Thursday, January 24, 2008

Banco de México: ¿Cumplió su meta 2007?

En los últimos años, el Banco de México ha establecido una tasa de inflación de 3% como su objetivo inflacionario con un margen de maniobra de +/- 1 punto porcentual. Esto quiere decir que la zona dentro de la cual se considera que el Banco cumpliría su meta sería de entre 2 y 4% de inflación anual. En ese sentido, se puede decir que, efectivamente, el Banco de México cumplió su meta de inflación el año pasado puesto que la inflación general de Diciembre 2006 a Diciembre 2007 fue de sólo 3.76%.

¿Quiere esto decir que el Banco de México hizo bien su trabajo? Creo que, en general, no lo hizo tan mal, aunque creo que pudo haberlo hecho mejor. Me explico. La siguiente gráfica muestra la inflación general y la inflación subyacente anual usando datos quincenales (Nota: la inflación subyacente es la que se calcula excluyendo a los elementos con mayor volatilidad del índice de precios).

La gráfica muestra, en mi opinión, dos elementos preocupantes:
  1. Si bien la inflación general terminó siendo inferior a 4%, lo cierto es que la mayor parte del año la inflación anual estuvo en o por encima del techo de la banda (veáse la línea azul). Así, si en vez fijarnos únicamente en la inflación de diciembre a diciembre (una convención que, en mi opinión, debería cambiarse por tratarse de un sólo punto en el tiempo), nos fijáramos en la inflación promedio anual, encontraríamos que la inflación general durante 2007 fue de alrededor de 3.96%, es decir, todavía por debajo del techo establecido, pero mucho más cerca de este límite.

  2. Por otra parte, la tendencia de la inflación subyacente es ciertamente preocupante. No sólo pasó de 3% a 4% de 2006 a 2007 (veáse la tendencia ascendente de la línea roja con amarillo) sino que, además, la inflación subyacente de la última quincena del año excedió al techo establecido ya que ésta fue de 4.03%. Alguien podrá decir que esto es muy poco como para preocuparse. Sin embargo, debe considerarse que esto ocurre por encima de un margen de laxitud de un punto porcentual y, por otro lado, debe considerarse que la nueva metodología de estimación del Banco de México, llevará a que este valor recalculado suba en alrededor de 11 puntos base (0.11%) en las estimaciones de los próximos meses.

  3. Por último, un aspecto preocupante del comportamiento de la inflación en 2007 es que ésta termina el año sin dejar ningún margen de maniobra para el año siguiente. Esto implica que Banxico llegará a 2008 con un gran dilema: i) O reduce las tasas de interés y se olvida del cumplimiento de la meta inflacionaria para 2008, o bien, ii) O mantiene o aumenta la tasa de interés para cumplir su objetivo inflacionario en 2008 y se convierte en un lastre adicional para la economía. Este es un terrible dilema para el banco central, del cual el propio Banxico es corresponsable al no haber actuado a tiempo a fines de 2006 y principios de 2007 cuando ya se empezaba a notar la tendencia alcista de la inflación subyacente, lo cual permitió que la inflación eventualmente llegara muy cerca del techo inflacionario.

5 comments:

Fernando (EPD) said...

Ellos mismos en un comunicado el año pasado, prevén que para 2008 no se va a cumplir por el impacto de la reforma fiscal.

Higinio said...

...y que hay del hecho de que Banxico estaria desligado de lo que otros bancos centrales (Fed, Bank of Englanc, BCE, etc.) en el mundo estarian haciendo. Podria eso introducir distorsiones al tipo de cambio? Seria posible que al aumentar el diferencial de tasas vieramos un tipo de cambio fuerte? Ayudaria eso de cierta forma a la inflacion -a costa de perjudicar a nuestras exportaciones? Que dificil dilema enfrenta Banxico...

Ana C. said...

Me parece un poco exagerado exigirle tanto al Banco de México. La inflación es mundial en estos años y todos los bancos centrales se están enfrentando a ese dilema.

Anonymous said...

Con todfo respeto, pero no es exagerado pedirle al Banco de México que haga su trabajo, es como decir que parece exagerado que culpemos al GDF por lo que pasa en la ciudad, ese es su trabajo.

Lo que uno esperaría es que al menos se siga una estrategía congruente. No está demás recordar la finalidad del Banco "... cuya finalidad es proveer a la economía del país de moneda nacional. En el desempeño de esta encomienda tiene como objetivo prioritario procurar la estabilidad del poder adquisitivo de dicha moneda. Adicionalmente, le corresponde promover el sano desarrollo del sistema financiero y propiciar el buen funcionamiento de los sistemas de pago", por tanto creo que es su chamba.

Saludos

EHCR

Ana C. said...

Bueno, pero si consideramos los factores que están detrás de la inflación mundial, un 4% en México no me parece una inflación galopante, digamos. Pretender que sea mucho más baja implicaría probablemente aplicar políticas recesivas.