Wednesday, March 16, 2011

Blanchard: El Futuro de la Política Macro

He aquí las conclusiones a las que llegó el reconocido profesor de MIT y actualmente Economista Principal del Fondo Monetario Internacional después de un importante seminario que tuvo lugar la semana pasada. Creo que con excepción de 2 y 3, las demás son bastante generales o muy poco informativas.

1. Tras la crisis hemos entrado en un mundo totalmente nuevo, un mundo muy diferente para la formulación de políticas; tal vez no sea un mundo feliz, pero no nos queda más alternativa que aceptarlo.

2. En el secular debate sobre el papel que deben cumplir los mercados y el Estado, el péndulo se ha desplazado —al menos un tanto— hacia el Estado.

3. La crisis dejó claro que existen muchas distorsiones que conciernen a la macroeconomía, muchas más de lo que pensábamos. Las habíamos ignorado, pensando que pertenecían al ámbito de competencia de los microeconomistas. Al integrar las finanzas en la macroeconomía, comenzamos a descubrir en las finanzas distorsiones que conciernen a la macroeconomía.

4. La política macroeconómica tiene muchas metas y muchos instrumentos

5. Podemos tener muchos instrumentos de política, pero no sabemos muy bien cómo usarlos. En muchos casos, no sabemos con certeza lo que son ni cómo deben utilizarse, ni si funcionarán o no.

6. Si bien estos instrumentos son potencialmente útiles, su utilización plantea una serie de problemas de política económica.

7. ¿Qué hacemos ahora? Para los investigadores, el futuro es apasionante.

8. Las cosas son más difíciles en lo que respecta a las políticas. Dado que no sabemos a ciencia cierta cómo usar las nuevas herramientas y estas pueden utilizarse mal, ¿cómo deben proceder los responsables de formular las políticas?

9. Debemos moderar nuestras expectativas.
Pueden ver el artículo completo haciendo clic aquí.

2 comments:

Gil said...

Este tipo es un imbécil. Para los investigadores es apasionante, para millones de hambrientos y desempleados es una cuestión de vida o muerte. De seguro cobra en alguna oficina privada como lo hacia Larry Summers para financiar sus panfletos.

Anonymous said...

El punto 1 como los cuentos de hadas.

Sobre el dos me parece que debería ser mejor un equilibrio entre ambos. Tomar a la economía con su teoría y ampliarla a la parte ÉTICA moral justicia.