Wednesday, February 10, 2010

¿Periodismo en Crisis?

Ayer hubo en twitter un gran debate con respecto a un artículo escrito por León Krauze en el diario Milenio. El artículo se titulaba "La Crisis de Twitter" y hacía alusión a un caso ficticio que desató gran indignación e histeria en dicho medio de comunicación y que después fue reportado como falso. Una parte del debate se centró en las ventajas y desventajas de twitter frente a otros medios de comunicación y sobre sí twitter era o no un medio apropiado para conseguir y divulgar información. Una parte sustantiva del debate se dio entre José Merino (@sopecontodo) y el propio León Krauze (@leon_krauze), el cual pueden ver aquí en un post que después escribiera el mismo José Merino.

En lo fundamental, comparto la opinión de Merino y considero que es muy difícil generalizar con respecto a un medio de comunicación a partir de un caso aislado. Por ello, y a manera de contraejemplo, hoy les muestro un caso en donde se enfatizan las distintas formas de abordar un mismo tema en los medios tradicionales y en twitter.

Ayer, en El Financiero, en la columna "La creme de la creme" de Eva Makívar se esparció un rumor sobre un supuesto viaje al Superbowl de algunos personajes muy cercanos al Gobernador Peña Nieto:
No sólo los colonos del Valle de Chalco, Ecatepec y El Arenal, del Estado de México, están agobiados y resignados a la voluntad del Todopoderoso. Algunos funcionarios del gobierno mexiquense lo están verdaderamente más, a grado tal que se encomendaron a todos los santos y decidieron hacer una procesión de fe para poner fin a las calamidades provocadas por las inclemencias del tiempo.

Luis Miranda, secretario de Gobierno; Ernesto Nemer, líder del Congreso estatal; Alberto Kuri, secretario de Educación, y Luis Videgaray, diputado federal y extesorero del gobierno de Enrique Peña Nieto, para cumplir penitencia por el infortunio de sus paisanos salieron a rezar, sólo que en el camino se extraviaron y llegaron a Miami, donde pudieron venerar a los reales y verdaderos Santos, pero de Nueva Orleáns, quienes ganaron el Super Bowl contra los pronósticos de los propios funcionarios mexiquenses. Mientras tanto, el agua les sigue llegando al cuello a los habitantes de Chalco, Ecatepec y Nezahualcóyotl.
Ayer mismo, desde muy temprano, uno de los implicados, el diputado Luis Videgaray, usuario de
Twitter (@LVidegaray), desmintió dicha información:
Falso lo q escribe E. Makivar en El Financiero: no fui al superbowl. Tampoco, Miranda, Nemer y Curi.
En su columna de hoy, la periodista Eva Makívar se retractó de su dicho:
En el terreno de las correcciones, esta columna se alinea con Fer Gómez Mont. Nosotros no podemos ser menos, y como dijimos en la columna de ayer que las gentes del gober guapo (Luis Miranda, secretario de Gobierno; Ernesto Neme, líder del Congreso estatal; Alberto Kuri, secretario de Educación, y Luis Videgaray, diputado federal) estaban en Miami disfrutando del Super Bowl, ni modo, el errar es de humanos y por un error de apreciación geográfica, confundimos Miami con Chalco, Ecatepec y Nezahualcóyotl. Corrección: no fue así, ya que de buena fuente supimos que ninguna de estas personas estuvieron en gringolandia, sino que se encontraban apersonadas al pie del cañón, acompañando a Quique Peña Nieto en su periplo para poner fin a las calamidades provocadas en los municipios arriba mencionados, por las inclemencias del tiempo...

Lamentablemente, esta retractación fue muy tardía ya que hoy mismo otros dos conocidos medios impresos de difusión nacional publicaron exactamente el mismo rumor en sus columnas de trascendidos políticos.

El Reforma en su columna Templo Mayor dijo lo siguiente:
AL PARECER varios de los integrantes del equipo del mexiquense decidieron que era más importante viajar a Miami a presenciar en directo el Súper Tazón, en lugar de andarse mojando los zapatos en Chalco.

Y QUIÉN SABE, pero por ahí algunos voltean a ver a Luis Miranda, el secretario de Gobierno, así como al diputado federal Luis Videgaray. ¿A poco ellos se dieron su escapada?
Por su parte, El Universal en su columna Bajo Reserva publicó esto otro:
Cuentan que Luis Miranda, secretario de Gobierno en el Edomex; Ernesto Nemer, líder del Congreso estatal; Alberto Kuri, secretario de Educación, y Luis Videgaray, diputado federal y ex tesorero del gobierno de Enrique Peña Nieto, tenían boletos y fueron a ver el Super Bowl a Estados Unidos. Ni el gobernador, caray: ese mismo día andaba con el lodo hasta las rodillas.
¿En quién confiar? ¿En los medios tradicionales o en los medios nuevos? ¿La credibilidad está en en el medio o en los emisores? ¿Está el periodismo tradicional en crisis por este tipo de errores y afectaciones a la imagen pública de algunas personas? No, no lo creo.

Sin embargo, lo que este episodio pone en evidencia son, por un lado, las grandes ventajas de twitter como un poderoso medio de comunicación inmediato y, si se sabe usar, confiable; y, por el otro, refuerza la importancia y la necesidad de que los comunicadores y periodistas confirmen la información que divulgan por un medio u otro.

Así pues, el tema no es new media vs. old media, sino buen periodismo vs. mal periodismo. #hedicho.

12 comments:

Guillermo said...

También habría que considerar que esas notas se publicaron en las secciones de "trascendidos", que no tienen la obligación de comprobar sus notas. Sí, muchas veces resultan ciertos esos chismes, pero no tienen que serlo necesariamente. Al no tener que respaldar esas notas ni siquiera con el nombre real de los periodistas, los diarios escapan a ese control. Supongo que puede decirse que es mal periodismo, pero también hay que tener en cuenta que la función o el objetivo de estas secciones es otro, y no necesariamente informar.

The travelling Moffin said...

Estoy totalmente de acuerdo. Otro ejemplo es esa broma que hicieron en un sitio web rumano. Ahí se decía que Rumania se había equivocado al enviar ayuda y en vez de llegar a Haití llegó a Tahití.
La broma aquí fue puesta en el sitio de El Universal, y creo que hasta salió en un noticiero matutino (no estoy segura). En realidad el gobierno de Rumania ha enviado (en los paquetes de ayuda de la UE, no el país) más de 50,000 euros de ayuda.
Pero no sólo son los editores quienes deben responsabilizarse del contenido, también los propios autores deberían investigar un poquito más antes de pasar notas como esa (o cualquiera de The Onion, por ejemplo) como verdaderas.
La credibilidad de estos medios se basa precisamente en eso, en el "factchecking" que a final de cuentas es periodismo responsable, independientemente del medio en el que encontremos la información

Anonymous said...

Ese mi Gerardo, al parecer tienes mucho tiempo libre pa andar husmeando en otras profesiones, deberías más estar en lo tuyo que eres tan bueno y menos en lo de los demás.

Deberías leer Asesinato en el Margen, para que veas como un economista de a deveras nunca descansa.

Saludos.

Anonymous said...

A chinga de cuando aca un profesionista no puede opinar sobre otras. Krugman escribe en medios y es esconomista.

Asì que favor de no mamar

Anonymous said...

a huevo! buen post.
Qué tonto el comentario del primer anónimo... "un economista de a deveras nunca descansa" jajajaja, tetísimo. No sé quién sea ese primer anónimo, pero se me hace que G. Esquivel sabe más sobre lo que es ser un economista "de a deveras".

Pepe said...

Pues para los periodi(queros)stas mientras el encabezado venda y la nota llame la atención, es más que suficiente.

No es algo nuevo, se ha desvirtuado mucho el oficio.

Ahora ya no es la prioridad informar, sino imponer el sus puntos de vista, descubrir el hilo negro, reinventar el agua tibia, revelar alguna terrible conspiración, o concursar para ver quien grita el "se los dije" mas escandaloso cuando alguna catástrofe ocurre.

El Nahual said...

Cierto GE, no me parece que haya tal crisis, simplemente los rumores que antes no se podían comprobar o desmentir rápidamente, permanecian...y muchas veces quedaban como reales, cuando era sensacionalismo. Ahora, gracias herramientas informaticas como twitter, es posible tener respuestas rápidas y el público general las puede responder. Ahora bien, la necesidad de los medios tradicionales por generar noticias "interesantes" (monopolizarlas para tener ganacias) los incentiva a querer apropiarse del mínimo rumor y públicarlo lo más rápidamente posible, sin necesidad de comprobarlo.

Anonymous said...

será que somos chismosos por naturaleza.

Erick said...

Tu ejemplo finálmente coincide con el de L. Krauze, la responsabilidad es del emisor, y dentro del marco en donde enfocas el problema, depende del periodista que debe cerciorarse de la veracidad de la nota. Y coincido en el balance de valoración respecto a twitter: un potencial que cada vez es más trascendente y real, pero que debe ser bien utilizado. Yo no creo que el periodismo esté en crisis, solo deben ser más responsables de lo que amerita twittear y de sus efectos en la sociedad. La hipótesis de Krauze respecto a que twitter será trasdendental en las elecciones de 2010 y 2012 es cierta, ya veremos como se va autoregulando la información, con el riesgo que el IFE quiera regular twitter(!).Los mejores jueces y reguladores de la información que fluye en twitter somos los usuarios, es la mejor forma de regular un mercado de estas características, donde todos somos productores y consumidores de un bien público, la información.

Saludos



Erick RS

Anonymous said...

chisme.

(Quizá del lat. cimex, chinche).

1. m. Noticia verdadera o falsa, o comentario con que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.

2. m. coloq. Baratija o trasto pequeño.

~ de vecindad.

1. m. coloq. El que versa sobre algo de poca importancia.

saludos
rgg

Anonymous said...

Enriqur Peña Nieto es un INEFICIENTE, lleva un buen de tiempo con el problema de Chalco.

y eso que es algo pequeño
imaginen si ocurre un temblor, o un desastre más complejo. Y así quiere ser presidente.

Gerardo Esquivel said...

Erick,

El ejemplo es, en efecto, similar. la conclusión, sin embargo, es diferente. Desde el título mismo ya son diferentes las dos perspectivas.

Saludos!

GE