Tuesday, July 31, 2007

La Deuda del GDF (1)

Estos días se ha discutido mucho sobre el tema de la deuda del GDF. Por un lado, el gobierno de Marcelo Ebrard anunció hace poco un intento de refinanciamiento del 90% de su deuda (la cual asciende a más de 42 mil millones de pesos) y denunció el bloqueo de las autoridades del Gobierno Federal, quienes aparentemente se negaban a dar su visto bueno a dicho esquema de refinanciamiento. La estrategia de refinanciamiento consiste, básicamente, en extender el plazo de la deuda de un promedio de 8 años hasta un periodo que puede ser de hasta 30 años. Este mecanismo obviamente dispersa en el tiempo los pagos de capital (amortizaciones) que hay que hacer y, al contar con un periodo de madurez más largo, también aspira a pagar una menor tasa de interés.

En su estrategia de comunicación, el GDF insistió en la importancia de este programa de refinanciamiento y señaló que con los recursos que se liberarían se podrían realizar importantes obras de infraestructura en la ciudad. También mencionaron insistentemente el monto de los vencimientos de capital que se avecinaban y señalaron que habría que pagar 20 mil millones de pesos en amortizaciones de capital durante los próximos 5 años. Otra insistencia del Gobierno del DF fue que con el esquema de refinanciamiento se podrían ahorrar hasta 1,500 millones de pesos.

Por su parte, el Gobierno Federal había asumido una actitud de indiferencia ante esta solicitud y no fue sino hasta el penúltimo día posible, es decir, ayer, cuando el Presidente Calderón le dió instrucciones a la Secretaría de Hacienda para atender la solicitud del GDF. Esa misma tarde, la SHCP emitió un comunicado por demás doloso y de mala fé (manipulando la información para exagerar el crecimiento de la deuda) en el que condiciona el aval para el esquema de refinanciamiento y, de paso, hace una serie de observaciones críticas sobre el manejo financiero de la deuda en los gobiernos de la Cd. de México. Entre otras cosas, la SHCP señala que
El Gobierno de la ciudad enfrenta una situación de enorme endeudamiento que le obliga a pagar alrededor de veinte mil millones de pesos en los próximos cinco años y que no está en posibilidad de administrar sin comprometer las finanzas públicas de la Capital. La situación es de tal gravedad que ha hipotecado el futuro de la entidad y puesto en riesgo la viabilidad de la ciudad en el largo plazo. Para honrar esta enorme deuda el Gobierno de la ciudad requiere que se autorice una reestructuración de su deuda, rescatando la viabilidad de las finanzas públicas de la ciudad.
Para decirlo brevemente, todo el párrafo citado es una gran mentira y que, contrario a lo que dice buscar la SHCP, politiza la discusión y trata de desprestigiar a las administraciones anteriores del DF. Así, el comunicado de la SHCP omite señalar el importante esfuerzo de la administración anterior (es decir, la de López Obrador) para controlar el crecimiento de la deuda de la ciudad y, más importante, que en los últimos años ya se había iniciado un proceso de desendeudamiento en términos reales por parte del DF. De hecho, esta situación se puede apreciar con la información que proporciona la misma SHCP. Por ejemplo:

1) Si usamos la deuda como procentaje del PIB, se observa que en el caso del DF este cociente se ha reducido de 2.85 en el 2001 a 1.9% en el 2007.

2) Si se usa la deuda como porcentaje de las participaciones federales, se observa que en el caso del DF este cociente se ha reducido de 127.6% en 2001 a 98.4%.

3) Si se utiliza la deuda del DF como porcentaje de toda la deuda de las entidades federativas, se aprecia que entre 2000 y 2006, ésta se ha reducido de 32.7% a 25.6%.

Por supuesto, si se utiliza como periodo base 1997, las condiciones son distintas. Sin embargo, sobre este punto hay que hacer dos consideraciones: 1) Nadie nunca ha negado que la administración Cárdenas/Robles fue un desastre desde el punto de vista de las finanzas públicas del GDF y 2) En cualquier caso, el aumento de la deuda del DF en esa y en otras administraciones es, en última instancia, responsabilidad del Congreso, que es quién aprueba los techos de endeudamiento netos del GDF.

Así pues, el Gobierno Federal nuevamente recurre a la mentira para desacreditar a una administración local a la que le tiene una profunda animadversión. ¿Qué saldrá de todo esto? Muy pronto sabremos el desenlace de este episodio (se supone que las ofertas de los bancos para el refinanciamiento de la deuda del GDF se vencen hoy a medianoche, pero no parece haber ningún problema en volver a convocarlos y obtener condiciones similares a las que ya se habían recibido).

En cualquier caso, muy pronto espero retomar este tema y mencionar porque creo que en este tema Marcelo Ebrard ha cometido un doble error: uno político y uno financiero. También espero comentar porque el gran ganador de todo esto no es ni el Gobierno Federal, ni el Gobierno del Distrito Federal, ni los habitantes del DF. El único ganador de todo este sainete será, con toda seguridad, el ex-Secretario de Hacienda Pedro Aspe.

10 comments:

C. said...

1. Si el Gobierno Federal "le tiene una profunda animadversion" a la administracion local... esta, por su parte, ha hecho todo lo que ha estado en sus manos para ganarsela. Habria que decir, para ser un poco mas justos, que la animadversion es, por lo menos, mutua.

2. Como es que una administracion perredista contrata al ex-secretario de Hacienda de Carlos Salinas para que les ayude con sus estrategias financieras?

Saludos,

C.

Anonymous said...

De acuerdo con documentos periodisticos, la Secretaria de Finanzas del DF le pago a Pedro Aspe 100 mil pesos al mes.

Sin embaro, ta hago la pregunta ¿Cobran este tipo de empresas como Protego un porcentje del monto refinanciado? Por que si es asi, y siendo consevadores (medio punto porcentual), los contibuyentes del DF le debemos al exsecretario de hacienda de Carlos Salinas cerca de 200 MILLONES DE PESOS que bien podriasn ser hasta 400 MILLONES DE PESOS....

Anonymous said...

Un breve comentario, el saldo de la deuda del DF no creo que sea un problema para las finanzas de la ciudad, es claro que una urbe que aporta alrededor del 20% del PIB nacional tiene grandes necesidades de financiamiento. Creo que la SHCP tiene razón en que esta deuda no se ve reflejada en Infraestructura en la ciudad.

El GDF se gasta la deuda en proyectos que no deberian ser financiados con deuda. ¿Dónde estan los grandes proyectos de infraestructura de la ciudad? ¿En el segundo piso? ¿En el metrobus? ¿En el Metro? AMLO siempre dijo que el segundo piso y el Metrobus no se construyeron con deuda.

Ahora bien, PROTEGO cobra 100 mil pesos por asesorar al GDF, pero por la operación PROTEGO va a cobrar el 2% sobre el ahorro derivado del refinanciamiento en los siguientes 18 meses posteriores a la fecha de refinanciamiento. Ellos definen el ahorro como la reduccion en amortizaciones y del costo financiero. Piden dos años de gracia en el pago de capital en las propuestas de los bancos, de esta manera el supuesto "ahorro" esta inflado en cerca de 2 mil millones por la gracia de la amortización de dos años (claramente eso no es ahorro porque no tiene ningun efecto en el agregado del presupuesto de la entidad).

Si bien hay una ahorro presupuestal en el servicio de la deuda, no hay ahorro en el presupuesto agregado de la ciudad, porque el dinero que se utiliza para amortizar la deuda, mismo que despues es recontratado y digido a obras, ahora al no ser pagado en amortizaciones y no ser convertido en deuda, tendrá que ser dirigido a obras directamente a través de una reasignación presupuestal.

Por otra parte, si bien es cierto que las tasas de fondeo de largo plazo han estado bajando, no necesariamente hay un ahorro al moverse en plazos más largos de la curva. Por el aumento en el plazo el costo financiero aumenta, ya que durante más tiempo se pagan más intereses. Si bien año con año se paga menos, al final de la vida de los créditos el GDF podría terminar pagando muchismo más.

Sólo habria ahorros si se reduce el costo financiero en el mismo plazo o si en valor presente neto del costo finaciero ocasionado por el refinanciamiento es menor comparado con el costo financiero previo al refinanciamiento.

Por lo tanto el GDF le van a pagar a PROTEGO por ahorros que no existen, o bien, son menores a lo que dicen, porque estan inflando el ahorro con la gracia de 2 años de amortizaciones de capital. Facilmente PROTEGO se va a embolsar cerca de 200 millones de pesos, por hacer algo que debieron haber hecho los funcionarios del GDF, como bien lo dice Granados Chapa.

El asunto se politizó y era de esperarse, porque no hay lógica para que PROTEGO este detrás de esa operación financiera. Siendo la Ciudad de México la entidad más endeudada del país, era de esperarse que los funcionarios tuvieran la preparación suficiente para poder manejar financieramente este tipo asuntos. PROTEGO es para asesorar municipios con funcionarios que no tienen ni idea de planificación financiera, ¿asesorar al GDF?, por favor!. Los funcionarios del GDF tienen maestrias y doctorados en Inglaterra (Quien sabe que tan bueno sea, pero obviamente tienen mas preparación que cualquier tesorero municipal o de cualquier otro estado).

La acción sólo se entiende en el ambiente político, ya que podría ser el comienzo del cochinito Ebrard 2012. Cuando menos con esta operación van a sacar en forma legal 200 millones de pesos del presupuesto de la ciudad. Presupuesto conformado por los impuestos que pagamos los capitalinos.

Anonymous said...

Un articulito que seria muy interesante que comentaras, de tu amigo el guero:

http://www.reforma.com/editoriales/nacional/398/794720/default.shtm

Saludos,

C.

Anonymous said...

Eso de que las propuestas tienen un plazo de vencimiento es una mentira, s�lo tendr�an plazo para respetar una tasa fija, pero a 30 a�os dudo mucho que un banco otorgue tasa fija. Asi que el plazo es otra de la mentiras del gobierno perredista.

Anonymous said...

Gerardo,

Tengo entendido que anteriormente la gente de la Secretaría de Finanzas del GDF realizaban las renegociaciones de la deuda. De ser así, entonces debemos suponer que la gente de PROTEGO pudo conseguir una mejor tasa que la hubiera conseguido el GDF por sí mismo, y que ese “ahorro” por contratarlos sobrepasa el pago de la comisión que se va a pagar.

Mi pregunta es, ¿realmente ganó algo el GDF con la contratación de PROTEGO?

Saludos

Miguel

Anonymous said...

Yo creo que Ebrard cometio un error político, al hacer publica la renegociación de la deuda del DF abrió la puerta para que Calderón lograra cosas:

1. SHCP interviniera directamente en la renegociación de la deuda del DF, algo que nunca habia hecho. SHCP dio el mensaje de que las finanzas del DF estan mal y la deuda pone en peligro la sustentabilidad de la hacienda publica, por lo tanto tuvo que intervenir.
2. Ebrard no puede negar ahora que hay cooperación entre los dos gobiernos, practicamente Calderón lo obligo a reconocer que debe existir comunicación
3. Ebrard abrió la puerta para que SHCP se metiera hasta en el destino de los recursos de deuda del DF. Ahora SHCP dira en que se debe gastar la deuda el DF (Infraestructura Hidraúlica, Agua, etc)
4. Ahora si el asunto de la deuda del DF toma un giro "bueno", Calderón dira que sucedió porque intervino en el manejo de la deuda, si sale mal, siempre será culpa de GDF.


El score queda así:
Calderón 1
Ebrard 0
Aspe 200 millones de pesos :)

Anonymous said...

Es que antes habia pura gente del colegio de mexico en finanzas del Gdf refinanciando segun la deuda, por eso Protego hace mejor trabajo ahorita. Que ganó el GDF con la contratación de protego?, pues alguien que si supo hacer la chamba.

Anonymous said...

Al anónimo de las 5:07

Lo interesante va a ser cuando se sepan las condiciones de la contratación tanto de Protego como del refinanciamiento. La sorpresa es que las condiciones que consiguió Protego no son mejores que las que ya tenía el GDF. En realidad, sólo alargaron los plazos, pero para eso no había que ir ni al ITAM ni mucho menos a Harvard o MIT, aunque tampoco había que desembolsar 200 millones de pesos.

Anonymous said...

Cierto. Con todo, quizas lo de contratar a PROTEGO haya sido, sobre todo, una manera de Ebrard de mandar un mensaje a la comunidad empresarial... YO NO SOY EL PEJE

Saludos,

C.