Tuesday, January 05, 2010

Becker: Sobre la Legalización de las Drogas


Gabriel Estrada, estudiante del CIDE, me hizo el favor de enviarme una entrevista que hiciera junto con Javier Martín Reyes (también estudiante del CIDE) al Premio Nobel de Economía y Profesor de la Universidad de Chicago, Gary S. Becker.

En dicha entrevista, cuya versión íntegra la pueden ver aquí, el Profr. Becker aborda el tema de la legalización de las drogas y dice cosas como las siguientes:

1) Que la guerra contra las drogas es costosa en dinero, recursos humanos, vida comunitaria y por la corrupción que genera.

2) Que la comercialización de las drogas debería darse a través de una industria competitiva y que se debería permitir la publicidad.

3) Que los efectos sociales negativos de la legalización del consumo de la marihuana podrían ser menores que los asociados al consumo de alcohol.

4) Que la clave es legalizar las drogas en Estados Unidos. Que serviría de poco hacerlo sólo en países individuales como México.

5) Que despenalizar el consumo no es suficiente. Que hay que avanzar hacia la despenalización de la producción y distribución de las drogas.

6) Que podría ser más viable políticamente legalizar las drogas, al mismo tiempo que se les aplica un impuesto y se destina una parte de la recaudación a campañas educativas.

7) Que el no ha consumido drogas.

9 comments:

Fernando said...

Y conste que fue un economista destacado de EE. UU. y anteriormente también lo dijo el Wall Street Journal que son gente "nice", no nomás lo proponen los "nacos" del PRD y de la UNAM, eh.

Gabriel Alberto Martínez Roa said...

Sin duda la entrevista señala muchas cosas interesantes, dignas de discutir ampliamente. En lo personal, me perece que hay un punto en la discusión en el que se toman muchas cosas por sentado: ¿La legalización de las drogas es suficiente para acabar con los incentivos de distintos grupos que los llevan a estar armados y organizados?

Que hay de los incentivos a mantener monopolios locales, a evitar el pago de impuestos (si fuera el caso), a comercializar el producto en zonas no permitidas (esto, pensando en escuelas, por ejemplo)

Además, me resulta muy incomoda la comparación que se hace entre el alcohol y el cigarro y "las drogas" como si fuera posible englobarlas todas en un conjunto homogéneo. ¿Hasta qué punto es correcta dicha comparación?

Por último, me parece que un tema fundamental que se aborda en la entrevista pero, desde mi opinión, que no se profundiza en él es el costo en términos de desarrollo de capital humano. Ya que, tomando en cuenta el aumento en el consumo que señala Becker, el daño que ya se genera con el status quo, probablemente aumentará.

El cisne negro said...

Esto es liberalismo u ortodoxia económica congruente...

Alex said...

Por supuesto que la legalización sería un gran avance en nuestra sociedad, mas sin embargo tiene que ir acompañada de un programa educativo prácticamente nuevo sobretodo en México, el cual se podría llevar acabo si se destinara el dinero con el cual se financia la lucha contra el narcotráfico para mejorar las escuelas, alimentación y salud de la juventud. Además bien se sabe que las drogas como son el tabaco y alcohol son las causantes de gran número de enfermedades y muertes al año inclusive más que las muertes por VIH o la tan de moda influenza AH1N1, pero claro existen intereses económicos muy fuertes que hacen a los políticos evitar este tema. El que lo haga en México además tendrá que lidiar con la iglesia católica la cual mete su nariz para influenciar la opinión de sus feligreses y no creo que tomen muy bien este tema.

Anonymous said...

"quien sabe que jabón patrocina a este premio nobel"

Arturo said...

La legalización de las drogas debe ser a nivel continental, legalizarlas en un solo país, incluso Estados Unidos, sería absurdo. Si se legalizan solo en un país, que no sea EUA, convertiría a este país como plataforma de producción de droga y después, como hasta ahora lo han hecho, exportarían de manera ilegal la droga a todo el continente, especialmente a EUA. Si se legaliza exclusivamente en EUA, este país se convertiría en plataforma de producción y exportarían ilegalmente la demás droga a los demás países, por lo que tampoco implica acabar con el negocio de la droga, ni con la ilegalidad, ni con la violencia (¿que no sería tan fácil? ¿y el tráfico de armas de EUA a todo el mundo qué? Entonces no digan que no se puede solo por llevarme la contra).

Como pueden ver, la legalización debe ser continental. Por otra parte, si se trata de acabar con el negocio de los ahora productores y vendedores ilegales, permitir que haya competencia no es la solución, pues solo habría más productores, menores precios y mayor mercado. Permitir la legal competencia no acaba con el negicio de la droga, solo lo hace más grande, pero dividido entre más productores. En el mejor de los casos, disminuye las ganancias percápita. Además no han considerado algo: la libre competencia genera estímulos a la innovación; veríamos en el mercado drogas cada vez más sofisticadas y posiblemente más edictivas (claro, los tontos dirán que es al revés, que una droga más sofisticada debería ser menos adictiva. Se les olvida que es precisamente la adictividad de las drogas lo que las hace un buen negocio, por tanto no existen incentivos a disminuir su adictividad, sino lo contrario).
Legalizar las drogas y privatizar su producción, distribución y venta sería un suicidio en términos sociales. La solución, en efecto, es legalizarlas, pero el Estado debe acaparar todo el proceso de producción hasta su venta e invertir una parte importante de las ganancias en investigación para producir drogas menos adictivas y la otra parte en tratamientos de desintoxicación y educación. Esta sería, desde mi punto de vista, una verdadera solución, pues reduciría al mínimo el negocio de los que pretendan seguir en la ilegalidad, ya que tendrían que competir con el estado de manera desventajosa, lo que a la postre los incentivaría a salir del mercado. Por otra parte, permitiría y facilitaría la creación de un padrón de adictos y su posterior atención para desintoxicación. Es una solución buena, bonita y sin costos.

Gabriel Alberto Martínez Roa said...

Me parece muy atinado el comentario de Arturo; no obstante, creo que la creación de una para-estatal sólo es atractiva en papel y políticamente. Me parece que debe ser una solución en la que haya incentivos para que la gente salga del mercado, y no lo contrario (como sería en el caso de una legalización y privatización simplona. Me parece que no es sabio ir haciendo avances y ver como funciona, porque la sociedad no es un laboratorio. (no sólo lo digo porque no sea ético experimentar de esa forma, sino porque la sociedad no se comporta como tal, y a pesar de obtener observaciones las limitantes de éstas serán importantes y muy costosas.)

Se debe, entonces, pensar en lo peor y reducir los riesgos. No podemos confiar demasiado en campañas educativas. Debemos tomar en cuenta la irracionalidad en la que un adicto puede incurrir, y debemos entender plenamente los incentivos del mercado informal, al cual la gente recurre en otros ámbitos a pesar de que éstos estén bien contemplados y legalizados.

GTFYT said...

SI A LA LEGALIZACION
NO A LA COMERCIALIZACION


HASTA DONDE PINCHES VA A LLEGAR SU AMBICION DE SACARLE DINERO A TODO... HASTA DONDE PINCHES. DE VERDAD QUE TRISTE

Carmen G. said...

Conincido en la mayoría de los puntos de su opinión, pero debo mencionar que estoy en desacuerdo en los puntos 2 y 3.

En el 2 debido a que se podría crear la idea de que drogarse esta bien y pienso se introduciría en la cultura el consumo de drogas como algo indispensable para la sociedad.

En el 3 sobre los efectos negativos en comparación con el alcohol, cabe mencionar que cada órganismo es diferente pues cualquiera de los 2 (droga y alcohol) puede resultar contraproducente.

Respecto al resto de los puntos me parecen dignos de analizarlos más a fondo en un futuro.