Saturday, May 02, 2009

Reporte del CDC sobre la Influenza en México

Finalmente, alguien proporciona información confiable y útil para entender la evolución del brote de influenza A(H1N1) (antes llamada influenza porcina) en México. Quizá para sorpresa de algunos, la información no la proporciona el gobierno mexicano sino el Center for Disease Control and Prevention de Estados Unidos. La información ha sido publicada en un breve reporte titulado "Outbreak of Swine-Origin Influenza A(H1N1) Virus Infection -Mexico".

El breve documento incluye una cronología de los eventos más importantes relacionados a este brote, así como algunos datos demográficos de 24 casos confirmados. El documento también explica algunas definiciones que el Secretario de Salud José Angel Cordova Villalobos ha tenido dificultad para explicar en las múltiples conferencias de prensa y entrevistas que ha dado en los últimos días.

Las definiciones utilizadas son las siguientes:

a) Un caso sospechoso fue definido como una enfermedad resiratoria severa con fiebre, tos y dificultad para respirar.

b) Un caso probable fue definido como un caso sospechoso en un paciente de quien se había recolectado una muestra, la cual dio positivo en una prueba de influenza tipo A.

c) Un caso confirmado fue definido como un caso probable que, además, hubiera dado positivo en una prueba de "Swine Origin Influenza A Virus (S-OIV)" a través de una prueba del tipo "Real-time reverse--transcription polymerase chain reaction (RT-PCR)".

Con estas definiciones, se identificaron 1918 casos sospechosos en el periodo de Marzo 1 a Abril 30. De éstos casos sospechosos, se encontró que 286 eran casos probables por haber dado positivo a la prueba de influenza tipo A y, de éstos, sólo se confirmaron 97 casos como casos atribuibles al virus tipo A (H1N1). Es decir, que sólo el 5% de los casos sospechosos fueron confirmados y que sólo el 34% de los casos probables fueron posteriormente considerados como casos confirmados. De los 97 casos confirmados, 7 eran de personas que fallecieron (6 del Distrito Federal y 1 de Oaxaca).

Con base en estas definiciones, el CDC presenta la información más relevante que yo haya visto hasta el momento sobre la evolución de esta enfermedad en México: una gráfica que muestra casos probables y confirmados por fecha de inicio de la enfermedad (nota: la gráfica no incluye información de 26 casos probables, no confirmados, para los cuales no se conoce la fecha de inicio de la enfermedad). La gráfica es la siguiente:

[Nota: Puede ampliar la imagen haciendo clic sobre ella]



Esta gráfica muestra varios detalles interesantes:

1) Que el primer caso identificado en México del virus A(H1N1) se presentó el 17 de marzo y el segundo el 25 de ese mismo mes. Ninguno de estos dos casos, por cierto, corresponde al niño Edgar Hernández de la comunidad de La Gloria en Perote, Veracruz, a quien erróneamente se ha identificado como el posible primer portador del virus, ya que es sabido que Edgar se enfermó a principios de abril y no en el mes de marzo. Tampoco se trata de Adela María Gutierrez Cruz, la persona que falleció en Oaxaca, ya que ella empezó a presentar los síntomas de la enfermedad hasta el 9 de abril.

2) Lo anterior también implica que estos dos casos mencionados (los del 17 y 25 de marzo) ocurrieron antes que los dos casos identificados en California, los cuales ocurrieron el 28 y 30 de marzo según ha informado la misma CDC en otro documento.

3) Que la mayor parte de los casos probables ocurridos en el periodo del 2 al 17 de abril se tradujeron en casos confirmados.

4) Que a partir del 18 de abril aumentó el número de casos confirmados, aunque también aumentó significativamente el número de casos probables. Lo anterior parece deberse a que, como se señala en el mismo reporte del CDC, el 17 de abril la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud emitió una alerta nacional para que todas las unidades y hospitales reportaran a pacientes con enfermedades respiratorias severas y recomendó la recolección de muestras en todos estos pacientes. Como resultado de esta acción, aumentaron en forma importante tanto los casos probables como los confirmados aunque, por lo mismo, la tasa de confirmados a probables comenzó a disminuir en forma importante.

4) Aunque hacia finales de abril se empieza a observar una reducción importante en el número de casos probables y confirmados, es posible que esto se deba a que varios de los casos correspondientes a estas fechas aun están siendo analizados y no necesariamente a una reducción en la incidencia de la enfermedad.

Finalmente, el reporte también proporciona información más detallada sobre 24 de los casos confirmados para los cuales se cuenta con información disponible. De estos casos, 15 son mujeres y 9 son hombres. En términos geográficos, 15 son del DF, 7 del Estado de México, 1 de Veracruz y 1 de Oaxaca. Por edad, 5 son menores de 5 años, 4 están en el rango de 5 a 19 años, 9 están entre 20 y 39 años y 6 están en el rango de 40 a 59 años de edad. No hay casos confirmados de personas mayores de 60 años de edad.

Por supuesto, aun quedan muchas dudas por resolver. Sin embargo, este reporte arroja una primera luz sobre el inicio, magnitud y propagación del virus A(H1N1) en México. Sin lugar a dduas, un tema clave para entender mejor todo esto será saber quién fue el primer paciente al que se le detectó el virus en México.

10 comments:

Juan Pablo Zorrilla Salgador said...

Muchas gracias por una aportación con información clara y confiable.
En los últimos días hemos vivido un bombardeo masivo de información, que desinforma y aumenta el panico.
Esta pandemia persigue fines económicos y reponde a intereses políticos? yo estoy empezando a creer que si.

Anonymous said...

Bravo! todavía hay gente que cree en el catastrofismo con causa social. No equivoquemos las interpretaciones. Tener números y estadísticas (you love them, economists!) es muy bueno, pues permite analizar con detalle el problema, pero de eso a creer en que hay un causalismo político-económico...

Anonymous said...

Gerardo, ahora se confirma, otra vez con fuentes externas, que si hubieron avisos a las autoridades mexicanas y que fueron desatendidos.

Espero que tu puedas mostrar todo el material de esta nota de hoy de Reforma y que se comente de manera amplia y seria.

"Revela OMS
alertas previas sobre brote"

"La OMS avisó a México de casos inusuales de neumonía desde el 11 de abril, pero el País respondió que eran incidentes menores, según el organismo"

Anonymous said...

Una forma de enviar buenas señales de México al mundo. Es haciendo propuestas de política pública de cambios en el:

SISTEMA DE SALUD MEXICANO


y cambios en los procesos de atención a pacientes, por parte del personal. Los procesos de atención a pacientes tienen que incluirse desde la formación del personal. Por ahora es necesaria capacitación del personal actual en países que sobresalen en salud.

Es necesario incluir en los procesos de selección de candidatos a médicos y otras áreas de salud exámenes de vocación.

digo, ya que están tan preocupados de como reactivar el turismo. Dudo que funcionen los descuentos en hoteles.

yo diría un cambio radical del SISTEMA DE SALUD MEXICANO.

Aquiles Digo, antes Jordy said...

Excelente información profesor, sin duda alguna mucho del pánico y de la alarma se hubiera evitado si la Secretaría de Salud en México nos hubiera dicho claramente la diferencia entre casos sospechosos, probables y confirmados. Mucha gente veía en el periódico "120 nuevos casos en el DF" y todos pensábamos que se trataba de enfermos confirmados, lo que aumentaba la histeria. Muchas gracias por toda la información. Además de economista, usted sí la haría de detective. Un saludo.

El Nahual said...

Sigo insistiendo, es el colmo que haya mejor información sobre esta situación de México proveniente del exterior, que generada en el país.

Esto apunta a que algo muy malo sucede al interior de la SSA.(ineptitud, incopetencia,ocultamiento de información, etc...)

Guillermo said...

Is there a silver lining for Mexico?

Este es el nombre de la última entrada de Tyler Cowen en su blog, marginal revolution. Quizás podríamos traducirlo como "¿Y si el gobierno no estuviera haciendo mal las cosas?. En dicho post Tyler menciona que ciertamente ha habido muchos errores por parte de la secretaría de salud, sin embargo salva los siguientes puntos:

Algunos de los problemas pueden ser atribuidos directamente a los ciudadanos que en lugar de acudir al médico recurren a otro tipo de remedios o se auto medican.

Se pudo detectar un nuevo virus de forma relativamente rápida, en condiciones especialmente difíciles, aún se está dentro de la temporada de influenza estacional, son muchos los pacientes con enfermedades respiratorioas con sintomas similares a los de la influenza pero debido a otras causas, sobre todo en una ciudad tan poblada y contaminada como el Distrito Federal

Se actuó de forma decidida y sin caer en pánico

El gobierno no intentó ocultar o minimizar el problema (recordemos cuánto tiempo tardó el gobierno de Estados Unidos en reconocer el SIDA)

Los esfuerzos del gobierno mexicano han sido vistos con buenos ojos por la comunidad internacional. No se actuó como en una república bananera, pocos se animarían a decri que el gobierno de Canadá, por ejemplo, habría hecho las cosas sustancialmente mejor.

Anonymous said...

Pero la cultura de no ir al médico no es porque así lo hayamos heredado de los aztecas, sino también porque la cobertura del sistema de salud es muy mala, sale costoso ir al médico, ya sea en dinero o tiempo. Y ps uno puede automedicarse facilmente ya que la venta de medicamentos sin receta medica es algo sencillo y nadie, al menos en una edad joven, le tiene miedo a la gripe.
Luego, decir que la respuesta del gobierno mexicano ha sido la mejor, no estaría tan seguro, la propia OMS dice haber alertado al gobierno mexicano sobre rumores de brotes de influenza y, al parecer, el gobierno mexicano lanzó la alerta solo por presión de la OMS y otras agencias de salud internacionales... En fin, hay mucho que no sabemos, el secretario de salud ha reconocido que varios estados no estan enviando información oportuna, asi que no sabemos si en las montañas de guerrero, por poner un ejemplo, sigue habiendo muchos casos y poca presencia del sistema de salud. Creo que una evaluación seria del comportamiento de las autoridades requiere un poco más que ver soldados repartiendo cubrebocas...

Anonymous said...

Yo quiero a Julio Frenk de regreso, seguro el tendria, al menos, una mejor cara que Cordova para decir las cosas. Creo que en estos casos, siempre habra quienes digan que se hizo poco y no se hizo a tiempo y quienes, al contrario, crean que se sobre-actuo.

Anonymous said...

Totalmente de acuerdo con el anonimo anterior. Solo diria que, ojala, que la evaluacion se haga de manera seria, sin sesgos partidistas, y con el afan de mejorar las cosas.

Saludos,

Mariano