Thursday, September 10, 2009

El Problema No es Fiscal

El problema de la economía mexicana no es fiscal. Las autoridades económicas del país no parecen haber entendido nada de esta crisis: primero no entendieron su magnitud, luego subestimaron el impacto de ésta sobre la economía mexicana, y ahora demuestran que tampoco parecen haber entendido ni sus consecuencias ni la forma en la que podríamos salir de esta situación.

Veamos: la caída en la actividad económica del segundo trimestre del 2009 fue superior al 10%, en lo que va del año se han perdido más de 600 mil empleos formales (una caída superior al 4% del total), el desempleo y el subempleo son los más altos en el país desde 1995, la Secretaría de Hacienda estima que la caída anual del PIB en 2009 será de 6.8%, mientras que analistas independientes estiman que la economía puede caer en 8% o más. ¿Cómo explicar a nuestras autoridades que el principal problema de nuestra economía en este momento es la caída en la actividad económica? ¿Qué parte de esto no se entiende?

Por el contrario, el Gobierno considera que nuestro principal problema en este momento es fiscal y que lo que urge es tapar el “boquete” del próximo año. Lo que el gobierno no ha entendido (o no parece querer entender) es que el “boquete” fiscal es una consecuencia más de la crisis económica. Para entender ello, veamos cuál es el origen de este agujero en las cuentas públicas.

La caída en los ingresos en el 2009 tuvo su origen en dos factores separados, aunque relacionados (veáse, por ejemplo, este reciente informe de la Secretaría de Hacienda). Por un lado, una parte de la caída se debe a la baja tanto del precio del petróleo como del volumen de producción y exportación petrolera (los cuales, en conjunto, exploican una caída de 211 mil millones de pesos); por otro lado, la caída de los ingresos fiscales se debió a una muy importante caída en la recaudación tributaria no petrolera (una caída combinada de 268 mil millones de pesos, veáse gráfica anexa).
Una parte importante de la caída en el primer factor se cubrió con los ingresos de las coberturas petroleras y con los excedentes de operación del Banco de México. La caída del segundo factor se cubrió en este año básicamente con los recursos de los Fondos de Estabilización, con otros ingresos no recurrentes y con los dos ajustes en el gasto público que llevamos en este año.

Fuente: SHCP

Para el siguiente año, los ingresos del gobierno se mantendrían bajos como resultado, primero, de que el precio del petróleo seguirá por debajo de lo estimado para este año y, sobre todo, como resultado de la baja actividad económica que mantendría muy reducidos los ingresos tributarios no petroleros. Nótese que el tamaño del boquete fiscal que se ha estimado ($300 mil millones de pesos) podría explicarse fundamentalmente por la magnitud de la caída de los ingresos tributarios no petroleros del 2009, los cuales dificilmente crecerán en el 2010 como resultado de la relativamente baja actividad económica. En ese sentido, pensar que el boquete fiscal puede corregirse con un aumento en los impuestos es no entender que el agujero fiscal es la expresión resultante de la crisis y no una causa de la misma.

Por lo anterior, pretender enfrentar la crisis económica con una reducción en el gasto público y con un aumento en los impuestos, es ir en contra del sentido económico común e ir en contra de lo que se está haciendo en otras partes en el mundo, en donde lo que se está planteando son aumentos en el gasto público, reducciones en los impuestos y una ampliación en los déficits fiscales. El resultado de una medida como laque se ha propuesto sería, sin duda, profundizar la crisis económica en la que ya estamos. La reducción en el gasto del gobierno de casi 2% del PIB que ya ha sido anunciada implicaría, de entrada, que el escenario de crecimiento de 3% para 2010 sería absolutamente inviable. Si a ello le agregamos el efecto del aumento en los impuestos, las expectativas son aun peores. De hecho, si se llegaran a aplicar las medidas propuestas es muy probable que la economía mexicana se contrajera nuevamente en 2010. Así pues, tratar de enfrentar la emergencia económica con un programa de ajuste en gastos e impuestos como el que se ha propuesto equivale a tratar de apagar el fuego arrojándole gasolina. Y eso, en el año de los centenarios, no pareciera ser precisamente una muy buena idea.

20 comments:

Anonymous said...

Dr. Esquivel,

Excelente análisis, estoy totalmente de acuerdo con usted.
Con tantos y mayores impuestos, aumento en bienes y servicios (sobre todo combustibles) y reducción de gasto gubernamental, inevitablemente llevaría a una reducción aún mayor en la demanda interna. lo anterior conduce sin escalas a un crecimiento menor.

En fin los expertos vuelven a leer mal el mercado, creo que quieren aprovechar la presente coyuntura para hacer lo que siempre han deseado, aumentar la recaudación, pero eso sí, sin tocar a los privilegiados.

Inche país el nuestro , por eso nos secuestran aviosne, con latas de jumex jajajaja

saludos,

EHCR

Anonymous said...

Perdón, pero pareciera que el problema si es fiscal: debido a la sustitución de ingresos vía petróleo desde hace por lo menos 30 años no se reinvirtió en Pemex (y en general se gasto en la operación del gobierno y los servicios y productos que ofrece y no en infraestructura, i.e. inversión física bruta) y por eso las reservas cayeron, disminuyendo el ingreso disponible del gobierno. Pero la baja incidencia del gobierno en la economía, debido a la crisis fiscal estructural que padece hace que sea imposible incrementar el déficit para efectuar una política contracíclica efectiva y significativa, precisamente por la baja recaudación y precariedad que se tiene. Entonces, la capacidad de incidencia real del gobierno es baja o nula debido a que tiene pocos recursos destinados a promover la inversión, alianzas público-privadas, etc y muchos recursos a sostener un Estado de semi-bienestar, mas bien clientelista y coporativista. Lo que ocurre es que debido al problema fiscal no puede incidir en la economía (el Estado no tiene el capital suficiente para promover el desarrollo y al mismo tiempo el sector privado no es capaz de invertir fuertemente) y ésta no tiene, precisamente porque no ha podido invertir los niveles de capital requeridos para soportar el nivel de inversión necesaria, catapultar la productividad y el crecimiento económico. En suma, es un Estado pervertido en su misión social y económica debido a su naturaleza rentista. Lo siento, el problema es centralmente fiscal.

Anonymous said...

Dr. Esquivel, ¿usted esta seguro de que nuestro país tiene el margen suficiente para hacer los mismo que otros paises?. Es decir, "aumentos en el gasto público, reducciones en los impuestos y una ampliación en los déficits fiscales".

Para completar la información que presenta, debería usted incluir una gráfica de la curva de rendimientos para que los lectores puedan observar que tiene una pendiente muy fuerte después de los plazos más cortos.

Como no puedo incluir la gráfica, solamente me queda describir que las tasas de corto plazo y hasta cinco años se encuentra relativamente bajas (alrededor de 5 por ciento) pero a partir de los 5años hay un amuento muy fuerte. La tasas a 5, 10 y 20 años se incrementan a 7.5, 8.5 y 9.0 por ciento, respectivamente.

La curva de rendimientos muestra que no hay confianza para el mediado y largo plazos.

¿Su opinion ya toma en cuenta el panorama sobre la solvencia futura del sector público que ofrece la curva de rendimientos ?

En este tema es donde Moody's, por ejemplo, ha puesto el acento, y la SHCP esta tratando de actuar al respecto.

Andrés Lajous said...

Hola Gerardo tengo una duda. ¿Qué pasa si le quitas dinero a quienes lo tienen en cuentas de banco o en propiedades y se los das a quienes tienen una mayor propensión a gastar? Auténticamente no sé si eso suena bien en toería, estoy completamente equivocado, o sale peor.

Saludos, Andrés.

Mujer Maravilla a la Mexicana GG said...

Ok pero entonces qué???
El 2% me parece una medida acertada en cuanto implicaría un incremento rápido en la recaudación fiscal. Ciertamente el dedicar parte de esta recaudación al programa de oportunidades sería tardado y en el momento la persona de bajos recursos automáticamente ve reducido sus ingresos. Pero entonces qué queda? El problema está ahí, hace menos de un mes la nota económica era que los municipios no tenían ni siquiera para pagar la nómina.

Me parece un poco incongruente para el caso de México en particular, el hablar de incrementar el gasto público como medida contracíclica cuando se tienen situaciones como la presentada en las finanzas municipales.

Por lo tanto ¿cuál sería una medida adecuada? Deuda???

Saludos.

Anonymous said...

Muy buen post Gerardo.

El Anónimo de las 6:02 tiene un buen punto. Debe ser uno de los autores de un paper corto del Banco de México que acabo de leer.

Esto se reduce a que el Gobierno está más preocupado por las expectativas sobre el país que por salir de la crisis actual. Prefieren acentuar esta crisis (total ya estamos en ella) a mandar una señal a los mercados de un incremento en la probabilidad de quiebra. A mí no me es claro que ésta sea la mejor decisión, pero tampoco se hace tan obvio su rechazo.

Saludos.

Gabriel Roldán said...

de acuerdo contigo Gerardo, sin duda el peor escenario posible para nuestro país se ha convertido en una realidad, amarga sin duda... ...con la aplicación de nuevos impuestos indirectos ¿crees que se traduzca en un incremento de la base tributaría) y el incremento en el ISR, cuando en otros países se están dando estímulos fiscales...y el anuncio de recortes de los programas sociales menos eficientes y el aumento en oportunidades y el seguro popular... ...mejor no sigo me pongo triste...
...yo me preguntaría si ¿realmente las autoridades tienen conocimiento o una idea vaga de hacia donde nos llevaran sus decisiones?

un abrazo Gerardo

Anonymous said...

Compañeros que me antecedieron en sus comentarios:

Les preguntaría, si supóniendo sin conceder, que el gobierno tape su boquete fiscal con las medidas propuestas, cómo diablos va a hacer para generar, no digamos 600 mil empleos, 200 mil??, cómo hará para hacer que la actividad económica suba 3%, esto es, cómo va a traducir "su presupuesto suma CERO", en nuevas empresas???, no me queda claro. Espero ustedes puedan explicarlo.

Lo anterior, lo pregunto, porque además va a bajar el poder adquisitivo de la racita (impuestos y precios altos), bueno de los que aún tengan chamba, claro.

Creo que la SHCP tendría finanzas sanas, pero también creo que el país no necesariamente las tendrá.

Una vez más: Gobierno rico, país pobre.

saludos,

EHCR

Anonymous said...

entonces lo que propones es reducir impuestos


Una cosa que no me queda muy clara de la explicación (con manzanitas y peras), ¿dónde están los ingresos del petróleo?

otra cosa, ¿qué va a pasar si el impuesto del 2% no se logra recaudar como se ha estimado?

el gobierno ya sabe de dónde vamos a sacar dinero para pagar los impuestos.

creo que el gobierno siempre a vivido de los ingresos del petróleo, sin preocuparse en la eficiencia. Ahora resulta que como no tiene ingreso quiere subir impuestos, justo cuando no hay dinero. No pues si el sentido común del gobierno si que me admira. El pagar impuestos es necesario pero por qué justo ahora en una crisis.

Anonymous said...

es decir ni el gobierno ni nadie tiene dinero para hacer el gasto que otros paíse (muy inteligentes han ahorrado) están haciendo

el gobierno ha revelado todo
"no tengo dinero ni ndad que dar"
y que quiere más dinero

esto ya se puso bien bueno

Anonymous said...

agregando más

definitivamente no creo que logren recaudar mucho. Menos personas sin trabajo y dinero.

Anonymous said...

Su analisis es pulcro!!! definitivamente, sin embargo, si bien el problema no es PURAMENTE fiscal, si tenemos un problema fiscal y usted lo sabe.. las reformas fiscales deben ser parte de las medidas que tome el gobierno federal, y yo no veo que ellos hayan dicho expresamente que esta sera la unica medida, ni tampoco he leido declaracion alguna que asuma que el problemeta es exclusivamente fiscal.

El impuesto famoso a la pobreza, lo considero una necesidad para ampliar la base de contribuyentes, ya que el IVA generalizado no pasaria por el congreso..

Yo apoyo las medidas, en su mayoria, de hecho las considero inclusive minimas.. pero tambien coincido con usted en el sentido de que hay muchas otras cosas por hacer.

Anonymous said...

Mi pregunta, ¿cómo le haría la SHCP para proponer un mayor deficit sin incrementar el costo financiero de largo plazo y de donde obtendría dinero en la coyuntura actual?

Paulo E said...

entonces cual seria una medida acertada para hacer frente a la baja en los precios del petroleo y la caida en la recaudación?

El cisne negro said...

"Así pues, tratar de enfrentar la emergencia económica con un programa de ajuste en gastos e impuestos como el que se ha propuesto equivale a tratar de apagar el fuego arrojándole gasolina. Y eso, en el año de los centenarios, no pareciera ser precisamente una muy buena idea."

Podríamos completar está enigmática conclusión del Dr. Esquivel con algunos fragmentos de "Revolution" de The Beatles (ahora, que de nueva cuenta están de moda):

"You say you want a revolution
Well, you know
We all want to change the world
You tell me that it's evolution
Well, you know
We all want to change the world...

You say you got a real solution
Well, you know
We'd all love to see the plan
You ask me for a contribution
Well, you know
We're doing what we can
But when you want money
for people with minds that hate
All I can tell is brother you have to wait "

El Nahual said...

Si bien es cierto que el problema del boquete fiscal se debe a la crisis, si existe un verdadero problema fiscal-recaudatorio en México debido a la petrolización de las finanzas públicas y a una estructura impositiva que es muy laxa con los más ricos. México recauda como porcentaje del PIB alrededor del 20% cuando en países cuando en países desarrollados esto sobrepasa los porcentajes del 30% y 40%.

Aquí el punto que los países que recaudan mucho, tienen gastos redistributivos importantes. En México esto no sucede y generalmente la recaudación se va en buena parte en sueldos y salarios de la burocracia.

Anonymous said...

Por un lado, la recaudación es bajísima, por muchas razones, incluyendo los recursos de amparo, las lagunas en la normatividad, los regimenes de excepción y la evasión simple y llana ("¿Quiere recibo con IVA? ... pero le va a subir el costo mi jefe").

Pero por otro lado, el gasto llega a ser infame, grotesco.
¿Cómo pueden proponerme que acepte con valor patriotico una subida de impuestos si estoy viendo que Peña Nieto se ha gastado unos 3,500 millones de pesos en publicidad? mientras que a la gente de Valle Dorado se la llevan las aguas negras y el canal de la Compañia en Chalco esta a punto de reventar ooootra vez?

¿Cómo puedo aceptar pagar más si el sindicato de Pemex es un barril sin fondo por todos los privilegios que tiene? Mientras que la inversion en Pemex sigue ausente.

¿Cómo puedo confiarles más dinero si veo que los senadores se embolsan casi un millón de pesos al año haciendo transas con los boletos de avión que les dan?

Esta parece ser una de esas encrucijadas en las que desgraciadamente estamos atorados y que seguramente no tendrá una verdadera solución.

Por supuesto, la oposición tratará de capitalizar políticamente la situación. Por ejemplo, ahora resulta que los priístas se ponen muy estrictos con el gasto público y piden hechos, claridad y transparencia.

Pero pensándolo bien, en realidad ellos nos metieron en este problema. Casi toda la ineficiencia y corrupción en la que vivimos se debe al PRI (tú asigna un porcentaje, amigo lector). Y se trata del mismo PRI que ha bloqueado y sigue bloqueando todo intento de cambio. Y que desgraciadamente a tenido éxito sin importarle los costos que impone a nuestro país.

¿Tu crees que a Peña Nieto y toda la cargada que ya esta con él le importa la solucion de los problemas? Por supuesto que no. Lo que les importa es hacer ver mal al Gobierno Federal, cualquiera que sean los costos para el país, y seguir empujando sus ambiciones personales.

Anonymous said...

Y recaudamos sólo 10% de no petroleros... Si por eso Slim es "competitivo". Vamos Doctor, si hasta el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios se peleó con Carstens por los impuestos y no me dihan que son muy ilustres esos tipos de negocios

César Soto said...

Recientemente el Dr. Arturo Huerta presentó el libro "Hacia el colapso de la economía mexicana", este libro lo terminó hace un año pero lo comenzó a redactar hace 2 años cuando surgió la crisis hipotecaria. La casa editorial de siempre del Dr. Huerta, "Diana", no se lo quiso publicar por que el contenido les pareció inadecuado, y es que debido al panorama sombrío que se auguraba para la economía norteamericana Arturo Huerta predijo un colapso de la economía mexicana sin precedentes, esto basado en la terrible fragilidad de la economía mexicana, que es totalmente vulnerable a los shocks externos que ya todos hemos visto.

Como dice el Dr. Esquivel, el problema no es fiscal, el problema es el modelo económico. La crisis económica actual no vino de afuera, la crisis mundial fue el detonante de esta, en el libro de Huerta encontramos que la economía mexicana se encaminaba ya a un colapso, solo necesitaba la gota que derramara el vaso y así ocurrió. En conclusión, la crisis actual es de origen endógeno, y la prueba de esto es que de entre los países de América y probablemente del mundo, nuestro país será el más afectado, por que sufrimos tres crisis; la crisis económica mundial, la crisis domestica y la crisis fiscal.

Si el modelo no cambia cualquier fluctuación en los ciclos de la economía mundial nos van a aniquilar, por que este modelo nos ha hecho extremadamente frágiles.

Lo que más me preocupa en este momento es que utilicen el shock que ha provocado en la población este colapso económico para hacer las reformas que afectan a todos los mexicanos como la privatización de PEMEX, perdón, la reforma energética, ya que este es el momento propicio para vender la idea de que la crisis es culpa de la ineficiencia de PEMEX y que si se deja en manos de los particulares vamos a llegar a la tierra prometida donde mana la leche y la miel, como se hizo cuando se entrego al sistema de pagos al capital financiero internacional y ahora también a gobiernos extranjeros por esto de los rescates bancarios.

I.J.J. said...

Dr. Gerardo
Una pregunta. de cuál sería el monto probable de recaudación si se "ataca" a los evasores del fisco que porcentaje del boquete de 300 mil millones se recaudaría?

habrá algúna estimación?

Gracias, ATTE: IJJ