Thursday, November 19, 2009

Otro Premio Nobel Opina sobre México

Aquí lo que dijo Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, sobre la economía mexicana:

Fuente: El Universal

Pues como que ya son varios los Premios Nobel de Economía que critican el manejo de polìtica económica de México, no? (veáse aquí y acá).

Ahora que, por otro lado, ya sabemos lo que opina Carstens de este tipo de comentarios.

Supongo que Carstens ya se parece cada vez más al del cuento aquel en el que un tipo cree que todos los demás van en sentido contrario.

14 comments:

Anonymous said...

Tráganos Tierra!!!

Anonymous said...

Ufff Gerardo. ¿Y Estados Unidos la supo manejar bien con sus super economistas?

Si el Premio Nobel hubiera dicho que México va bien, no le hubieras prestado atención. Pero como dijo algo que te gusta (atacar al Gobierno Federal), si te gustó.

Me gustaría que volvieras a escribir más acerca de artículos académicos y economistas. Cuando hablas de política (i.e. atacar al Gobierno Federal a como de lugar) me caes mal.

Anonymous said...

Dr. Gerardo, no haga caso del panista que escribió el segundo comentario. Creo que los buenos economistas (como usted) deberían ser contratados como asesores externos del gobierno federal, aunque no compartieran las mismas ideas en el plano político.
Germán R.

marcoantoniocastillo said...

Dos puntos...

a) El hecho que una persona tenga un premio Nóbel, no significa que su opinión sea mejor que la de un alumno de economía mexicano que esté más familiarizado con la situación del país. En Estados Unidos Krugman se la pasa criticando las políticas de Obama y la reacción del gobierno de EUA es similar a la del gobierno de México. De hecho Newsweek publico un artículo sobre el tema http://www.newsweek.com/id/191393 . La única diferencia entre EUA y nosotros es que los mexicanos nos impresionamos más por los títulos que cargan las personas.

b) Con el punto anterior no estoy diciendo que estoy a favor de lo que esta haciendo el gobierno Federal. Lo que estoy criticando es la atención que le damos a lo que “un premio Nóbel” diga.

César Soto said...

Stiglitz es un gran economista que a pesar de su formación neoclásica supo corregir el rumbo y convertirse en un economista critico.Son totalmente fundamentadas sus observaciones sobre México y yo creo que se quedó corto en sus críticas debido a que no conoce más a fondo la situación de la economía mexicana y la ineptitud de las autoridades económicas.

Sobre Carstens, ahora resulta que para opinar hay que conocer a fondo las condiciones de cada país.

Cuando el FMI aplica sus programas de ajuste neoclásicos no se toma la molestia de revisar la historia, las condiciones estructurales de la economía ni las condiciones sociales de la población de ningún país, pero Carstens exige que los críticos de su ineptitud sean expertos en economía mexicana.

Anonymous said...

El error es inherente al hombre, la sabiduría solamente es una búsqueda de la verdad. Si un comentario pudiese ser objeto de crítica, entonces las palabras lejos de llevar un cause de verdad, traen consigo malos entendidos. Invito al sustantivo que escribió el segundo comentario a leer y sobre todo a encontrar el verdadero motivo de las letras...

Anonymous said...

lo mejor fue la reacción de nuestro secretario de desarrollo social! saludos

Anonymous said...

Dr. la respuesta que esta verdaderamente genial es la del Secretario de Desarrollo Social, concuerdo con el anónimo de las 7.13. Cordero habla de las políticas contracíclicas que ha implementado el gobierno y...mando a Joseph Stiglitz a leer!!!!

Anonymous said...

AAAHHH, ese mi Jerry Esquivel tan tendencioso!

Anonymous said...

el cuento no es un cuento, es un chiste sobre un borracho que va en sentido contrario

Anonymous said...

La respuesta mas higienica fue la que dio el lider de los senadores panistas, no me podran negar que fue una respuesta limpia. Del mismo nivel con el que manejan la economia.
rgg

Fernando said...

Desde los de abajo hasta los empresarios, desde los opinadores basura de la tele a los académicos e intelectuales del país... todos han expresado su inconformidad con el manejo de la economía... Súmenle tres Nóbel de economía.

¿Cómo puede ser que alguien tan redondo sea tan cuadrado?

Gabriel Alberto Martínez Roa said...

creo que la gran mayoría estamos inconformes con el desempeño de la economía mexicana, pero creo que lo pero es irse a los extremos y desconocer completamente las virtudes de lo que otros dicen.
Sin duda los comentarios de stiglits son atinados, pero debemos tomar también en cuenta que carstens no tiene carta abierta para hacer lo que sea, existe un sitema burocrático e ineficiente que frena muchas de esas medidas (y ahi no hay más los tres colores ponen su granito de arena de estorbo)
por otro lado creo que tenemos que tomar en cuenta lo que en una conferencia dijo el economista polaco Grzegorz W. Kołodko en el CIDE que el creciemiento del pib baja inflación y demás variables económicas son medios pata llega ra un fin y no un fin en si mismas..

no podemos satanizar el desempeño de las autridades porque a diferencia de la crisis del 95 que no fue tan profunda como lo está siendo está, la gente no ha sufrido la perdida de sus viviendas por una inflación elevadisima.

y por ultimo creo que la opinion de los novel la debemso tomar como eso opinion de un experto pero jamas como la verdad terminada y completa. sin duda en el analisis de stiglitz no ha tomado en cuenta las restricciones políticas y sociales de méxico

Anonymous said...

Gracias a Dios, aunque sea por unos días, tengo acceso en mi trabajo a foros de discusión tan interesantes como este. Pero vamos al grano. Aunque adolece de una pobre ortografía, coincido con la opinión de Gabriel Alberto en lo siguiente: 1) es verdad que Carstens es sólo una de las pequeñas cabezas de un gran y amorfo monstruo burocrático que nadie es capaz de controlar por sí solo; 2) si bien las medidas implementadas por el gobierno para paliar los efectos de la crisis no fueron ni cercanamente las "mejores" o "más efectivas", es completamente exagerado asegurar que el desempeño de las autoridades ha sido cuando menos desastroso; y, 3) la opinión del Dr. Stiglitz, al igual que la de otros expertos (premios nobel o no), si bien respetable, no representa por sí misma la verdad absoluta.

Josue G.