Wednesday, October 03, 2007

La Etica de la Asesoría Económica

A raíz de un comentario crítico que le hace una autora a Milton Friedman por haber asesorado al gobierno de Pinochet en Chile, Greg Mankiw ha escrito un post sobre la ética de proporcionar asesoría económica a los gobiernos (On the Ethics of Advising). No es sorprendente que a Mankiw le interese este tema, ya que él fue el Jefe de Asesores Económicos del Presidente Norteamericano George W. Bush durante dos años. Tampoco es sorprendente que a mi me interese este tema, habiendo sido asesor económico de un candidato a la Presidencia de México (AMLO).

Una de las preguntas que se plantea Mankiw es la siguiente:

"Here is the basic problem. You are an expert working at an American university. A dictator calls you up, says his nation is facing a problem, and wants your help solving it. Many people, not just the dictator, are suffering because of this problem. What do you do? Does it matter whether the problem is an economic problem or a medical problem? If so, why? (If you want my opinion, here it is: I have no idea. Fortunately, I have never gotten any calls from dictators.)"

¿Quieren saber mi opinión? Se las daré luego. Por lo pronto, solo les quisiera adelantar algo: de todo lo que dice Mankiw en su post, en un punto estoy completamente de acuerdo con él y en algo difiero completamente de su posición.

Nota: Por cierto que el libro que critica a Friedman ha sido reseñado por Joseph Stiglitz en el NYT.

10 comments:

Anonymous said...

Que tal Gerardo,

me llamo la atencion lo facil que le es a Mankiw decir que un asesor no debe preocuparse / hacerse responsable por el resto de las acciones de un gobierno.

Te imaginas los siguientes casos: 1) "Yo solo me dedicaba a asesorar al gobierno de Hitler en terminos de seguros al retiro. Su postura belica o la "solucion final" no tenian que ver conmigo." 2) "Yo solo fui nombrado director del banco central por Hitler y mi responsabilidad era la politica monetaria prudente. Su postura belica o la "solucion final" no tenian que ver conmigo."

Me parece ingenuo, o "self-serving" como dicen los gabachos, pensar que el asesor no tiene ninguna responsabilidad. Si uno no esta de acuerdo con la esencia del programa de gobierno y/o con sus acciones e instrumentacion, siempre existe la posibilidad de renunciar.

Es dificil saber hasta donde / cuando puede uno seguir asesorando a alguien que actua de forma irresponsable o ajena a las ideas propias. Es claro que hay areas grises. Sin embargo, hay situaciones donde la colaboracion claramente implica una aprobacion explicita o implicita con el actuar del gobierno. O Mankiw lo sabe o lo deberia saber. El caso de Milton F. es identico. O sabia de las atrocidades a los derechos humanos o debio saber. En una carrera tan distinguida como la de Milton F, esa sigue siendo en mi opinion una falta de criterio o etica por parte suya.

Abrazo,

Gabriel

Anonymous said...

Que tal Gerardo,

Supongo que compartes la opinion de Mankiw cuando dice:

"But I worry about what happens when sanctimony leads people to put too high of a moral "tax" on advisers from academia."

Este debe ser un problema mayor en Mexico, con tanta gente prejuiciosa y de mente cerrada. O no?

Saludos,
Toño

El Nahual said...

Desde mi punto de vista no estoy completamente de acuerdo con Mankiw por lo siguiente.

Un médico no es igual a un economista. El medico realiza un juramento de salvar y proteger la vida humana, sea cual sea esa vida bajo el mejor método posible y sin importar el régimen político (Juramento Hipocrático). O ¿Acaso los medico que salvaron vidas humanas durante regimenes autoritarios, dictatoriales o imperiales son por ello promotores de esos regimenes? Muchos quedaron atrapados en el conflicto (en un área gris como Gabriel señala) e hicieron lo que por principios era su obligación: salvar vidas.

En cambio un economista no hace un juramento tan sencillo y no puede lavarse tan fácilmente las manos. Hasta donde un economista no hace un juramento de administrar la escasez bajo cualquier circunstancia. Si asé fuera, el economista sólo realizaría una función técnica, donde su función social es eliminada. Entonces un economista bien podría decir para justificar sus acciones: yo cumplo mi función social y mi juramento; a mi me encargaron organizar los recursos del campo de concentración o del Gulag.

Sin embargo, los economistas no se limitan a realizar funciones técnicas (como muchos quieren hacer creer) o a cumplir un juramento, pues pertenecen a una ciencia social, lo que deriva en implicaciones éticas y morales. Se supone cada economista y persona tiene principios básicos en función de los cuales actúa (supuesto heroico) y no los contravendría, pues sabe sus efectos. Es decir, son coherentes con lo que dicen y con lo que hacen. Por ejemplo, Milton Friedman jamás hubiera apoyado a la URSS para equilibrar el gasto militar y el gasto social, de tal forma que asegurara siempre una ventaja sobre EUA. Esto sería un problema digno de resolverse, pero contravendría todos los principios de Friedman.

Ya me imagino que Mankiew acepte la invitación de un régimen como el de Corea del Norte para que los asesore en como financiar el la construcción de tres nuevas centrales nucleares ultra- secretas. Corea del Norte argumenta que con ello se ahorran grandes cantidades de dinero en un futuro y que los ahorros servirán para gasto social.

Por último, estoy de acuerdo con Mankiew que la función de un asesor es dar consejos, ya si los lleva acabo o no el asesorado, eso ya no es su responsabilidad.

Salvador.

f said...

probablemente Friedmann vio en Chile, como en Nueva Orleans, "oportunidad" para llevar a cabo sus ideas.

Leer, "the Shock Doctrine" de Naomi Klein.

Anonymous said...

Asesor de AMLO! pufff! Pues no lo asesoraste muy bien que digamos.

. said...

me gustaria que el anonimo se explique.

y que luego gerardo se defienda y asi...

Anonymous said...

Sucede que no hay apuesta segura, ni siquiera por el rock and roll.

http://youtube.com/watch?v=ArlSV0SfjD0

Espero puedas ir al concierto, promete mucho.

Saludos,

P

Anonymous said...

"Leer, "the Shock Doctrine" de Naomi Klein."

Ya leiste dicho libro? Le encuentras algun valor? No tiene ni pies ni cabeza el "argumento" de la autora.

Anonymous said...

Porque los criticos de Friedman no le reclamaron el que asesorara a China y a Yugoslavia que en aquella epoca eran mas dictatoriales que el Chile de Pinochet.

En Mexico hay tanto economista que van a Cuba y le cantan pleitesias al dictador siendo que La dictadura de Cuba ha sido mucho peor que la de Pinochet.

Anonymous said...

Gerardo, ¿irias a Cuba a asesorar al gobierno de alla¿

Tantos economistas que van regresan y andan tan tranquilos por CU. Nadie les atribuye culpa por la antidemocracia, las violaciones a los derechos humanos y los fusilamientos irregulares de Castro.