Thursday, March 06, 2008

¿Petróleo? ¿Para qué?

La siguiente gráfica muestra los ingresos por petróleo que ha tenido México desde 1980. Los datos están en dólares constantes del año 2000, para evitar problemas de comparación en un periodo tan largo.

[Nota: Pueden aumentar las gráficas haciendo click sobre ellas]

La siguiente gráfica proviene de un informe reciente de la OCDE y muestra el crecimiento económico de México desde 1980 y su desempeño en relación a otras economías:

La primera gráfica muestra que hemos tenido dos períodos de bonanza en términos de ingresos por exportaciones petroleras: uno que acabó en 1985 y, el otro, empezó entre 2001 y 2002 y continúa hasta la fecha. En el primer período, los ingresos del petróleo nos permitieron crecer relativamente rápido de 1978 a 1981 aunque, durante el mismo periodo, se gestaron todos los problemas macroeconómicos ya conocidos: alta inflación, alto endeudamiento, apreciación cambiaria, etc. Ese primer periodo de bonanza petrolera generó la conocida crisis de la deuda de 1982, las devaluaciones de ese año (Febrero y Agosto) y dio lugar a la llamada "década perdida", caracterizada por un nulo crecimiento económico. La bonanza terminó cuando se colapsaron los precios del petróleo a mediados de 1985 y, como resultado de ello y de la pérdida de una importante fuente de recursos externos, México tuvo que entrar en un acelerado proceso de apertura económica.

El segundo periodo de bonanza (el cual aún sigue vigente), si bien se ha caracterizado por la estabilidad macroeconómica, también es cierto que se ha caracterizado por un crecimiento económico relativamente bajo (véase la segunda gráfica), un fuerte incremento en el gasto público corriente y una tremenda falta de inversión en muchas áreas relevantes para el desarrollo futuro del país: infraestructura, sector energético, educación, etc.

Así pues, me parece que antes de preocuparnos por sacar nuestro "tesoro" (que expresión más cursi!) del fondo del mar (sólos, acompañados, en concesiones, en asociaciones o como sea), deberíamos saber para qué queremos el petróleo, qué vamos a hacer con esos ingresos adicionales, para qué queremos que Pemex, el Gobierno, el Sindicato Petrolero o las empresas que participen en la extracción de este tesoro tengan más recursos. Si no tenemos respuestas a estas preguntas, me parece que acabarse esos recursos relativamente pronto es lo peor que podríamos hacer desde un punto de vista de desarrollo económico de mediano o largo plazo y, sobre todo, desde un punto de vista intergeneracional.

En otras palabras, esa idea de que con los recursos petroleros que extraigamos del fondo del mar vamos a crecer más y mejor es, tristemente, un mito.

No crecimos en el pasado cuando extrajimos el petróleo que estaba en aguas menos profundas y no veo porque vayamos a crecer con el petróleo que se extraiga de las aguas profundas o semiprofundas. Es claro que alguien se beneficiaría (y mucho) con ello (obviamente! si no, no estarían como perros en carnicería en este tema!), sin embargo, considero que no hay nada en la idea de extraer más petróleo del que ya extraemos, que me haga pensar que la mayoría de los mexicanos vamos a estar mejor con esos recursos que sin ellos.

Por lo anterior, creo que lo que se necesita en realidad es diseñar un programa de desarrollo económico del país de mediano y largo plazo (en donde tengamos claro en qué vamos a invertir, cómo vamos a distribuir los recursos, qué papel jugará el sindicato, que parte deberá pagar Pemex al fisco, etc.), deberemos también asegurarnos que los recursos petroleros serán usados de manera eficiente y productiva, habrá que asegurarse que se reinviertan los recursos necesarios para que Pemex siga siendo una empresa viable y, una vez logrado esto, entonces sí, ponernos a pensar cómo extraer los recursos del fondo del mar. Nada de eso, repito, nada de eso, pasa por la asociación con extranjeros o con el sector privado en la extracción de petróleo ni considera necesario compartir con empresas privadas o extranjeras la enorme renta petrolera que se obtiene de la extracción de estos recursos.

Lo anterior pasa, eso sí, por un cambio en el gobierno corporativo de Pemex, por un cambio en la relación fiscal entre Pemex y el Gobierno Federal, por un cambio en las relaciones entre Pemex y su sindicato (al cual, by the way, los gobiernos panistas le han dado tanto o más recursos que los anteriores gobiernos priístas), por un cambio en la relación de Pemex con otro importante grupo extractor de rentas y que casi nunca se menciona: la burocracia petrolera y su caterva de contratistas asociados; y, por último, por un cambio en la perspectiva del Gobierno Federal sobre la estrategia de desarrollo del país. Mientras no hagamos ésto, extraer más recursos petroleros simplemente será una forma más de seguir dilapidando nuestra riqueza (nuestro tesoro!), de posponer otras medidas igualmente importantes para el desarrollo del país y de salirnos por la tangente en el gran debate nacional.

10 comments:

Anonymous said...

GE,

Por muchos mas posts como este.

Te falto mencionar no solo la falta de voluntad politica del Gobierno Federal, sino incluir a los gobiernos estatales y diputados y senadores.

De acuerdo en tus comentarios. Mientras el petroleo sirva como caja chica causara mas danio que beneficio en el mediano/largo plazo.

Saludos
Ray

Anonymous said...

Solo para complementar el post:

www2.gsb.columbia.edu/faculty/jstiglitz/download/2005_Covering_Oil.pdf

Si no funciona el link (o sale mocho), solo busquen en Google:

"Making Natural Resources into a Blessing rather than a Curse"

Saludos,
Wii

El Nahual said...

He escuchado que en Noruego la mayor parte de los recursos del petróleo van a un fondo soberano, para no alterar la economía del país. No sé que tanto sea de cierto, pero es una posibilidad.

Personalmente, creo que los recursos de PEMEX deberían de ser reinvertidos en la misma empresa y que se expandiese globalmente (no me molestaría nada que PEMEX tuviera instalaciones en otro país). Además, que PEMEX tuviese la estrategia integral de en el largo plazo producir otro tipo de energéticos diferentes del petróleo, es decir, una estrategia de diversificación. Todo esto enmarcado en una estrategia de seguridad nacional, pues no nos podemos dar el lujo de depender de los energéticos de otros países, siendo que tenemos tantos.

Anonymous said...

GE:

Exelente reflexión. Este tema que mencionas es sin duda el más importante, no obstante en México no se le ha dado la relevancia debida.

Anonymous said...

GE
Se me olvido mencionar algo y creo que valdria la pena que mencionaras en un futuro post complementario a este: Como le vamos hacer para recaudar tanto dinero cuando PEMEX deje de ser la caja chica del Gobierno (ya sea porque se acabo el petroleo o bien porque se le quiere dar mas autonomia a Pemex)?

No es trivial. Existe mucha discusion sobre la autonomia de PEMEX, pero no existe discusion alguna de donde se obtendran los recursos monetarios que PEMEX esta otorgando al pais actualmente.

Creo que la discusion de autonomia de PEMEX debe, por necesidad, estar ligada a la reforma impositiva y a una reingenieria del gasto publico.

Saludos
ray

Anonymous said...

Gerardo,
No estoy de acuerdo con tu argumento sobre la relación entre ingresos petroleros y crecimiento económico. Esa relación es muy cuestionable.
Sin embargo, sí comparto tu conclusión:

" …., creo que lo que se necesita en realidad es diseñar un programa de desarrollo económico del país de mediano y largo plazo… deberemos también asegurarnos que los recursos petroleros serán usados de manera eficiente y productiva, habrá que asegurarse que se reinviertan los recursos necesarios para que Pemex siga siendo una empresa viable y, una vez logrado esto, entonces sí, ponernos a pensar cómo extraer los recursos del fondo del mar."

Es decir, necesitamos un "Long-term Planning Secretariat" como la que encabeza Roberto Mangabeira Unger en Brasil. Y, como ya se ha mencionado en otros posts, es urgente transparentar el gasto de gobierno. Sobre el programa de desarrollo económico que incluya una perspectiva de largo plazo, hay varios trabajos serios como, por ejemplo, el de Nora Lustig , del mismo Unger y el tuyo. Una discusión que se ha omitido y que es fundamental continuar; discusión que debería de estar viva en la escena política.

Ahora bien, mencionas brevemente que "…México tuvo que entrar en un acelerado proceso de apertura económica" pero dejas de lado la implicación que justamente ese hecho, tiene sobre la relación entre los ingresos petroleros y el crecimiento económico. Y no es novedad que la participación de las exportaciones petroleras respecto al total haya cambiado drásticamente. De una participación promedio de más del 70% en 1981-1985, pasando por un 20% en 1991, tocando piso en 1998-1999 a menos del 10%, y en fechas recientes las exportaciones petroleras casi alcanzan el 20% del total.[ Grafica , fuente: INEGI [archivo excel]]
Implicando que, "alguien" podría justificar la falta de crecimiento a causa de "shocks" provenientes del sector externo y decir que "tenemos una buena administración del gasto y que el petróleo lo hemos sabido aprovechar". Por lo cual, no es suficiente "un buen manejo de los ingresos petroleros para tener un mayor crecimiento" como lo esbozaste. Y como tú mismo lo has señalado en varios posts , es innegable el efecto que tiene Estados Unidos, vía flujos comerciales, en la economía Mexicana.

Ya para finalizar me gustaría dejar sobre la mesa dos graficas:
(1) las exportaciones de petróleo crudo en donde se muestra el valor[Millones de dólares], volumen[Miles de barriles por día] y precio[Dólares por barril]; fuente: INEGI [archivo en excel]. El número de barriles por día en los últimos 10 años, prácticamente no ha cambiado (alrededor de los 1.8 millones de barriles diarios).
(2) Los ingresos tributarios y petroleros como participación del ingreso presupuestal federal. [Grafica, fuente: INEGI.]

Saludos,
PJ

Anonymous said...

Por fin leo algo sensato en este blog.

Anonymous said...

Al anonimo anterior:

Pues a pesar de que te haya costado algo de trabajo, que bueno que finalmente hayas aprendido a leer.

C. said...

Hola Gerardo,

Muy interesante tu opinion. Ojala pudieras echarle un ojo a los articulos de esta semana, de Mauricio Merino (El Universal) y Luis Rubio (Reforma). Andan, mas o menos, por tu mismo rumbo.

Saludos,

C.

Marta Salazar said...

increíble! pensé que mx había crecido y crecía más, saludos!

excelente tu blog!