresion son condiciones que van de la mano. El gobierno en turno puede tener su propia agenda, la capacidad para resolver problemas coyunturales, y sobre todo la virtud de lidiar con los "adversarios politicos". Si no cumple con estas "minimas" condiciones, la verdad ya mejor que nos gobierne un chango. Ya no se entonces de que se trata esto de gobernar y, administrar los recursos de un pais.

Te apuesto que si la situacion hubiera sido contraria, AMLO en la presidencia, los "opositores de todos los partidos" no se hubieran aguantado las ganas de "criticar" y sacar raja de la situacion politica y economica, esto no es un defecto de AMLO y sus seguidores es el esquema de "premios y castigos" que se institucionaliza en la democracia, con partidos politicos y libre expresion de las ideas.

Pienso que la "variable adversarios politicos" la DEBIO haber incorporado el Presidente Calderon dentro de su analisis antes de llegar y tomar la presidencia ante un clima politico tan rispido y poco aseado. De lo contrario, la verdad, a veces parece que pecan, en el mejor de los casos de "ingenuos" o, en el peor, de "idiotas".

Saludos,
Wii

F said...

porque meten a AMLO en todo?.

C. said...

Wii:

Yo no dije que las críticas acertadas de los simpatizantes de AMLO "tienen un cierto sabor a revancha". Tampoco menosprecie sus argumentos por no tomar en cuenta la "variable" en cuestión, ni menos sugerí que les tocaba a ellos resolver el problema.

Diría exactamente lo mismo sobre el análisis de un príista, un panista o un extraterrestre si la principal restricción política que enfrentara el Presidente (de cualquier partido) proviniera, precisamente, de las movilizaciones políticas que encabezara un príista, un panista o un extraterrestre. No tiene que ver con buenas o malas intenciones, sino con las condiciones actualmente existentes.

Tampoco estoy diciendo que traer en jaque al Presidente sea un "defecto" de AMLO, ni que sea un asunto de la libertad de expresión. Se trata, en todo caso, de una opinión sobre la calidad de sus análisis y un aspecto, que me parece central, que se resisten a tomar en cuenta.

Mi argumento fue que los simpatizantes de AMLO, por un lado, hacen críticas muy bien fundamentadas sobre las cosas que no está haciendo bien este Presidente y sobre las cosas buenas que no está haciendo pero, por el otro lado, no se hacen cargo del hecho de que hay una restricción política muy fuerte (que llame "AMLO y su movimiento") que limita el margen del gobierno federal para, precisamente, ajustar el rumbo en función de las críticas fundamentadas que ellos hacen.

Los dos ejemplos que use son los de Rogelio Ramírez de la O y Gerardo Esquivel, ambos excelentes economistas, ambos simpatizantes de AMLO, ambos críticos duros y acertados de la actual administración... y ambos no incorporan dentro de su análisis la variable política "AMLO y su movimiento".

Pienso que, al no hacerlo, ocurre que sus críticas presentan al Presidente como un mero inepto que, a pesar de que las cosas no van bien, no hace nada al respecto. Pienso que una de las principales razones por las que "no hace nada" es el costo político que le endosarían AMLO y su movimiento de hacerlo. Sobre ese "detalle", Ramírez de la O y Esquivel guardan silencio. Y, de ese modo, su análisis deriva en "wishful thinking" (si, todos quisieramos que las cosas fueran distintas, pero hay razones por las cuales son como son y tenemos que habérnoslas con ellas) o en "perversidad" (la principal razón por la que el Presidente no está actuando en el sentido que sugerirían sus críticas son las acciones y la estrategia que ha adoptado el candidato que ellos decidieron apoyar).

¿O tu qué crees que pasaría, por ejemplo, si el Presidente, con el diagnóstico que Ramírez de la O y Esquivel en la mano, decretara un día que se acaba, o que al menos se reduce sustancialmente, el subsidio a las gasolinas? Económicamente, les estaría dando la razón a Esquivel y Ramírez de la O. Políticamente (o, mejor dicho, electoralmente), le estaría entregando el país a AMLO, pues esta sabría explotar muy bien el descontento popular que generaría la medida...

Quizás lo que estoy tratando de decir es que si quieren que el Presidente actúe en correspondencia con el análisis que ellos están haciendo también tendrían que criticar aquellos "factores humanos" que se erigen como limitante para que el Presidente les "haga caso".

Si AMLO criticara la reducción de ese subsidio y le sacara "raja política", me pregunto que tendrían que decir al respecto Ramírez de la O y Esquivel.

¿Me explico?

Saludos,

C.

Gerardo Esquivel said...

Dos cosas:

1) En general, estoy de acuerdo con Wii en el sentido de que un gobierno que se respete debe ser capaz de tener su propia agenda, de resolver ciertos problemas y de no dejarse amilanar por sus adversarios políticos. Si un partido en el poder es incapaz de tomar ciertas decisiones por una especie de "que dirán" político, creo que eso estaría reflejando una debilidad notable, una gran falta de convicción o una cierta hipocresía (o todo eso junto).

2) Yo no creo que la solución al problema de la gasolina sea la eliminación inmediata del subsidio. Lo que sí creo es que pretender subsidiar a la gasolina y abandonar el desarrollo del sector energético son dos estrategias incompatibles entre sí y que, en este momento, se revelan como una combinación de políticas muy costosa. Podemos hacer una cosa pero no la otra. Pretender hacer ambas cosas es incongruente y peligroso, y eso es justamente lo que han hecho varios de los gobiernos anteriores. Otros países pueden darse el lujo de vender la gasolina a precios inferiores a los del resto del mundo porque normalmente la producen ellos mismos y entonces el subsidio toma la forma de un costo de oportunidad (o costo fiscal) ya que el petróleo o la gasolina podrían venderse más caro en otro mercado. Sin embargo, nosotros no podemos hacer eso tan fácilmente porque en este caso el subsidio si tiene que ser explícito (es decir, hay una diferencia entre el costo de compra y el costo de venta), ya que dependemos de la producción de otros países. Por eso es que nosotros podemos hacer algo así sólo sí estamos dispuestos a hacer esas enormes transferencias de recursos, sobre todo, a las clases medias y altas.

En ese sentido, también me parece un total despropósito anunciar en un mismo evento un enorme subsidio de 200 mil millones de pesos a la gasolina y festejar como un triunfo un aumento en el gasto social vía Oportunidades por 4 mil quinientos millones de psos. ¿Cómo que hay un desequilibrio, no?

Saludos!

GE