Thursday, May 07, 2009

Mitos Geniales sobre la Influenza AH1N1 (I)

Están circulando a gran velocidad dos mitos geniales sobre México y el virus de la influenza humana A(H1N1):
  1. Que México alertó con rapidez a las autoridades sanitarias mundiales de la existencia del nuevo virus, lo que habría permitido mitigar los efectos de éste a nivel mundial (en su versión más chabacana, esta versión habla incluso del papel heroico y de defensor de la humanidad que asumió nuestro país en esta batalla contra el virus).

  2. Que México está siendo castigado injustamente por la comunidad internacional por haber mantenido informado al mundo, de manera abierta y transparente, sobre la evolución del brote epidémico en nuestro país.
Estás conclusiones se basan, al menos parcialmente, en un trabajo elaborado por Bradly J. Condon y Tapen Sinha titulado "Chronicle of a Pandemic Foretold: Lessons from the 2009 Influenza Epidemicy" y, por el otro, en análisis y opiniones de expertos como el ex-Secretario de Salud, Julio Frenk, quien recientemente publicara un artículo en el New York Times titulado "México's Fast Diagnosis" (y cuya traducción pueden leer aquí).

Otras versiones similares o con ligeras variantes pueden verse aquí y acá, por no mencionar a los inumerables artículos de opinión en la prensa mexicana que repiten estas interpretaciones.

En este post me voy a referir al primero de estos mitos y, en un segundo post, abordaré lo concerniente al otro aspecto.

Con respecto al primer tema, veamos lo que dice el ex-Secretario Frenk:
"me impresionó la forma en que los científicos médicos en el país percibieron, con rapidez, la tendencia inusual de la enfermedad en contra de un antecedente de influenza estándard, luego analizaron el virus y alertaron a las autoridades de salud globales. Su acción rápida dio a otros países la advertencia que necesitaban para buscar el virus nuevo, por lo que casos de la influenza A ya han sido descubiertos en docenas de países —casos que, de otro modo, habría pasado mucho tiempo en que fueran reconocidos—.
Así, el ex-Secretario Frenk sugiere que fueron los científicos médicos del país quienes percibieron, analizaron y alertaron con rapidez sobre la existencia del nuevo virus.

Nada más alejado de la realidad, desafortunadamente. Ni los científicos médicos ni las autoridades sanitarias del país pudieron haber alertado a nadie del nuevo virus por varias razones:

Primero, el nuevo virus, en realidad no era nuevo, ya había sido descubierto a mediados de abril por autoridades sanitarias de Estados Unidos ("On April 14, 2009, CDC received clinical specimens and determined that the virus was swine influenza A (H1N1)"), quienes incluso emitieron un reporte público el 21 de ese mismo mes alertando a la comunidad médica sobre los casos de dos niños de California que portaban este virus y que, al no tener antecedentes de haber convivido con puercos, sugerían la posibilidad de haber sido contagiados por otros humanos ("The lack of known exposure to pigs in the two cases increases the possibility that human-to-human transmission of this new influenza virus has occurred").

Segundo, no tenían forma de saber que se trataba de un nuevo virus, es decir, no contaban con la tecnología ni con el equipo apropiado para poder identificar al nuevo virus. Como ya es sabido, el jueves 23 por la tarde, las autoridades mexicanas fueron informadas por un laboratorio canadiense que las muestras obtenidas en pacientes mexicanos correspondían al nuevo virus. Casualmente, justo en el momento en el que las autoridades mexicanas se estaban enterando que el virus ya estaba presente en casos locales, las autoridades sanitarias de Estados Unidos ya se encontraban ofreciendo una conferencia de prensa sobre el tema de la entonces todavía denominada influenza porcina, en donde explicaron con todo detalle las características de la enfermedad, porque podría ser peligrosa la aparición de este nuevo virus y que medidas de supervisión estaban tomando. De manera interesante, en esa misma conferencia de prensa, Donald Mc Neil, del New York Times, planteó la siguiente pregunta:
These cases were all spread out along the Mexican border. Are you in the – there has been reports that the Mexican authorities informed the Canadian authorities that they were having a particularly bad flu season this year with a high case fatality rate. Can you tell us more about what you are doing? Are you typing cases from Mexico? Are these cases all among Mexican Americans or unusual number of them or anything more about a Mexican connection?
Es decir, que al menos algunos medios informativos ya estaban al pendiente de la situación en México y ya percibían como algo sospechoso no sólo el elevado número de casos de influenza en el país, sino también su aparente letalidad.

Tercero, las autoridades mexicanas no pudieron haber alertado a nadie porque todo su proceder en esta crisis fue reactivo, no proactivo. De acuerdo a una excelente crónica publicada hoy por el diario Reforma se puede saber lo siguiente:

Que el 11 de Abril, el Grupo de Alerta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) , con base en información periodística de medios mexicanos, pidió a la Secretaría de Salud verificar un supuesto brote de influenza en la comunidad de La Gloria en Perote, Veracruz ("Debido a que el Reglamento Sanitario Internacional está en vigor solicitamos utilizar el instrumento de decisión para evaluar si el acontecimiento notificado constituye o no en este momento un riesgo de salud pública de importancia internacional").

En su respuesta, el funcionario de la Dirección General de Epidemiología (DGE), Hugo López Gatell "anexó el formato de notificación de una emergencia de salud pública de potencial importancia internacional (ESPII), por tratarse de evento inusitado para la localidad y la época del año, pero descartó que pudiera tratarse de un nuevo virus o que implicara un riesgo significativo de propagación internacional" (énfasis mío).

Posteriormente, el 17 de abril, el Grupo de Alerta de la OPS "pidió a la DGE que verificara la información publicada por un medio local de Oaxaca que advertía sobre la ocurrencia de un brote de neumonía atípica en el Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso y mencionaba rumores de la existencia de un brote de coronavirus humano. (...) Al igual que en el caso del brote en Perote, la OPS pidió a México notificar si el evento constituía o no un riesgo de salud pública de importancia internacional."

La respuesta de parte de la DGE se dio el mismo día: "Tenemos bien identificada la situación. No se trata de un brote; es un sólo caso de neumonía grave, presumiblemente viral, en una mujer de 37 años con diagnóstico reciente de diabetes".

Quizá sea causalidad, pero en ambos casos se confirmó posteriormente la existencia del virus A(H1N1).

Finalmente, las autoridades mexicanas no pudieron haber dado la alerta a las autoridades de salud mundiales, porque ni siquiera parecían estar conscientes o preocupados por la magnitud del problema de influenza que ya estaba ocurriendo en el país a pesar de las múltiples señales de que algo anómalo estaba pasando. De hecho, todavía el mismo día en que se conoció la información del nuevo virus, las autoridades sanitarias del país seguían minimizando el problema de la influenza en México. Vean aquí las declaraciones de 3 de los más altos funcionarios del sector salud de nuestro país que fueron citadas por diferentes diarios el 23 de Abril:

Declaración del Secretario de Salud (Reforma, 23 de Abril):
"Esto no es pandemia de influenza (...) Estamos viendo una prolongación de la época estacional de la influenza, que normalmente se termina en febrero. Estamos viendo casos en marzo, en abril, que muy probablemente estén relacionados con una epidemia que hubo en Estados Unidos, que también generó algunas defunciones. Digamos que es la colita de la epidemia que nos está afectando a nosotros".
Según una nota de El Universal del 23 de Abril,
"Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirmó que no hay motivo de alarma, pero la dimensión real de este problema se conocerá hasta dentro de dos semanas, cuando se llegue al “pico” de la transmisión. Adelantó que el número de defunciones a causa de la influenza crecerá en los próximos días, porque hay pacientes graves que están entubados y la mortalidad en ellos es alta. "
Y aquí lo que reportó el periódico Excelsior el mismo 23 de abril:
"(...) el doctor Miguel Ángel Lezana, director general del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades, aclaró que no existe un brote de influenza en el Instituto ni en el país. Se trata de la presencia de casos de esta enfermedad respiratoria contagiosa fuera de la temporada tradicional que es de octubre a febrero."
Ahora bien, otra pregunta posible es si los funcionarios de salud del gobierno mexicano tenían elementos para sospechar que algo grave estaba pasando en el país. La respuesta nos la da una información que difunde hoy la Secretaría de Salud. Vean las siguientes dos gráficas. La primera muestra los datos semanales del número de consultas de urgencias por neumonía en el INER en los meses de Abril de los últimos 3 años:

[Nota: Pueden ampliar las imágenes haciendo clic sobre ellas]


La segunda gráfica muestra la distribución por edad de los casos de neumonía severa en años y meses recientes:


Ambos casos muestran un comportamiento notablemente atípico. En la primera gráfica se observa un aumento importante en el número de consultas de urgencias a partir de la 10a semana del 2009, es decir, a partir de mediados de marzo, mientras que en la segunda gráfica se observa un aumento desproporcionado en el número de casos severos en personas en edad productiva durante el mes de abril. ¿Cómo explicar entonces las declaraciones del 23 de abril de los funcionarios de la Secretaría de Salud? ¿Pueden interpretarse estos datos como indicadores de una simple "colita de la epidemia" de influenza estacional?

¿Alguien seguirá creyendo que las autoridades mexicanas percibieron, analizaron y alertaron a las autoridades mundiales sobre el problema o que su desempeño fue ejemplar y que merece un aplauso? Yo no.

28 comments:

Anonymous said...

Gerardo:
Creo que los comentarios "chabacanos" son los tuyos. Menosprecisas de manera directa la capacidad científica de México, en especial en temas de salud y medicina en donde -no lo es en todo, pero aquí sí- México es un actor importante y realiza investigación de frontera, con aportes y actores de nivel mundial. Ciertamente MEXICO NO DESCUBRIÓ un virus nuevo (como bien dices, el H1N1 se conoce en reportes científicos desde hace décadas), pero decir que no teníamos capacidad para estudiarlo o identificarlo es absurdo: hasta en instituciones privadas de análisis clínicos o universidades que contaran con un PCR (termociclador, hay miles en México) o técnicas de inmunoensayo (un poco más caras, pero disponibles en al menos una centena de sitios en México) podrían haberse hecho pruebas, previo aseguramiento de contar con los anticuerpos o fragmentos para hibridización correspondientes (que simplemente se solicitan al CDC o a los centros de referencia correspondientes). De hecho, en México habían al menos 3 grupos trabajando con virus de influenza porcina (en colaboración con instituciones extranjeras la mayoría). Uno de ellos en el CIAD (Sonora), investigaba precisamente transmisión de este virus hacia cierto tipo de células para evaluar su capacidad de propagación e infección, y contaba para ello con la infraestructura necesaria (por mencionar solo un ejemplo).
Los análisis que hacen Frenk o Condon-Sinha, son no solo objetivos (no ganan nada ni tienen intereses políticos o comerciales con México, el primero es director de la Facultad de Salud Pública en Harvard Medicine School, los segundos son destacados profesionistas miembros del SNI en el ITAM o analistas de riesgo para ING, y saben de lo que escriben).
En fin, tu con la información con que cuentas gracias a tu interés por la epidemia, podrías haber hecho un análisis de fondo mucho mas completo y objetivo, pero creo que tu visión política te hace parcial y perdiste una oportunidad de hacerlo. Lo lamento mucho.
Ojala y publicaras este comentario, aunque creo que no lo harás.

Luis Felipe said...

Colegas,
Este es un argumento muy solidamente construido por Gerardo. Asi lo son en general sus posts. Leyendo los comentarios a post anteriores, especialmente la inexplicable preocupacion que les causa a algunos el nombre del blog, me puse a pensar que estos mismos criticos habrian dicho a Descartes: "es un error que la duda sea un metodo". Disentir inteligentemente no solamente puede ser un placer para quien disiente, sino que es un placer para quienes acudimos al resultado de ese proceso para alimentar nuestra comprension de la compleja realidad que vivimos. Ademas, es un elemento esencial de una democracia sana. Solamente en Mexico, con su "gen" priista originario, se cree que la democracia es por consenso. Diria Luis Salazar: "La Etica Guadalupana y el espiritu del priismo..."

Anonymous said...

Sera el sereno pero en el blog se publican comentarios negativos contra el gobierno con demasiada frecuencia. No es objetivo, ni tampoco es una fuente de información confiable (con excepción de los alumnos-fans del Profe Esquivel que le aplauden hasta las inasistencias).

Es inútil etiquetar un blog con intenciones politiqueras con una falsa etiqueta de "reflexiones científicas".

Como algunos han hecho referencia al nombre del blog, no queda mal bautizarlo como "El placer de resentir".

El Nahual said...

Y que me dicen de la falta de tecnología para analizar las muestras de los pacientes y la falta de un sistema en México que las analice rutinariamente en busca de amenazas? Las muestras de Edgar Hernández y de María Adela Gutiérrez fueron tomadas el 8 y 9 de abril respectivamente y estas no se analizaron hasta algún día entre el 22 y 23 de abril. Fue solamente hasta que se acumularon más casos de influenza A y muchas muertes que se decidió enviar 51 muestras a análisis a Canadá. A esto no le llamo una respuesta rápida ante una amenaza de salud pública.
Francamente no creo que haya sido rápida la respuesta del gobierno mexicano, todo lo contrario, fue muy lenta para detectar la amenaza, y tal vez por eso, tuvo que reaccionar agresivamente para corregir su error. En definitiva si es un mito genial el de Julio Frenk.
Ahora bien, me parece que México ha incurrido en costos muy altos para detener esta crisis sanitaria (en buena medida por la falta de medidas de prevención e incompetencia de funcionarios), los cuales tienen beneficios no sólo locales, también sobre otras naciones del orbe. Si bien esto es cierto, lo máximo sería un reconocimiento a la nación por el esfuerzo (por que el costo lo paga la población y han sido los que han actuado mejor), pero acompañado de una severa crítica al gobierno por sus múltiples fallas, tal y como lo hizo Brasil.
…y como todo, en una crisis, cualquier político buscara como sacar provecho a esta situación, y el gobierno federal y el del DF lo han usado para apuntalar su imagen, escribiendo sus mitos en esta historia…a costa de atemorizar a la población. ¿Les seguiremos creyendo?

Anonymous said...

pues yo conocí el blog siendo estudiante no del COLMEX

y si pienso

lo de "fans" es divertido
tendría que ser el Dr. Gerardo Esquivel el agente 007 y los alumnos el equipo

Anonymous said...

Gerardo,
Creo que estas siendo sumamente injusto con la SS y los epidemiologos del pais.

Te enoja que se diga que "Mexico salvo a la humanidad". Puedes crear un argumento al respecto, pero de ahi a mencionar que las autoridades reaccionaron mal, y tardiamente, y ademas acusarlas de no estar "preocupados" por la influenza [antes de la alerta] me parecieron un poco exagerados e injustos.

La CDC lanzo la alerta en Abril 16. Mexico declara la epidemia en Abril 23. Lo mas que puedes decir es que se declarara la epidemia en Abril 17-18. No antes de esa fecha. Desde mi punto de vista, la respuesta de 5 dias es sumamente rapida.

Se agradecen los links en tus posts. De ahi obtienes unas grafica para ser mas persuasivo en tu punto de que habia algo anormal en Abril. Esto es correcto. Pero cuanto tiempo tarda la informacion para que sea analizada de esa forma. Y aun cuando llegara en la misma semana o dias de retraso, como se puede saber que es de un nuevo virus y no la influenza regular?
Supongamos que las autoridades observan sin tiempo de retraso en la segunda semana de Abril: 20 consultas en exceso de lo normal en el INER (si unicamente 20, asumiendo que son en unidades y no decenas o centenas), y 60 hospitalizados por neumonia en todo el pais (en una grafica que no incluyes). Que querias que se hicieran con esos numeros? Otra vez, esto pasa hasta la 2a semana de abril de acuerdo con los numeros publicados. En mi opinion, no creo que esos numeros sean significativos para lanzar la epidemia nacional. Por lo tanto, con la informacion publicada no creo que la autoridad haya podido intervenir antes de Abril 15. Asi que creo que la respuesta fue sumamente rapida una vez que se supo que se trataba de un nuevo virus. Y si uno no le quiere aplaudir por los actos, al menos se le tiene que reconocer su rapidez y decision. Me gustaria citar a Julio Frenk como tu lo haces (de otro articulo en el NYT): "My impression — as an external observer, and that’s what I am now — is that the response has been quite competent... Not perfect, but quite competent."

En otro post, te enoja las medidas excesivas que se han tomado. Y en algunas puede que estes en lo correcto, pero ponte a pensar tambien que Mexico no tiene el numero de antivirales que tienen los paises desarrollados (hasta donde tengo entendido solo tenemos 1 millon para 100 millones de personas!). Tampoco tenemos la idiosincrasia con respecto al tratamiendo de enfermedades similar a paises desarrollados. Que es lo que nos queda entonces? Lo mejor creo yo que podemos hacer es ayudar en la prevencion, dado que en el tratamiento tenemos deficiencias. Y creo que el gobierno pensaba o piensa de esa forma, lo cual no se me hace del todo incorrecto.

Saludos,
R.

Anonymous said...

Pues eso si

se necesita un análisis costo-beneficio

"tenemos 1 millon para 100 millones de personas!). Tampoco tenemos la idiosincrasia con respecto al tratamiendo de enfermedades similar a paises desarrollados. Que es lo que nos queda entonces? Lo mejor creo yo que podemos hacer es ayudar en la prevencion"


cómo le hizo la CDC para lanzar la alerta en Abril 16?

Anonymous said...

Como die mi mamá "no hay pero ciego que el que no quiere ver", ahora resulta que el cuento ese de que Calderón salvó al mundo de la influenza es muy objetivo y que cualquier cosa que difiera de eso son comentarios mal intencionados.
Basta recordar que la tasa de mortalidad en México por éste nuevo tipo de influencia es la mas alta en los países en los que se ha presentado; y habría que echarle un ojo a los demás casos de influenza (los que eran sospechosos y luego se descartaron).
Un ejercicio interesante sería saber en que condiciones vivían los que se enfermaron, de que estrato social son, donde tuvieron la primera atención, tanto para los sanos como para los que fallecieron, tan solo para darnos cuenta de como esta funcionando el sistema de salud.
Por otra parte, hasta donde sabemos por las noticias, no se tuvieron laboratorios en México para analizar las muestras hasta una semana después cuando llegaron los de la CDC, asi que si había capacidad en México quien sabe donde estaba.
No creo que podamos decir que se manejó mal la situación, pero si creo que dista mucho de ser ejemplar.
Saludos

Anonymous said...

Estupendo análisis Gerardo. Mi post favorito en tu tema de "Influenza Porcina."

Un anónimo comentó que éste no es un blog con información confiable. Le recuerdo que éste es un blog, no un periódico (a ese anónimo le dejo el link de El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/noticias.html). El autor del blog, y de eso se trata, está obligado a expresar su opinión y no tenemos que coincidir con él. Los posts son en general bien fundamentados y con links para rápido acceso a otras opiniones. En especial en este post, del que el anónimo se queja de la información poco confiable presentada, uno puede accesar rápidamente la mayoría de los documentos que están de acuerdo con las acciones del gobierno.

Saludos!

Anonymous said...

Yo no voy a discutir la capacidad intelectual y técnica del Dr. Frenk, pero decir que el pueda ser un observador imparcial y que Gerardo no lo es. Es muy probable que el anterior Secretario de Salud haya estado involucrado en el diseño de los programas de prevención que tenemos actualmente, así que decir que es el observador imparcial, mientras que Gerardo, por ser alguien que frecuentemente crítica al gobierno no lo es, se me hace una tramenda vacilada de quien lo asegura. Mejor deberían ponerse a discutir los temas de fondo que Gerardo plantea, y que no se les suba la temperatura.

Anonymous said...

No me convence el argumento de que el gobierno actuó en forma negligente, reactiva, o incluso lenta. La situación es tan particular que es muy difícil determinar los parámetros para evaluar su actuación. Para tener algun punto de comparación, tenemos que referirnos a la forma en que otros gobiernos actuaron en situaciones similares, y la verdad es que, viendo lo que ocurrió con el SARS o el H5N1, no me parece que el gobierno mexicano lo haya hecho tan mal.

Tomará tiempo saber realmente qué tan oportuna y eficaz fue la respuesta de las autoridades de salud, pero por ahora me quedo con lo que dice Laurie Garret, quien es senior fellow for Global Health del Council on Foreign Relations (y quien, por cierto, no tiene nada que ver con México o su gobierno):

"...Happily, Mexico has shown the world how a responsible nation can respond to a potential pandemic. By moving swiftly to shut down schools, entertainment and places of social congregation, Mexico—an already beleaguered economy—is facing dire financial consequences. But its dramatic actions may be saving Mexican lives, and slowing down the outbreak of 2009. In that sense, the world owes Mexico a big gracias. Governments the world over would do well to pay attention to Mexico's response, and learn from it...".

(Aquí el link al artículo completo:http://www.newsweek.com/id/195692/output/print).

Saludos!

Anonymous said...

Richard Besser, el director del CDC, en una conferencia de prensa el día de hoy:

"I really want to recognize the collaboration that's been taking place in Mexico. They have been very open to working as part of a trinational effort and inviting experts from Canada and United States to participate. This is really, I think, remarkable model and example for the global community... What we've learned in Mexico has been incredibly important to our response efforts here in the United States..."

Anonymous said...

Pues entre las opiniones (repito, o-pi-nio-nes) de funcionarios internacionales o de ex-funcionarios públicos y los datos duros presentados por Gerardo, no cabe duda de que me quedo con estos últimos.

Gracias Gerardo. Muy buen post.

Anonymous said...

Muy bien, pero ¿qué demuestran los datos duros de Gerardo? En mi opinión, sólo dos cosas:

1. Que más o menos desde principios de Abril el gobierno sabía que algo raro estaba ocurriendo, pero no tenía claro de qué se trataba. Dado que se trata de una nueva variante del virus H1N1, NADIE podía saberlo para entonces (al respecto, les recomiendo la siguiente entrada en el blog de Guillermo Sheridan: http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?title=diario_de_un_viru_viernes_1&more=1&c=1&tb=1&pb=1&blog=8).

2. Que ANTES DEL 17 DE ABRIL el gobierno mexicano no consideraba que lo que estaba ocurriendo en México implicaba un riesgo significativo de propagación internacional. Y hacía bien en no considerarlo así pues para ese momento ni siquiera se sabía que el número atípico de casos de influenza se debía a una nueva variante del virus H1N1.

Añado a esto una cita del texto de Condon y Sinha al que hace referencia Gerardo: "...Criticism regarding the Mexican government’s response ignores the complexity of recognizing and responding to an unexpected public health emergency...". Hasta ahora no he escuchado una sola voz de quienes saben de esto (es decir, de quienes reconocen la complejidad del asunto) que haya criticado la reacción del gobierno mexicano. Por supuesto, esto no es razón para ser autocomplacientes. Habrá que demandar una revisión exhaustiva de lo que hizo el gobierno y criticar lo que sea criticable.

Reitero, sin embargo, que para hacer una evaluación objetiva de la reacción del gobierno, es indispensable tomar en cuenta que enfrentaba una amenaza de salud pública NUEVA. Los datos nos dicen, eso sí, que el país no parece tener la infraestructura necesaria para detectar, aislar, e identificar un nuevo virus con la rapidez que un evento de esta naturaleza requeriría.

Fuera de eso, ninguno de los datos que aporta Gerardo sirven para fundamentar la idea de que la reacción del gobierno mexicano fue "reactiva" (como él dice), o bien lenta o negligente. Insisto en que para llegar a dicha conclusión, tendríamos que comparar la reacción del gobierno mexicano con la de otros gobiernos en situaciones similares.

Saludos!

Eduardo said...

Me gustaría leere los "brillantes" análisis de los Anonimos que siempre, hacen un importante esfuerzo por minimizar los análisis del Dr. Gerardo Esquivel.
En dónde podemos leer sus reflexiones, claro motivadas por ellos mismos y no hasta después de que el Dr. Esquivel publicó algo?
O será que únicamente son defensores, a toda costa, de lo que haga y diga el Estado?
Quienes son esos Anonimos?.
Me queda claro que no se trata de estar en contra de cualquier actitud del Estado, pero también me queda claro que éste no es el caso.

Anonymous said...

De verdad que este tipo de post me gustan, ante un argumento sólido, los defensores del gobierno no hacen más que atacar de manera personal. Y no negarán los seguidores de este blog que aquí, en post y comentarios, se dijeron muchas cosas antes de que se les prestara (o preste) atención en otros lugares más efectivos. Sólo en México se persignan cuando se critica duramente al gobierno, pues por eso tenemos a estos fraudulentos, Ya los quiero ver cuando regrese con más fuerza el virus y ahora si se le acuse con más dureza a nuestro gobierno salvador, como si de verdad les importaran los muertos. Cómo le pusé en mi comentario en su primer post de Pánico!!!, nuestros salvadores querían que no se hiciera alboroto de la noticia, pero con los resultados de los labs de Canada se espantaron y entonces no supieron que hacer, es evidente no se como alguien puede negarlo.
Saludos

Anonymous said...

Dr. Esquivel

Debo confesar que esta es la primera vez que entro a este blog y que llegué a el por recomendación de un amigo muy respetable.

Tambien debo decir que yo era de los que le daban el beneficio de la duda al Gobierno Federal en el tema de la influenza humana. Sin embargo, mi percepción ha cambiado radicalmente a raíz de leer el artículo del Dr. Esquivel. Me parece que se trata de una argumentación intachable y muy completa. También he tenido la oportunidad de leer los documentos que nos sugiere el Dr. y me han ayudado a formarme una opinión que, en lo general, coincide con la emitida por el Dr. Esquivel.

Doctor, le agradezco mucho su opinión y su análisis que yo encuentro muy objetivo y bien fundamentado. A diferencia de otras personas que hacen referencia a una visión sesgada y con tintes políticos, debo decirle que yo no encontré eso en ninguna parte de su trabajo y que me ha sorprendido muy gratamente.

Le envío un cordial saludo,

Dr. Flores

rosna amador said...

Me parecen muy interesantes tus reflexiones porque además nos remites a información documentada.Que viertes una opinión no es lo que está en discusión, que lean y se forme cada quien una opinión.Por mi parte siempre me pone de buen humor leerte gracias.

Anonymous said...

Me cae que por personas como los anónimos de las 4:38 y 7:49 estamos como estamos. Pinche mentalidad jodida, mediocre y conformista! "Se hizo lo que se pudo." En serio. Pinche mentalidad ratonil!

Pues claro que es complejo responder a las emergencias! Pero para eso están, no? Si no fuera así como para que tendriamos centros de vigilancia epidemiologica?

La verdad es que esos comentarios solo dan lástima y demuestran lo jodidos que estamos como ciudadanos.

Anonymous said...

Se vuelve una batalla entre los que estan a favor y los que estan en contra de este blog.

Si alguien no le gusta lo aqui expresado, pues que lo deje de ver.

Gracias por la informacion compartida Dr. Gerardo, y gracias por los que disienten del blog y sus comentarios.

Carlos A. López Morales said...

La hipótesis de que las autoridades mexicanas se demoraron en dar a conocer el asunto a la luz de lo que las dos gráficas muestran no se sostiene mucho debido a que no necesariamente se puede saber eso en tiempo real.

El de México, bueno o malo, es un sistema de salud, en el que generar información agregada que demuestre tendencias tomaría un poco de tiempo. Las autoridades, me parece, no podrían haber conocido con prontitud la tendencia (tal vez se requería saber esa información "en tiempo real," y aun no tenemos esa tecnología masificada)... Como sea, unas cuantas semanas me parece rápido tomando en cuenta todas las hipótesis que tienen que descartarse o confirmarse para dar a conocer semejante situación...

Por tanto, me parece equivocado juzgar la supuesta lentitud de la alerta a la luz de las cifras que hoy conocemos y que esas gráficas muestran (al contrario, esas gráficas están disponibles muy rápido...hace algunos años esa información a) o tardaría meses en generarse, o b) sería información confidencial...

Decir que México salvó al mundo no tiene sentido. Tampoco tiene mucho sentido, me parece, decir que el sistema ha sido un absoluto fracaso y que las autoridades no pueden sino equivocarse y ser ineptas...

Anonymous said...

Gerardo:

Que opinas al hecho que la Organización Panamericana de la Salud calculó mediante un modelo impacto potencial, que, con las restricciones de distanciamiento social, protección personal y atención médica oportuna para enfrentar la influenza A implementadas por la secretaría de Salud evitaron la muerte por el virus de al menos a ocho mil 605 personas.

Aqui les dejo la nota completa:

http://www.eluniversal.com.mx/notas/596672.html

Saludos RVG

Anonymous said...

Para volver a la economía, Gerardo, que te parece que los importadores de cemento que fueron saboteados por CEMEX en 2004 van a intentar traer cemento otra vez.

Hay que desearles suerte, por el bien general, en la travesía para llegar a oligopolilandia.

http://www.elsemanario.com.mx/news/news_display.php?story_id=19847

Yo les compro un costal.

Sobre este tema, es muy importante la reciente declaración de la CFC sobre el sector cementero pero no se ha comentado lo suficiente.

¿Cuánto nos habrá exprimido ese olipolio a los consumidores durante tantos años ?

Anonymous said...

Critica experto tardanza

Lamenta científico tras brote del virus falta de transparencia del Gobierno mexicano


ÁNGEL VILLARINO / CORREPONSAL REFORMA

BANGKOK, TAILANDIA (3 MAYO 2009).- El Gobierno mexicano no gestionó bien la situación, tras el estallido del virus y debería ofrecer una información más detallada para enfrentar la epidemia de influenza A H1N1, dijo el profesor Guan Yi, epidemiólogo de la Universidad de Hong Kong y figura clave en la batalla contra las últimas emergencias sanitarias mundiales, causadas por el SARS y la gripe aviar.

"El Gobierno mexicano podría haberlo hecho mejor para frenar el estallido. En la fase inicial quizá no fueron conscientes de lo que estaba pasando. Pero en una segunda fase, cuando ya había varios muertos, las autoridades no informaron a la Organización Mundial de la Salud ni al resto de países a tiempo", declaró en entrevista.

Más detalles en la siguiente página:

http://www.reforma.com/influenza/articulo/497/992482/default.asp?plazaconsulta=reforma

Anonymous said...

8/5/09 12:33 PM

lo ineficiente del sistema de salud, el número de muertos es muy grande

cómo saldrán los resultados para otros países?

Anonymous said...

Si aún le interesa esto de la influenza, aquí un artículo del CDC con gráficas y series de tiempo muy interesantes:
http://www.cdc.gov/h1n1flu/pubs/pdf/FluView_Week17.pdf

Sergio said...

Otra cronología, en Science:

http://blogs.sciencemag.org/scienceinsider/2009/05/swine-flu-outbr.html


12 April
Mexico’s director general of epidemiology, Hugo López-Gatell Ramírez, confirms to PAHO the existence of acute respiratory infections, but says there is no link to fecal contamination of pig farms. Studies continue. Mexico’s focal point considers outbreak to be a “potential public health event of international importance” because it meets IHR criteria: severe public health impact and an unusual event.

Anonymous said...

Estoy completamente de acuerdo con la mayoria de los comentarios vertidos sobre este tema, ahora si no tuviste ni idea de lo que estabas escribiendo y mira que soy de los que seguido vienen a leerte sobre tus acertados comentarios economicos. Creo que no eres objetivo con muchas de las acciones del gobierno federal, me gustaria saber que opinas y porque no escribiste sobre el mitin que realizo el señor Lopez Obrador cuando aun estaba la alerta sanitaria